l

Últimos Posts

Impresionantes fotos del 15-8Silvio Rendon
¿Y si hubiera una guerra?Silvio Rendon
Sismo: a río revuelto....Silvio Rendon
El congreso interfiere en la canalización de la ay...Silvio Rendon
García acusa a socorristas españoles de quejososSilvio Rendon
Post-Terremoto: desorganización 2Silvio Rendon
Terremoto: ¿y las autoridades locales?Silvio Rendon
Brigadas psicológicasSilvio Rendon
Post-Terremoto: desorganizaciónSilvio Rendon
Terremoto en el Peru 4: Como ayudarPatricia Vera

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

20 ago. 2007

El analisis economico y el analisis moral (despues del terremoto) Por Saki Bigio

Interrumpo brevemente mi estudio de Macro para comentar el siguiente artículo de Alfredo Bullard. Veamos por qué considero que el analisis económico que hace Alfredo sobre el aumento de precios es buen ejemplo de cómo un poco de conocimientos de economía puede ser engañoso a la hora de hacer juicios morales. Este fue su artículo en Peru21 de hoy:
El terremoto y los precios
Emociona las extraordinarias muestras de solidaridad que el terremoto ha generado. En contraste, los aumentos de precios en la zona despiertan las iras de propios y extraños. ¿Por qué se permite que el pan o el transporte estén más caros? Pero los precios no suben porque la gente sea mala, sino porque el desastre es malo. Un terremoto genera escasez: hay menos de lo que se necesita. La solidaridad ayuda pero no resuelve todo el problema. Los precios son un sistema de señales, como un semáforo, que ayudan a resolverlo. Los precios altos son como una luz verde que indica a los proveedores que se necesita lo que no hay. Ello motiva que se lleve a la zona lo que se requiere. A su vez, la entrada de más productos cubre necesidades y reduce los precios. Si los precios no subieran el problema no se solucionaría nunca. Cuesta aceptar que ello sea así. Pero, curiosamente, el precio alto no es el problema, sino la forma cómo se soluciona la escasez.

Empiezo por comentar sobre el precio del transporte: La capacidad instalada de camiones ya esta dada. Una subida de precios por un exceso de demanda despues de una tragedia simplemente incrementaria las ganancias de los transportistas, los cuales si deben ser malas personas porque si estan aprovechando, por su avaricia, de gente que lo a perdido todo. Ciertamente es antietico, porque se ven beneficiados de la tragedia del projimo, y en situaciones normales no contarian con dicho beneficio. En suma, toda subida de precios mas allá de compensar el costo de oportunidad es un abuso.

Hay que recordar que el exceso de demanda no es permanente, es solo circunstancial por causas del destino. Los precios indican la necesidad relativa, pero solo temporal de los iqueños.

Es más, el clásico argumento del libro de texto de pregrado de economía sobre competencia perfecta no aplica en este caso. La estrategia óptima de un transportista no es aceptar el precio del mercado, es esperar a que se acaben los buses para tener mayor poder monopólico.

Un paralelo exagerado es el siguiente ejemplo: Pedro y Pablo, ambos náufragos, caen en una isla desolada pero logran mandar un mensaje por radio y serán rescatados en cuestión de horas. Pablo esta herido y morirá a menos que Pedro le cosa una herida en la rodilla. Pedro le exige que, al llegar a puerto, le entregue en propiedad su vivienda. Pedro argumenta que ante la escasez relativa de enfermeros en la isla desolada, ese es el precio de sus servicios. Pablo accede pues no le queda de otra. Como Pedro no sólo es diestro en análisis económico del derecho, hace un contrato impecable que termina por hundir a Pablo. Los códigos civiles del mundo justamente prevén este tipo de situaciones y prohibirían un contrato de ese tipo. No hacen mucho análisis económico pero ciertamente estoy feliz de que no lo hagan.

Claro que los precios son una señal. Son la herramienta que permite asignar adecuadamente los recursos. Pero Pisco y Chincha no son tan grandes como para afectar los precios de nada a nivel nacional. Si aumentan los precios de productos que llegan de zonas no afectadas, es porque alguien esta ejerciendo poder de negociación en momentos donde se tiene que ser un hermano con nuestra gente.

A pesar de la parcial incomunicación, Ica no es una economia cerrada. Concluyo diciendo que el análisis económico es ciertamente de suma utilidad para estudiar la normativa en una sociedad pero no puede ser tomado como un código de comportamiento moral. Un mundo en el que Pedro se queda con todo también es un óptimo de Pareto, pero ciertamente es un mundo inaceptable desde el punto de vista moral, y con ello estaría de acuerdo hasta el propio Leon Walras, a quien le debo la amanecida que tendré esta noche.

Etiquetas: , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home