l

Últimos Posts

El discurso militar 1Silvio Rendon
Goya es también una campesina peruanaSilvio Rendon
Gustavo Gutiérrez: 80 años al servicio de la Fe y ...Gonzalo Gamio
Kapaq ñakariy pachaSilvio Rendon
Las extrapolaciones de la CVR 2Silvio Rendon
CombitosSilvio Rendon
Democracia, igualdad entre los sexos y fundamental...Gonzalo Gamio
Utopías: liberales y paleoconservadoresGonzalo Gamio
CombitosSilvio Rendon
Piscigranjas, ladrilleras y escuelasSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

15 jun. 2008

"I am your father" Por Daniel Salas

La pregunta sobre la paternidad es un cuestionamiento que ha preocupado a hombres y mujeres (especialmente a los primeros) desde que existe la civilización. La razón es muy sencilla: las familias son unidades políticas básicas en donde se aprenden y se ponen en escena los vínculos de lealtad, identificación y poder. En las sociedades arcaicas, previas al mito moderno del individuo, el padre define la legitimidad y la identidad. Quién soy y qué lugar tengo en mi comunidad depende de mi padre y del reconocimiento de mi padre.

Esto cambia en las sociedades modernas, en donde los logros personales se imponen sobre el linaje. La figura paterna ya no posee el peso necesario para definirme e, incluso, se convierte en el personaje contra el cual tengo que oponerme. El parricidio es un gesto moderno y, con mucho énfasis, vanguardista. Nunca como a principios del siglo XX sintieron los artistas la necesidad de oponerse a la tradición, de renombrarse, de transponer las lenguas y de violentar las normas y los estilos recibidos.

La ruptura con el padre es la demanda de una fractura en la historia: quebrar nuestros vínculos con el pasado para reestructurar el sentido del tiempo. La reconciliación con él significa, en cambio, una sutura de esta fractura y una recomposición de la continuidad entre el pasado y el presente.

Hay una escena famosa y emblemática de “The Empire Strikes Back” en el que se ponen en escena los motivos de la filiación, la paternidad y la condición problemática de la herencia de la sangre. Como sabemos, al final de la historia Luke Skywaker y Anakin Skywalker se reconcilian, lo que implica solucionar la contradicción mediante el reconocimiento del poder de los vínculos filiales. El mundo de “Star Wars” es un mundo legendario y, por tanto, en sintonía con la sensibilidad arcaica. Por ello, nada tiene que ver con la ciencia ficción, sino con la reactualización de mitos y relaciones humanas que han atravesado toda la historia; dos de ellos, por supuesto, son la paternidad y la búsqueda de la identidad del héroe.







Darth Vader: There is no escape! Don't make me destroy you. Luke, you do not yet realize your importance. You've only begun to discover your power. Join me, and I will complete your training. With our combined strength, we can end this destructive conflict, and bring order to the galaxy.
Luke Skywalker: I'll never join you!
Darth Vader: If only you knew the power of the Dark Side. Obi-Wan never told you what happened to your father.
Luke Skywalker: He told me enough! He told me you killed him!
Darth Vader: No. I am your father.
Luke Skywalker: ... No... No! That's not true!... That's impossible!...
Darth Vader: Search your feelings, you know it to be true!
Luke Skywalker: NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!! NOOOO...!!
Darth Vader: Luke, you can destroy the Emperor. He has forseen this. It is your destiny. Join me, and together, we can rule the galaxy as father and son. Come with me. It is the only way.


(P.D. Un cordial saludo a los padres contribuyentes o lectores de este blog)

Etiquetas: , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home