l

Últimos Posts

Pacto Social desde afueraSilvio Rendon
Tango ludópataSilvio Rendon
Atraso en leer emailsSilvio Rendon
Hablando de Paterson...Silvio Rendon
"A este me lo despiden"Silvio Rendon
"No me dejaron entrar"Silvio Rendon
De rojo y blancoPatricia Vera
La hipótesis del racismoSilvio Rendon
La curva de Kuznets en el PerúSilvio Rendon
"Bryce es un plagero"Silvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

7 ago. 2007

"Si alguien se ha sentido ofendido..." Por Silvio Rendon

Se me estaba pasando comentar esto:
SI ALGUNO, MAESTRA O MAESTRO, SE HA SENTIDO MALTRATADO POR MÍ O POR MIS PALABRAS, COMO NIETO Y COMO HIJO DE MAESTRAS LES PIDO PERDÓN Y LES OFREZCO MIS DISCULPAS.

DISCURSO DEL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA DOCTOR ALAN GARCÍA PÉREZ - 28 DE JULIO DE 2007
Hoy leo:
"Si alguien se ha sentido ofendido, sepa que esa no ha sido nuestra intención".

sandro venturo schultz
director de estrategia
toronja / agencia de comunicación integral

Tomado de ¿Malditos racistas?
Comentario: Como he señalado en La importancia de disculparse, hay ciertos requisitos para que se pueda hablar de una disculpa. Lo visto arriba no los cumple: no hay explicación sobre la razón del agravio, no hay arrepentimiento, no hay propósito de enmienda.

En el caso de Alan García el "si alguno...se ha sentido maltratado" está demás. Las palabras contra los maestros de "ociosos" y "comechados" no dejan lugar a ese condicional: todo aquel que reciba esos calificativos se va a sentir maltratado, porque sencillamente está siendo maltratado. No hay ambigüedad posible. Hubiera debido ser más frontal con la disculpa y reconocer que sus palabras fueron definitivamente ofensivas (no dejar colgando que hubieran podido no serlo), un exabrupto, un error, un acto de desesperacion en un momento de nerviosismo, retirarlas, y prometer que no se repetirían insultos así.

El resultado: los insultos a los trabajadores desde el gobierno han continuado. La ministra de trabajo ha calificado de "traidores a la patria" a los de la CGTP por oponerse al TLC. Una disculpa mal hecha sólo anuncia que los agravios van a continuar y tiene como efecto restar credibilidad a quien la hace... Va camino a ser el gobierno de los insultos...

En el caso de Sandro Venturo, lo que hay es una aclaración, no una disculpa. Se aclara un supuesto malentendido que ni siquiera el emisor reconoce como culpa o error suyos, sino que se los atribuye al receptor. Es este último el que no ha entendido bien. Tal vez se espera que la reacción del agraviado sea:
"Ah, ya. No fue su intención ofenderme. Todo arreglado."
Pero no es así. La causa del agravio, que no se reconoce como tal, sigue ahí. No hay arrepentimiento alguno y desde luego no hay voluntad de cambio en el futuro. Tal vez incluso sea el receptor quien deba disculparse con el emisor por no haberlo entendido bien....(Actualización: Y por supuesto, cabe la posibilidad que el emisor, efectivamente, no haya agraviado a nadie, aunque estuviera cerca de hacerlo. Ver abajo).

Alguna vez escuché esta supuesta disculpa:
"No creemos haberlos ofendido, pero si se sienten ofendidos, les expresamos nuestras más sinceras disculpas".
Un insulto a la inteligencia de cualquiera. Encima de que te agravian, se burlan de ti. Inaceptable.

Actualización: Ah, claro, el afiche del festival. Creo que se trata de una imagen muy al estilo de "La última cena" de Da Vinci en la versión de Dan Brown. Hay un código. Para empezar no es que no haya ningún negro (afroperuano) "el 20% de la población limeña" y todos los que van a entrar al cine sean blancos, como se sostiene en este video de Alfredo Vanini entrevistado por Henry Spencer (quien tiene un notable parecido a Austin Powers). Como en varios de los trabajos de Sandro Venturo, ahí está él mismo como centro de la perspectiva (como quien dice, en el lugar de Jesús en "La última cena"). Les han tomado una foto de sorpresa. A uno lo han pillado de espaldas, a otro, que tampoco está en la cola, de frente. Es claro que casi todos los personajes son artistas, como que reconozco a algunos: Luppi, Roth, Medeiros, Cusi-cusá (no me acuerdo el nombre), Verdú, Robles Godoy? y a otros no. El hombre que está de espaldas, que representaría a la mayoría de peruanos, está de espaldas a propósito. Este personaje me recuerda mucho a la campaña "perra habla", hecha por Sandro Venturo con Natalia Iguiñiz, también mediante un afiche. Ya las organizaciones feministas estaban protestando contra el afiche y resultó que estaba hecho a propósito "para precisamente generar rechazo y crear conciencia sobre el tema de la violencia de género". ¿Se acuerdan? Pues creo que muchos han caído en esta trampa al apresurarse a calificar al afiche de racista. Los autores se deben estar matando de risa. Si algo han querido hacer sus autores, es llamar la atención sobre el tema racial y de la exclusión, en su muy peculiar estilo. Tal vez lo cuestionable sea que usaran un afiche sobre un festival como teatro de operaciones de este intento. Pero bueno, esta es mi teoría. Queda corroborarla o refutarla. Lo que sí me gustaría saber es quiénes son todos los personajes que andan por ahí en el afiche....Algún Dan Brown peruano que nos lo acabe de descifrar.....

Actualización 2: Martín comenta Sobre el afiche del festival de cine PUCP. Creo que iba bien con la comparación de los otros afiches (definitivamente, por ahí va la cosa) y cuando sostenía que el afiche no es racista.... hasta que afirma que el afiche es fallido. De ahí mi compadre se enreda con que el pata de espaldas está en su salsa y los otros son unos pitucones fuera de nota en el centro de Lima. Bueno, es una teoría, pero a la franca no la veo. Sigo pensando que el chifa de Sandro son las bromas o llamadas de atención prácticas. "Perra habla" no fue algo fallido, sino intencional. Que haya gente que patine es parte del asunto, como cuando "Monos y Monadas", iniciador del género hace dos décadas y media, inventó una supuesta división de la revista y mucha gente se enrolló a especular sobre las interminables divisiones de las izquierdas....

Por un comentario me entero que el del fondo es Christian Meyer, a quien no podría identificar, y por lo tanto no el ubicuo Sandro Venturo. Pues, si es así, entonces patiné también. Qué mala puntería que tuve. Ah, y con Cusí-Cusá me refería a Ramón García (por su actuación en una propaganda de una bebida gaseosa de hace mucho tiempo: En cuestiones de gaseosas/nada queda por probar/todas dicen que son buenas/para mí Cusí-cusá), cuya imagen he encontrado aquí.

Actualizacíon 3: Y, sí. En la blogósfera peruana continúa la discusión sobre el afiche...

Etiquetas: ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home