l

Últimos Posts

Símbolos peruanos en cuestiónSilvio Rendon
Se regalan maestríasSusana Frisancho
Seguros: una estafaSusana Frisancho
Los libertadoresSilvio Rendon
La miel y el ronSilvio Rendon
Molly DoddSilvio Rendon
La culpa de la especulaciónSilvio Rendon
El reciente terremoto del Sur chicoSilvio Rendon
(Falta de) ReciprocidadSilvio Rendon
Piojos peruanosMiguel Madariaga

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

12 feb. 2008

Sobreendeudamiento crediticio Por Giovanna Aguilar

El acceso al crédito de un mayor número de personas es algo positivo para el desarrollo del mercado financiero y para el crecimiento de una economía en general, porque permite una mejor asignación de los recursos financieros desde agentes superavitarios hacia agentes deficitarios. Nuestro país tiene un bajo nivel de bancarización (aproximadamente 20%) comparado con otros países de la región (Chile por ejemplo, tiene un nivel de bancarización de 60% aproximadamente).

El crecimiento del crédito es una forma de elevar ese nivel de bancarización siempre y cuando esa expansión se realice de manera que preserve la “salud” del sistema y los equilibrios financieros de los agentes particulares. Es decir, siempre y cuando nuevos agentes sean incorporados al sistema y no se sobrepase los límites del endeudamiento permitido de los consumidores.
Nuestra economía ha experimentado un crecimiento acelerado del crédito en los últimos cinco años. El crédito de consumo, en particular, ha sido señalado como el componente responsable de este rápido crecimiento. En efecto, según información de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), sólo el crédito de consumo en moneda nacional habría crecido en 34% en el último año. Una cifra elevada que no debería preocupar si es que ese crecimiento fuera reflejo de la incorporación de nuevos deudores al sistema financiero. Pero al parecer, ese no ha sido el caso, pues desde hace un buen tiempo, las noticias en medios especializados vienen llamando la atención hacia el problema de sobreendeudamiento de los agentes que estaría detrás de este boom crediticio, específicamente a través del crecimiento del crédito de consumo vía tarjetas de crédito.

Información proporcionada por CERTICOM, una de las dos centrales de riesgo privadas en el Perú, señalaba que había un recalentamiento de créditos bancarios a microempresas (Diario Gestión del 19 de junio del 2006.). La noticia revelaba que los bancos estaban compitiendo con las instituciones no bancarias (instituciones microfinancieras) por clientes sobreendeudándolos y no procurando nuevos clientes.

La mayor competencia entre intermediarios financieros (bancos y microfinancieras) ha desatado estrategias que han llevado más que a expandir el número de agentes con acceso a crédito, a un sobreendeudamiento de los mismos, principalmente en el segmento de créditos de consumo.

Ya en setiembre del año pasado el BCR mostraba preocupación por el crecimiento de este tipo de créditos (BCR, analiza deuda de las familias frente a sus ingresos. Diario Gestión, 19 de setiembre del 2007.)

A medida que la expansión económica ha posibilitado la mejora de ingresos y el empleo, muchas entidades financieras en un intento de competir de manera fácil por clientes han venido ofreciendo líneas de crédito vía tarjetas sin el adecuado cuidado en la evaluación de riesgo y nivel de endeudamiento de sus clientes.

La respuesta de algunos entidades bancarias no se hizo esperar frente a las manifestaciones de preocupación pública. El 30 de enero de este año, el Diario Gestión reveló que en un estudio proporcionado por un banco local , los peruanos deben 3.5 veces su sueldo mensual. Esta información venía a ser una defensa hecha por los intermediarios bancarios a fin de justificar el crecimiento del crédito de consumo observado en el último año, pues indicaban, en el mismo informa, que en los países desarrollados el nivel de endeudamiento podía variar en promedio, ente 12 y 20 veces el ingreso mensual del consumidor y que por tanto el Perú, se encontraba muy por debajo de esos estándares.

