l

Últimos Posts

Según el color del cristal...Silvio Rendon
CambalacheSilvio Rendon
Ripley: Pague pues!Susana Frisancho
Los enemigos de la CVRSilvio Rendon
Algo del Blog Day ayer en MochilerosGiovanna Aguilar
Dejando escapar a FujimoriSilvio Rendon
Blogs recomendadosSilvio Rendon
El Gran Combo Club estará mañana en MochilerosSilvio Rendon
Blog DaySDaniel Salas
Bienvenido Gary LeggettSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

4 set. 2007

Yo, ¿blogger? Por Carlos

Como enviado especial del GCC al Blogday, no podía faltar mi reporte al respecto. Sé que llega un poco tarde, pero como bien dice el dicho "más vale tarde que nunca". No es la primera vez que me pongo a pensar seriamente respecto al tema, así que empezaré comentando mi impresión y experiencia personal con los blogs, antes de hablar brevemente del Blogday en particular...

En lo personal, no me siento un blogger, pues es muy probable que no lo sea. Las pocas veces que he "escrito" en un blog estrictamente hablando -o sea, mas allá de hacer copy/paste de cosas interesantes- creo que se ha debido a dos motivos en particular: si no era por una "necesidad" de ordenar alguna idea rondándome en cabeza; era por reacción o estimulo a una idea que leí o escuche por ahí. Es así que mas de una vez me he encontrado despierto hasta altas horas de la noche, escribiendo algún post sobre un tema muy específico que no podía sacarme de la cabeza. Simplemente, no podía irme a dormir sin aterrizar la idea, y en ese sentido, postear ha sido a veces más necesidad que placer. No voy a negar -al igual que muchos, imagino- que hay una cierta satisfacción al leer un post terminado. Pero al menos en mi caso, se parece mucho a la satisfacción de finalizar un ensayo o una carta. La satisfacción proviene de ver mis ideas ordenadas en palabras y de saber que podré volver fácilmente a ellas cuando así lo desee. Para mí, la única gran diferencia entre escribir en el blog y escribir en otro lado, se encuentra en la exposición inevitable que tendrá lo que escribo. Sin embargo, eso deja de tener importancia si tengo la certeza de estar emitiendo una reflexión personal. No tengo idea de quién me va a leer mas allá de mis amigos y conocidos, pero tampoco es que me detenga a pensar en ello.

Sin embargo, no es necesariamente así para todos. Recién hace poco me percaté que el hecho en particular de escribir en un medio electrónico con esta característica (la exposición) me transforma por definición, en blogger; ello aún sin quererlo, y a pesar de no sentirme así. Considero importante hacer esta distinción debido a que últimamente -y más a raiz del Blogday- me he percatado que hay gente que se toma muy en serio lo de ser blogger. Hay personas que se identifican a sí mismas como tales. No me queda claro si lo toman como profesión, hobby o algo similar; pero ciertamente, se sienten parte de un fenómeno (los blogs), un espacio (la blogósfera) y una comunidad (los bloggers). Quizá es por ello que el Blogday al que asistí me pareció un evento bastante cálido y acogedor. Debe haber sido por la familiaridad que tenían algunos participantes entre sí, al hacerse bromas y referirse a los nombres y seudónimos de otros autores y blogs presentes a lo largo de la noche. Por ello también, no pude evitar sentirme ajeno en algunos momentos. Pero, tal como decía al inicio, por más que escriba en blogs y haya ido al Blogday, no puedo afirmar que me sienta un blogger; al menos no como los que vi el viernes en Mochileros.

Para empezar, no me siento parte del fenómeno. No me siento aludido si leo en la prensa escrita algún articulo sobre bloggers o sobre blogs. Tampoco estoy pendiente del espacio donde se da este fenómeno. A lo mucho visito 3 ó 4 blogs regularmente, y es mucho más lo que leo y recibo que lo que contribuyo a la blogósfera. El día del Blogday me enteré que hasta aquí, ya me encontraría en una situación crítica si aspirara a ser blogger -al menos a la peruana. No he seguido el mejor consejo para "ser alguien en la blogosfera"(sic): postear, postear, y postear todo lo que se pueda. Peor aun, además de no postear, no comento frecuentemente en otros blogs, no enlazo ni me auto-enlazo, y no estoy al tanto del quién es quién de la comunidad de los blogs (quizá incluso, hay una farándula bloguera y yo ni enterado). Pero el fondo de la cuestión, es que hay gente que al parecer se ha hecho de un lugar en la blogosfera. Son alguien. Son bloggers. Pero bloggers a pulso: se han ganado su lugar a punta de clicks, con el sudor de sus dedos, y hasta dan consejos para enfrentar el ¿problema? de "ser" o "no ser" alguien en la blogósfera. Sin embargo, habría que especificar que blogósfera en particular: la blogósfera peruana.

En general, la pase bien en el Blogday. El conversatorio me pareció un poco superficial y creo que pudo ser dejado de lado. El video parodiando al Fantasma del Espacio me pareció gracioso, aun sin conocer a casi nadie de los entrevistados. Pero siendo sinceros, la gran sensación que me dejo la noche y que es probablemente la sensación que tuve desde el momento en que me enteré de que habría un Blogday en Lima; fue el de encontrarme frente a un fenómeno que consideró muy frecuente en el Peru, propio de los pueblos chicos y círculos pequeños. Una suerte de Valdelomarismo que dictaba tácitamente:

"La Blogosfera peruana es Perublogs, Perublogs es su top 100, y el top 100 somos
nosotros."
Gracias al Blogday, ya sé quienes son "la gentita" de Perublogs, o mejor dicho, los que se autodenominan o se consideran como blogósfera peruana. No sé qué utilidad tendrá saberlo, pero para muchos parece que sí importa. En círculos tan pequeños como el Peruano (o mejor dicho, el limeño), saber quién es quien en cada cosa puede ser muy necesario para aspirar a "ser alguien", y tal parece que el caso de los blogs no es la excepción. Igual, no deja de parecerme curioso. La dejo ahí por ahora.

Actualización:

Después de leer la interesante discusión que se ha armado en el blog de Fantomas, creo que puedo ampliar el Valdelomarismo sin distorsionar el sentido inicial:

"La Blogosfera peruana es Perublogs, Perublogs es su top 100, y el top 100 somos
nosotros.... Y NO. Los blogs del Comercio, NO son blogs (o no deberían
serlo!!!)."
Habria que leer todos los comentarios para entender el chiste de la ultima frase. Debo decir que coincido totalmente con Ocram, Juan Arellano y el propio Fantomas. No todos -incluyendome- nos tomamos los blogs como una competencia... pero respeto otros puntos de vista. Sus razones tendrán para verlo de manera diferente. Saludo con gusto más bien este tipo de debates, creo que pueden ayudar a fomentar una cultura blogger mas plural y menos exclusiva que aquella a la cual hice referencia. Ojalá pues.

Etiquetas: ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home