l

Últimos Posts

Nuevos Carbonettos de GarcíaSilvio Rendon
Peruanos viajando y aprovechandoSusana Frisancho
Las torresSilvio Rendon
Justicia por mano propiaSilvio Rendon
Otra bitácora plagiada por la prensaSilvio Rendon
La desconocida psicologíaSusana Frisancho
García: quien tiene tejado de vidrio...Silvio Rendon
Tontos útilesSilvio Rendon
Les Misérables: "Sillas y mesas vacías"Silvio Rendon
Desinterés en combatir el narcotráficoSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

27 nov. 2007

Mucho zar y poco gobierno Por Silvio Rendon

Waldo Mendoza señala en Menos Estado:
Si esta ola de creación de instituciones paralelas continúa, a este ritmo, como respuesta a cada problema, real o imaginario, podríamos llegar a extremos inverosímiles. Por ejemplo, frente a la inflación desbordándose de la franja estipulada por el BCRP, podría pasar que se nombre a un “zar” antiinflación que reemplace o apoye al actual presidente del BCRP en encauzar la inflación hacia el rango meta.

Comentario: Efectivamente, estamos ante un Gobierno subcontratado. El gobierno está en una dinámica de crear puestos ad hoc, con lo cual se debilitan las instituciones que deberían funcionar. Con esto se agrava el problema, pues las instituciones que no funcionaban bien acaban por funcionar peor. Y bueno fuera que los puestos ad hoc funcionaran bien, pero no es así tampoco, como ya hemos visto. En suma, no se hace nada...Mal.

El caso hipotético de un "zar antiinflación" que señala Mendoza, irónico como es, no es realista. Y esto es por la sencilla razón que ya tenemos a ese zar, quien es no otro que Julio Velarde. No digo el presidente del BCR, sino Julio Velarde. Es la persona la que manda, especialmente en un Banco Central. Alrededor de ella se forma el equipo.

En tal sentido, la dinámica de zares ya la tenemos desde hace rato. Luis Carranza es el zar en el ministerio de economía. No es que haya un equipo o gente formada en la administración pública o fuera de ella para asumir esos cargos. Cada momento tiene su zar. Con Toledo fue PPK quien fue una columna central de su gobierno. Alrededor de estos personajes se forma el gobierno, se da credibilidad al público y a los inversionistas y el gobierno se hace viable, al menos a nivel subjetivo.

Una vez que se anuncian las fichas clave a nivel de gobierno, el resto de funciones, secundarias, ya pueden ser objeto de las repartijas políticas. Los ministerios llamados sociales pueden pasar a manos de los militantes del partido del gobierno y ser objeto de copamiento a manos de la oferta laboral, aprista en estos momentos. Hay una serie de funciones de gran importancia en resolver los problemas de los más pobres, que precisamente porque se refieren a los más pobres son consideradas secundarias y no se les suele asignar a la gente más tecnificada y visible.

Lo ocurrido en las últimas semanas es muy elocuente. García cae en aprobación especialmente en los sectores más pobres del país. Es que no está gobernando para los más pobres. No sólo eso. Parece que les ha dado la espalda del todo. Con esto ha creado un problema de sostenibilidad de la política actual. Los empresarios están crecientemente preocupados por las próximas elecciones. Así, el modelo actual tiene fecha de vencimiento, el 2011, pues no se está atinando a hacer nada para legitimarlo. A menos que la idea sea eliminar la consulta popular, las elecciones, cerrar el congreso, por ser "el principal perro del hortelano", y que el presidente mismo se convierta en un zar de verdad.

Etiquetas: ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home