l

Últimos Posts

Peruanos viajando y aprovechandoSusana Frisancho
Las torresSilvio Rendon
Justicia por mano propiaSilvio Rendon
Otra bitácora plagiada por la prensaSilvio Rendon
La desconocida psicologíaSusana Frisancho
García: quien tiene tejado de vidrio...Silvio Rendon
Tontos útilesSilvio Rendon
Les Misérables: "Sillas y mesas vacías"Silvio Rendon
Desinterés en combatir el narcotráficoSilvio Rendon
García y la psicología nacionalSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

25 nov. 2007

Nuevos Carbonettos de García Por Silvio Rendon

La incursión de Alan García en la actividad periodística (artículo 1 y artículo 2) ha despertado una serie de reacciones (ver una crítica y muchas referencias en el post de Jürgen Schuldt Se Subasta Rico País Con Vista Al Mar). Con esto García renegaría de facto de lo que manifestó en su campaña electoral (ver El Plan Económico del Sr. Alan García ) y de lo que escribió fuera del Perú, "La falsa modernidad" (1997) ó "Siete tesis erróneas del neoliberalismo en América Latina" (1997), y durante Toledo, "Modernidad y política en el siglo XXI: globalización con justicia social" (2003) (ver Reviraje populista). El nuevo discurso sería todo lo contrario a esta prédica (Jürgen Schuldt señala los cambios de García en Alan García: El Filósofo Social Contra el Presidente Constitucional).

La verdad es que no me he tomado en serio lo que ha escrito Alan García. No ha dicho nada que no se haya dicho antes y no se haya debatido en el Perú. En realidad, leyendo entre líneas antes que una propuesta me pareció una queja sobre el país (ver García y la psicología nacional). No lo dejan hacer lo que quiere. Igual se quejaba Belaúnde cuando se refería a la alianza APRA-UNO que, según Bealúnde, no lo dejó gobernar en su primer gobierno. "A lo mejor a eso se refieren con lo del pasado vergonzante", diría en los noventas.

Es tentador para cualquier gobernante quejarse de otros porque no le va bien. Lo que ha escrito García está en todo acusador, con lo cual lo que pueda haber allí de elaboración queda en segundo plano. García es un regañador nato. Cuando habla siempre parece que estuviera dándole una reprimenda a alguien. En mi opinión, es una indicación de que está en problemas. Quien va avanzando, así sea lentamente, no está para dedicarse a acusaciones subalternas.

Sin embargo, hay otra forma de leer entre líneas, y esta es una total especulación. Y es que García no ha escrito el artículo o al menos no lo ha escrito solo. Tendría un "grupo de apoyo" que le haría el trabajo intelectual. Aparte de las reprimendas, García no es reconocible en el texto que lleva su firma, ni son temas de los cuales García haya venido hablando. Lo que ha escrito es su nuevo juguete, como antes, hace veinte años, lo fueron las pirámides de ingreso, que tomó de los trabajos del INP (ver Orwell 1, García 2 y el Padrino 3). Al igual que Fujimori que tenía diversos equipos de gobierno y todos se creían el firme, García ha venido jugando a varios niveles con diferentes personas. Su "escuela de gobernabilidad" fue una de sus actividades organizativas inmediatamente previas a su actual responsabilidad como presidente de la república. De hecho, García hubiera, si así lo hubiera querido, recurrir a algunos de los profesionales, que dictan cursos en su escuela, que después se irían con Ollanta Humala (y que antes habían trabajado con Toledo). Pero García optó por otra gente, en base a criterios no muy claros. Claro, necesitaba el voto de los que votaron por Flores en la primera vuelta y por lo tanto una orientación hacia las derechas. Pero la cosa no quedó ahí. No es sólo ideología. Es actitud de fondo. Lo de García según algunos es un tema psicológico o médico. Para Lourdes Flores es que García se ha aburguesado. Curioso comentario. Estaríamos ante un presidente nuevo rico (mismo Eddy Murphy en "Trading Places"). Es muy sintomático que el escenario de estos cambios sea la cabeza del presidente.

Volviendo a los artículos de García, pues tienen todo el sabor a un manifiesto de algún grupo, sus nuevos "Carbonetto". Es muy indicativo que se haya escrito mucho más para criticarlo que para aprobarlo. No veo editoriales con "Mira lo que ha escrito Alan. Qué bien". Claro, basta con pasarle las ideas de taquito, o de tacazo. Estamos ante un presidente hablador más que hacedor, que cada cierto tiempo anuncia cambios de las reglas que no están dentro de sus competencias a manera de burbujas. Esas sí son aplaudidas por cierta prensa. Muy al estilo de su primer gobierno, se cree un presidente todopoderoso, sin áreas de acción específicas. Dice una cosa, como lo de las listas, imposible, pues es ilegal. ¿Para qué? Con estos artículos dice que espera generar un debate; pero esa es tarea de otros, no de los presidentes. No estamos para más propuestas. Basta con que García cumpla con las que ofreció en su campaña. De no ser así, el apoyo le seguirá cayendo. Mal momento ha elegido para aburguesarse en sus costumbres y en sus ideas. Y curioso que sea Flores la que se lo señale...

En fin, las señales todavía son borrosas, por lo que tocará estar atentos a lo que se viene y a ver si se revela finalmente quiénes son los/as nuevos/as "Carbonetto" del pomposo García.

Actualización: Ya hay varias versiones sobre quién es el nuevo Carbonetto: A ver cuál gana...

Actualización 2: Y claro que dentro del grupo habrá más de un periodista. En mayo ya lo había comentado en La falta de una prensa crítica al gobierno. Y la situación de Gleichschaltung continúa. Los medios siguen aprobando lo que el país desaprueba...

Etiquetas:

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home