l

Últimos Posts

Gratuidad de la enseñanza (II)Silvio Rendon
Intelectualidad americanizada (II)Silvio Rendon
Intelectualidad americanizadaSilvio Rendon
El mercado de maestrías en economíaSilvio Rendon
Gratuidad de la enseñanzaSilvio Rendon
Los derechos humanos no son patrimonio de la izqui...Silvio Rendon
Respuesta a Jorge FrisanchoDaniel Salas
Los derechos humanos sí son de izquierdaSilvio Rendon
Los derechos humanos no son patrimonio de la izqui...Silvio Rendon
Cantoral: y nunca se supo el criminal quién fue......Silvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

6 feb. 2007

Premios Nobel de Economía en el Cusco Por Silvio Rendon

En 1998 un grupo de economistas peruanos coincidimos en la conferencia de la Sociedad Econométrica Latinoamericana en Cancún, México. El año anterior esa misma conferencia se había celebrado en Lima, con un gran esfuerzo de los colegas de la Universidad Católica, lamentablemente con una evaluación desde fuera que no fue muy positiva. Obviamente, fue un tema entre los presentes. Yo no tuve la ocasión de ir a Lima para esa conferencia, por lo que fue una ocasión para enterarme de algunos detalles. Uno de los grandes problemas era el desfase entre la economía que se hace a nivel internacional y lo que se hace a nivel local. Este desfase no sólo significa que no hay mucha comunicación entre los colegas que residen en el país y los de afuera, sino que tampoco hay mucho interés de éstos por asimilar lo que se hace fuera de nuestras fronteras. Problemas presupuestales aparte, que los hay, pues ¿para qué se va a invitar a Robert Lucas a que se ponga una plenaria si este señor no la ve, está equivocado y su producción no sirve para nada? ¿Para qué va a venir Ed Prescott a conocer a los estudiantes peruanos, o mejor dicho a que los estudiantes peruanos lo conozcan a él, si las teorías de su autoría son malas, tontas, y no tienen aplicación alguna? Sí, esa vez vino Jim Heckman, pero tranquilo nomás. Perfil bajito. En fin, es un tema como para pensárselo.

En alguna otra ocasión un grupo de colegas hablamos de repetir el intento de hacer conferencias internacionales en el Perú. Diversos problemas a tener en cuenta: la falta de un sector académico nacional comprometido (interesado no basta) con estas actividades, la falta de infraestructura, de financiamiento, etc. Un factor limitante (¿o limitativo?) era que los economistas peruanos relativamente jóvenes éramos (somos) relativamente junior, mientras que nuestros colegas mayores no parecen estar interesados por formar parte de la comunidad académica internacional. Estos últimos están, por un lado, más dedicados al activismo político y a la administración, en el gobierno o en otras instituciones. Por otro lado, predomina en ellos una actitud de rechazo a la economía llamada mainstream, que miran con desconfianza. Están más bien por corrientes teóricas alternativas. Sin embargo, condicionando a estas opciones preferenciales teóricas tampoco se ve mucha apertura hacia ambientes académicos internacionales de esas orientaciones. Los estudiantes no se ven precisamente beneficiados por todo esto. En fin. Un tema para seguirle la pista.

Finalmente, como dicen en España, todo quedó en agua de borrajas: ninguna acción concreta. Sin embargo, un buen día en una conferencia de la Sociedad Econométrica en Santiago de Chile (que también contó con una importante participación de colegas peruanos) tuve la oportunidad platicar con algunos colegas chilenos. Me refirieron que ellos habían considerado seriamente la posibilidad de realizar una conferencia nada menos que en el Cusco. Si no me equivoco, fue la conferencia de la Sociedad de Economía Dinámica, una conferencia crecientemente popular y de frontera entre los economistas. Esta conferencia se ha realizado ya dos veces en la región latinoamericana: en México y en Costa Rica. No es que los colegas no puedan venir en mancha al Perú. Les pregunté a los colegas chilenos "¿Y por qué no la hacen en Santiago?" Me contestaron: "Ya se han hecho muchas. Necesitamos nuevos lugares en la región, que sean atractivos para la gente". Y tenían razón. En Santiago se han hecho conferencias internacionales de todo tipo, de economistas de la corriente principal, como de corrientes alternativas. Elos han tenido sus Chicago boys, pero también sus Cepal boys. De todo boys. Y girls. La politización no es utilizada como excusa para justificar el aislamiento intelectual. No tiene por qué.

Y definitivamente, un componente importante en el éxito de las conferencias internacionales es contar con una buena externalidad turística. Se hace la conferencia en el Cusco, se incluyen diversos toures dentro del Cusco, con un día reservado para ir a Machu Picchu, y todos felices. Así se hizo en la Econométrica de Cancún, en que se incluyó un tour a Chichén Itzá.Y, por supuesto, los colegas de la Sociedad de Economía Dinámica estarían más que encantados de venir al Perú, y al Cusco en particular. Los lugares donde se han realizado las conferencias de la SED han sido paradisiacos todos.

Pues sí, la idea es buena. De hecho, el Cusco como centro de atracción fue el que se nos ocurrió a los colegas peruanos hace algunos años. (Incluso ya habíamos hablado del evidente problema de la altura y el primer día sería de descanso. Matecito de coca para todos los académicos.) Los problemas para los colegas chilenos resultaron ser
  • el desconocimiento del Cusco como posible sede del evento;
  • la falta de un comité local en el Cusco y en el Perú en general que atendiera los temas de logística;
  • la (supuesta) falta de infraestructura hotelera en el Cusco;
  • la falta de comunicación directa por avión entre Santiago y el Cusco (se tiene - todavía- que pasar por Lima) para atender a los problemas de logística.
Ahí quedó su idea. Eso sí, estos colegas, residentes ellos en Santiago, sí estaban muy vinculados a los colegas más senior en el extranjero. Posiblemente, sí tenían acceso al financiamiento y al pleno apoyo de sus instituciones académicas como de las empresas chilenas, por ejemplo,LAN Chile (a todo esto LAN significa Líneas Aéreas Nacionales).

En fin, no es que algunas iniciativas no se puedan poner en práctica en el país. De poder se puede. Toca hacer un par de ajustes en algunos lugares clave. Hay infraestructura hotelera, hay gente, hay estudiantes, hay gente afuera que quiere venir y quiere recibir talento peruano... Falta, como diría Morfeo de Matrix, abrir la mente...

Es sintomático que nuestros colegas del país vecino hayan tenido la visión para ver el potencial y el interés para considerar una actividad perfectamente factible e importante. Ojalá que la reacción ante esto entre los colegas peruanos sea positiva, sin prejuicios, sin complejos. Que más bien nos planteemos hacer las cosas que se pueden hacer en el país.


Este año la conferencia anual de la SED se realiza en Praga, República Checa.













Algún día se podría realizar en el Cusco, República del Perú....





Actualización:
En relación a este tema viene ver leer el post de Gustavo Faverón LASA en América Latina (pase de taquito de Daniel Salas).

Etiquetas:

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home