l

Últimos Posts

La oferta laboral aprista y la ley de SaySilvio Rendon
La propiedad del subsuelo en el PerúSilvio Rendon
Humo blanco en el BCRSilvio Rendon
Desaceleración económicaSilvio Rendon
Copar o no copar, ¿he ahí el dilema?Silvio Rendon
El copamiento nunca muereSilvio Rendon
Los once acuerdos Combayo-YanacochaSilvio Rendon
Falsa división de poderesSilvio Rendon
Alan García y la EconomíaSilvio Rendon
Rossini se retiraSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

8 set. 2006

Los shockeros Por Silvio Rendon

Hace veinte años, Alan García comenzó su gobierno con un equipo de economía apodado los mocheros. Era la gente de Luis Alva Castro, que debutó confiscando los certificados en dólares de los desadvertidos ahorristas, confiados ellos en las promesas de García. El apelativo venía probablemente por su origen norteño. Un homenaje a la cultura Moche. Muy bien.

Hoy los tiempos han cambiado. No se espera una confiscación como la de hace veintiún años o algo así como la estatización de la banca. Hay otro feeling en el partido aprista.

Los tiempos también han cambiado para la semántica. Hace veinte años la palabra "shock" tenía connotaciones negativas, como que la campaña electoral de 1990 se convirtió en un prebiscito entre el "shock" y el "no-shock".

Pink Floyd: brillante

Hoy la palabra shock es buena: "shock de inversiones", "shock descentralista". ¿Shock para todo? Si sumamos a esto la presencia de algunos voceados directores del BCR asociados con el fuji-shock y el salinazo (ver Humo blanco en el BCR y BCR: Abel Salinas también vuelve), pues lo tenemos ratificado. El shock es ahora popular. Los agentes económicos reciben bien la señal de experiencia en dar "shocks" sobre todo porque vienen de un gobernante de ruinoso pasado populista. Mejor es un shock endulzado que volver a la hiper.

¿Dónde está César Vásquez Bazán con su magnífico spot del shock? Una verdadera obra de arte de la prensa y propaganda, realizada además por un ministro de economía. En plena hiperinflación se pudo crear el pánico sobre lo que se venía, como si lo que ya ocurría en esos momentos hubiera sido tan bueno....

Obviamente, para nada son shocks, pues no tienen ningún factor sorpresa. Vienen adecuadamente anticipados por las autoridades político-económicas... Es un tipo de neolengua o newspeak orwelliana. Se le cambia el sentido a las palabras, más aún en un tema a veces complicado para el ciudadano de a pie como es la economía.

Actualización: En RPP leemos:
...el ministro de Economía, Luis carranza destacó que por primera vez casi la totalidad de los recursos serán utilizados en proyectos sociales y productivos, que forman parte del anunciado “shock” de confianza de la administración García.
Ejecutivo promulga crédito suplementario para “shock” de inversión social
¿No ve? "Shock de confianza", "shock de inversión social"...

Estamos shockeados con tantos shocks....

Actualización 2: En la lista Macroperú hay algunos comentarios sobre este post.

Etiquetas: ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home