Lo cierto es que la autoridad supervisora ha sido criticada por su lenta respuesta para tomar medidas al respecto (ver las críticas de Juan José Marthans ex jefe de la SBS en las ediciones del Diario Gestión del 22 y 23 de enero del 2008).

La semana pasada la SBS anunció que dentro de poco se daría un nuevo reglamento de tarjetas de crédito que incorpora una serie de restricciones a fin de que los intermediarios financieros sean más cuidadosos en la aprobación y emisión de nuevas tarjetas de crédito así como en la ampliación de las líneas de crédito existentes. Bajo este nuevo reglamento, los bancos estarían prohibidos de emitir tarjetas no solicitadas por los clientes, y se enfatiza además, la obligación de las instituciones financieras para informar adecuadamente a los clientes sobre las condiciones (tasas de interés, comisiones, gastos, etc.) en las que se producen los excesos de crédito, además de obligarlas a tomar medidas precautorias como seguros o mecanismos de cobertura para el caso “clonación” de tarjetas muy frecuente en los últimos años.

Por otra parte, la norma dada en setiembre del 2006 (Resolución S.B.S. Nº 1237 –2006) entrará en vigencia en lo que respecta a las provisiones extraordinarias que deben hacer las instituciones financieras sobre el exceso de líneas de crédito no utilizadas en las tarjetas de crédito a partir de la evaluación hecha por la propia entidad de la situación de riesgo de la deuda del cliente.

Es importante que el ente supervisor, esté atento e intervenga en situaciones como la que se ha observado con el crecimiento poco cuidadoso de las tarjetas de crédito en un contexto de expansión económica. Ojalá no sea tarde...Se espera que las medidas anunciadas tengan el efecto deseado sobre los emisores del dinero plástico al hacerlos tomar medidas más prudentes para evaluar el riesgo del crédito y las provisiones necesarias en cada caso. Estas medidas deberían contribuir a su vez a que la mayor competencia entre los intermediarios financieros que se viene alcanzando en los últimos tiempos se traduzca en efecto, en menores tasas de interés activas, mejores condiciones para los créditos y sobretodo, en la incorporación de un mayor número de nuevos clientes al sistema financiero, es decir, un mayor acceso al crédito para la población peruana. La competencia por clientes debiera ser por nuevos clientes y no por clientes ya atendidos (endeudados) dando como resultado la incorporación de nuevos segmentos de la población a los beneficios que trae la participación en los mercados financieros formales.

Para complementar estas medidas, es importante que se mejore la información sobre los clientes a través de las centrales de riesgo, que permita evaluar mejor el riesgo de los clientes a partir de su historial crediticio.

Por otra parte, es importante dar información precisa y clara a los agentes consumidores a fin de desarrollar una cultura crediticia. No es suficiente con que el cliente sepa sobre las condiciones en las que se le otorga un crédito, que ya es una ardua tarea pero imprescindible, sino que también el cliente sepa que su endeudamiento tiene un límite el cual está en función de su flujo de ingresos mensuales. No sólo es importante el tamaño de nuestra deuda sino también el flujo de re-pagos que mensualmente ella genera. Es recomendable que la carga de deuda de una persona no sobrepase el 30% de sus ingresos mensuales disponibles. Muchas veces, la publicidad de las entidades financieras termina seduciendo al cliente llevándolo a tomar deuda por encima de su verdadera capacidad de pago y lo coloca en un nivel de endeudamiento no sostenible. Y es muy importante también que el cliente sepa que las centrales de riesgo funcionan, que el mantenimiento de un historial crediticio "limpio" es condición necesaria para ser considerado sujeto de crédito. El desarrollo de un sistema financiero requiere de una buena supervisión financiera y de agentes económicos bien informados. Así que, a cuidar nuestro nivel de endeudamiento!!


Foto tomada de aquí.

Etiquetas: , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home