l

Últimos Posts

Inmigrantes y nacionalesCarlos Mejia A.
Interesante Tema de Tesis ISaki Bigio
La libertad de expresión en Estados UnidosDaniel Salas
El plantón en la PUCPSilvio Rendon
El castellano no viene del latínNila
Mulder: Para mentir y comer pescado...Daniel Salas
Si no lo extraditan, lo juzgan en Chile...Silvio Rendon
La PUCP debe cambiarSilvio Rendon
Infraestructura y excelencia académicaSilvio Rendon
Enlace a artículo sobre la PUCPSusana Frisancho

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

21 set. 2007

Telefónica y yo Por Susana Frisancho

Hace días intento llamar -sin éxito- al 0-801-121-21, el número de Fonoayuda de OSIPTEL, donde el público se puede informar sobre el proceso de preselección de operadores para el servicio de llamadas de larga distancia. Cada que llamo, una grabación de voz de mujer me dice: “telefónica le comunica que en este momento todas las líneas de atención del número solicitado se encuentran ocupadas...”. Me impresiona negativamente recibir un mensaje de telefónica cuando estoy llamando a OSIPTEL. Como que no cuadra que una de las empresas que precisamente está en concurso para la preselección maneje el servicio del número al que estoy marcando, menos aun cuando he recibido una zalamera publicidad explicándome las ventajas de seleccionar a telefónica como mi empresa operadora, y alentándome a hacerlo. Algo –aunque sólo sean las apariencias- no me suena bien en esta llamada que infructuosamente intento hacer desde hace días.

Esto me recuerda que estoy molesta con telefónica por razones varias. He aquí una de ellas: Siempre me he preguntado si telefónica tiene derecho a publicar en la guía la dirección de nuestro domicilio. ¿Qué o quién le autoriza publicarla? Entiendo que haga público nuestro número de teléfono, que es asignado por la empresa… ¿pero por qué nuestra dirección? He buscado apoyo para esta queja pero no lo he encontrado. He escrito tres veces a ASPEC, pero aunque sé que han sido muy efectivos con otras personas sobre otros asuntos, en mi caso ni siquiera respondieron a los correos que envié. El asunto está en que si uno quiere no aparecer en la guía, pues tiene que escribir una carta en físico (sí, en una hojita bond), llevarla personalmente a la empresa, y pagar para que sus datos sean retirados en la edición del año siguiente. No sé si la figura de aparecer en la guía con teléfono pero sin dirección es posible. Me pregunto: ¿por qué tenemos que pagar para que Telefónica no viole nuestra privacidad? ¿Es legal lo que hace? ¿Qué derecho le asiste? Quizá está en el contrato en letra menuda y no me he dado cuenta… Quisiera que alguien me diera respuestas.

Artículo publicado el La República el Viernes 21 de Setiembre de 2007. Enlace aquí

Etiquetas: , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home