l

Últimos Posts

El fascismo y el crimen estéticoDaniel Salas
Presentación de "Economía Dinámica"Silvio Rendon
TLC: espejuelos periodísticosSilvio Rendon
El Síndrome Romerito (II)Silvio Rendon
El Síndrome Romerito (I)Silvio Rendon
García-Chávez: ¿Cambio de alianzas?Silvio Rendon
TLC tuca, ATPDEA papayaSilvio Rendon
MEF: malas ideasSilvio Rendon
El vóley peruano y la teoría del emparejamientoSilvio Rendon
El Perú en pindinga por el ATPDEA y el TLCSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

15 dic. 2006

El Síndrome Romerito (III) Por Silvio Rendon


Fracasado de nacimiento

La película The Hustler entre otras cosas nos resalta el tema de la importancia del coaching para ganar. Una persona con potencial pero sin orientación pensará que no es capaz, que no vale, que no rinde. Buscará cincuenta mil explicaciones, se atormentará con excusas, con acusaciones, pero seguirá sumergida en la derrota, llorando en la playa, sin haber conseguido lo que ya estuvo acariciando y siempre debió ser suyo...

Combinación ganadora: talento con orientación



En esta película de hace cuarenta y cinco años un talentoso jugador de billar encuentra favorable asociarse con un entrenador quien lo orienta y guía en su juego, como en otras dimensiones de la vida. Las citas de esta película son muy aleccionadoras.

Este primer diálogo es ilustrativo:
Fast Eddie: I'm the best you ever seen, Fats. I'm the best there is. And even if you beat me, I'm still the best.

Bert Gordon: Stay with this kid; he's a LOSER.
Fast Eddie (Paul Newman) le va ganando al Minnesota Fats (Jackie Gleason) y ya canta victoria. Bert Gordon (George Scott), el coach del Minnesota Fats, ve ganando a Fast Eddie, pero lo ve inseguro y cansado. Lo ve ganando, pero pidiendo chepa...Por eso le espeta que es un perdedor, un fracasado... Y tiene toda la razón, Fast Eddie pierde....

Posteriormente, Bert Gordon le explica a Fast Eddie lo que vio:
Bert Gordon: Eddie, is it alright if I get personal?
Fast Eddie: Whaddaya been so far?
Bert Gordon: Eddie, you're a born loser.
Fast Eddie: What's that supposed to mean?
Bert Gordon: First time in ten years I ever saw Minnesota Fats hooked... really hooked. But you let him off.
Fast Eddie: I told you I got drunk.
Bert Gordon: Sure you got drunk. You have the best excuse in the world for losing; no trouble losing when you got a good excuse. Winning... that can be heavy on your back, too, like a monkey. You'll drop that load too when you got an excuse. All you gotta do is learn to feel sorry for yourself. One of the best indoor sports, feeling sorry for yourself. A sport enjoyed by all, especially the born losers.
Fast Eddie: Thanks for the drink
Su adversario era el mejor jugador. Y Fast Eddie lo tuvo acorralado, le iba ganando, lo tenía tumbado. Sólo le faltó darle el golpe de gracia. ¿Por qué no lo hizo? Lo dejó ir, lo dejó escapar, le dejó ganar y él perdió. Perder era su elemento, no ganar. Perder era la normalidad, no ganar. Esa es la actitud de un fracasado de nacimiento. ¿Y qué hace el fracasado? Busca excusas y más excusas. Siente lástima por sí mismo, rumia su derrota y su falta de amor propio, se flagela, se atormenta, se rinde antes de tiempo.

Best Gordon le explica aún más (y cito de memoria que no tengo todo el guión): "El Minnesota Fats iba perdiendo, pero se fue al baño y volvió como nuevo, listo para seguir el juego. Tú ibas ganando, pero estabas cansado y en lo único que pensabas era que el juego acabe, no en ganar. Esa es la diferencia entre el que gana y el que pierde".

Loser!

Pues sí, sufrido para el castigo (que ella está de cualquier cosa y su hijito de mendigo), el fracasado vive en la rutina de poder ganar mas no hacerlo, para luego reforzar su sentimiento de capacidad-incapacidad. Capacidad por haber llegado al arco, incapacidad por no ganar. El logro está en llegar al arco, no en meter el gol, y finalmente celebrar la derrota... Esta actitud oculta cualquier talento que pueda haber. De estudiantes escuchamos cosas como "¿Cuál es la gracia de pasar un curso estudiando?" o cierta sanción social al que rinde académicamente. El/la que la hace es el/la que está mal. La sanción social la recibe el que destaca, no el que se queda abajo, bien arropado por mucha gente que lo consuela, pues él la quería, patita...


El complejo de inferioridad inoculado por vía intravenosa


"Lo que derrotó al Perú fue la superioridad de una historia", diría un general chileno después de la guerra del Pacífico. La Covadonga estaba escapándose de La Independencia. "Aquí se fregaron", diría el capitán Condell de la Covadonga, cuando logró zafarse de un arrecife. La Independencia que la perseguía la embistió con todo y se estrelló contra el arrecife. La tripulación de la Independencia en el agua, tuvo que luchar contra las olas golpeando los arrecifes y la fusilería de la Covadonga. Una persecusión que debió acabar victoriosa terminó en una estrepitosa derrota. Casi gana...Todavía seguimos venerando al Caballero de los Mares por su condescendencia con el enemigo. Aldo Mariátegui, controvertido periodista, cuestionaría la corrección de tal condescendencia. Es como para pensárselo y hacer un estudio de movimientos, de todos los movimientos que se agregan para crear un fracaso. En este estudio habría que incluir por supuesto las ideas que siembran el fracaso....

La gran derrota no es ni territorial ni de recursos naturales, sino la recibida en la mente de las generaciones que siguieron. Obviamente, la frase del general es bullshit. Sin embargo, nos creímos que nuestra historia era inferior y que por lo tanto nosotros mismos éramos inferiores. Nos creímos que lo que sucedió, tenía que suceder. Preguntémonos sino ¿por qué continúa el complejo y la frustración antichilenas? ¿Por qué la envidia-odio? ¿Por qué insistir en que no-se-puede? Miremos cómo en Europa se escabechinaron entre ellos durante tanto tiempo, pero avanzaron en la mente. Esos países se ganan entre sí en algo, migran entre ellos, comercian y tienen sus rivalidades, como en cualquier lugar del mundo, pero la autoestima sigue bien erguida. Toca avanzar en limpiarse el alma de complejos, odios, fantasmas y síndromes.

Tenemos muchas ideas-sabandija, conceptos-trampa que refuerzan la actitud de perdedores, todos ellos dignificados alguna vez como ideas-fuerza de alto poder analítico o, pero aún, sentimental: "la herencia colonial", "el mundo al revés", "el pasado glorioso", "el modelo primario-exportador", "el coeficiente de dependencia externa", "en el Perú todo es diferente", etc. Tal vez fueron propuestos con la mejor de las intenciones, pero no ponen el dedo en la llaga y sólo refuerzan la gravitación alrededor de la derrota. Como diría Neruda (como sabemos, muy bueno entre los que ya fueron, pero superado ampliamente por Vallejo): "levántate grandulón, que no es hacia abajo ni hacia atrás la vida".

Toca levantarse.

Por ahora lo dejo ahí.


Video de Telefónica de aliento al Vóley peruano. Levántate.
(Este video también ha despertado críticas. Un comentario de Youtube dice "Los peruanos somos indigenas, porque muestran solo blancos en este comercial?" Como para debatirlo)

Etiquetas:

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home