l

Últimos Posts

Atrevidas GeneralizacionesJeffrey Radzinsky
El gran insidiosoDaniel Salas
Interés financiero y convencimiento moralSilvio Rendon
Cuando los médicos se enfermanSilvio Rendon
Feliz Navidad les desea el Gran Combo ClubSilvio Rendon
Tiempos modernosSilvio Rendon
¿Militares en Miraflores?Susana Frisancho
Nullum premium sine rocheSilvio Rendon
Fujimori y la gobernabilidadSilvio Rendon
Era el presidente, pero no sabía nadaSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

17 dic. 2007

"Me dejé llevar por la amistad" Por Silvio Rendon

La frase no tiene desperdicio:
“Me dejé llevar por la amistad"

La hermana de Luis Enrique Ortiz, uno de los estudiantes desaparecidos durante la matanza de La Cantuta, Andrea Gisela Ortiz Perea, reciente Premio Nacional de Derechos Humanos, confirmó haber trabajado entre el 2000 y el 2001 como auxiliar en la Comisión de Presupuesto del Congreso, presidida por el fujimorista, Víctor Antonio Becerril Rodríguez.

A su vez, ratificó haber postulado en el 2001 al Parlamento por la agrupación "Todos por la Victoria", liderada por Ricardo Flores Chipoco, conocido como "Riflo" y vinculado a Montesinos.

Si bien Ortiz reconoció su responsabilidad al no investigar quién dirigía la agrupación política por la cual postuló, dijo que en el caso de Becerril Rodríguez se "dejó llevar" por la valoración personal y la "amistad", mas no por la inclinación política.
Y obviamente, a los que les gusta el aguadito no lo dejan pasar:
Ídolos caviares de barro

-¿Ubican a Gisella Ortiz, esa emotiva chica de anteojos que ha sido la portavoz de los familiares de los asesinados en La Cantuta (ella también estudiaba allí cuando mataron a su hermano)? Pues según leí ayer en La República, a la supuestamente doliente dama no le molestó nada trabajar para el fujimorismo en los años 2000 y 2001 a órdenes del congresista “naranja” Becerril en la Comisión de Economía del Parlamento.
Es más, postuló en el año 2001 en la lista fujimorista “Todos por la Victoria” de Ricardo Flores, un cirquero apodado “Riflo” que todo el mundo sabía que era amigazo de… ¡Montesinos!
Y El Comercio revela que Félix Huamanyauri, un indemnizado con US$175 mil por un hermano muerto en Barrios Altos, le ha “tirado cabeza” al resto de familiares con el dinero. ¿Es que Gisella y Félix traficaron con este tema para hacerlo un “way of living” como la viuda de Allende (Salvador estaba separado hace rato de ella y vivía abiertamente con Miriam Contreras, llamada “la Payita”)? Juzguen ustedes. Yo sólo recuerdo esa cursi canción de los 70: “¡Hipocresía, morir de sed habiendo tanta agua!…”.
Comentario: Como había señalado en este post, la denuncia de La Razón no se iba a quedar ahí, la retomarían otros medios, incluyendo medios de izquierdas como La República.

Y no deja de ser curiosa la razón, nada creíble, que da Gisela Ortiz. ¿Cómo una relación de amistad va a ser más fuerte que la indignación porque le hayan matado al hermano? No cuela. Recuerda en algo a la respuesta de Rosa María Palacios a Jaime Bayly cuando éste le increpó por su participación en una consultoría para un candidato fujimorista: "le estaba haciendo un favor a una amiga ¿qué tiene eso de malo?". Ya.

Parece que el gobierno de Fujimori y Montesinos era el gobierno de la amistad. Por encima de hechos graves se hacían "favores" entre ellos, por supuesto, siempre cobrando alguito.

El tema es que ahora ya no se conocen ni se acuerdan. Fujimori desconoce a Montesinos y ya no se acuerda de nada...Otros y otras, tampoco.

Etiquetas: , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home