l

Últimos Posts

¿Y las reparaciones?Silvio Rendon
Si el año pasado tuvimos problemas...Silvio Rendon
Wong y la dificultad de crear un capitalismo nacio...Miguel Tejada
"Ligera discrepancia" apristaSilvio Rendon
La relación económica con Chile (bis)Silvio Rendon
Santa María de Iquique y el PerúSilvio Rendon
La responsabilidad de FujimoriSilvio Rendon
Borges, los judíos y la escritura de DiosDaniel Salas
Instrucciones para volverse un racistaDaniel Salas
Poema en Referencia al Post de Jeffrey RadzinskySaki Bigio

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

22 dic. 2007

"Brindo por los que vuelven con las luces de otro día" Por Daniel Salas


Con el fin de año empiezan las celebraciones: las hay religiosas y las notoriamente seculares, las hay familiares y las sociales, alcohólicas y abstemias. Y ya que el Gran Combo Club ha logrado un sitio importante entre los blogs peruanos, quiero llamar la atención sobre lo que me motiva a participar de este grupo.

Estoy firmemente convencido de que una sociedad sin ciencia y sin pensamiento crítico no tiene futuro. Ambas actividades intelectuales son inseparables: una tiene que ver con nuestro conocimiento del mundo natural, otra se enfoca en el sentido y los horizontes morales. Ambas, también, son dos motores del cambio social.

Estoy también convencido de que el pensamiento de filiación ilustrada es el más poderoso y revolucionario. Por el contrario, el antihumanismo, el postmodernismo anticientífico, el relativismo cultural y la escuela del resentimiento son las fuerzas más reaccionarias debido a su capacidad por ilegitimar el conocimiento y negar valor a las potencialidades humanas. Con sus esfuerzos destinados a minar los valores de la universalidad moral, de la ciencia, de la libertad y de la democracia, estas corrientes han contribuido a promover el oscurantismo, el chauvinismo y la más llana ignorancia. Una de las figuras que mejor ha defendido el humanismo contra esta reacción es Martha Nussbaum, cuya foto ilustra este post.
Invocando su inspiración, este fin de año quiero celebrar la capacidad humana por transformar y mejorar la existencia, por entender la naturaleza y domesticarla para favorecer la vida. Para ello, traigo a cuento una canción de Los Rodríguez, “Salud, dinero y amor”. Con ellos, brindo por los que vuelven con las luces de otro día y por la vacuna del Sida. Salud.




Brindo por las mujeres que derrochan simpatía
Brindo por los que vuelven con las luces de otro día
Brindo porque recuerdo tu cuerpo, pero olvidé tu cara
Brindo por lo que tuve porque ya no tengo nada
Brindo por el momento en que tú y yo nos conocimos
Y por los corazones que se han roto en el camino.
Brindo por el recuerdo y también por el olvido
Brindo porque esta noche un amigo paga el vino.
Porque la vida es dura por el fin de la amargura.
Brindo porque me olvido los motivos porque brindo.
Brindo con lo que sea que caiga hoy en el vaso.
Brindo por la victoria, por el empate y por el fracaso.
Brindo por seguir queriéndote toda la vida.
Casi esta lleno el vaso con la sangre de otra herida.
Brindo con emoción pero también brindo con frialdad.
Que la salud no falte a toda la humanidad.

Desde un rincón del mundo brindo contigo.
Caiga quien caiga brindo sobre la luz de una vela.
Toda la noche brindo y que la mañana venga.
No es un momento triste, ya que brindo con amigos
Brindo por el futuro con la noche de testigo.
Si alguna vez no brindo siquiera por tonterías,
Brindaré con silencio por la fortuna perdida.
Brindaré muy en serio por una vez en la vida,
Brindo hasta la cirrosis por la vacuna del sida.

Desde un rincón del mundo brindo contigo...salud!
Foto de Martha Nusbaum tomada de aquí.

Etiquetas: ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home