l

Últimos Posts

Peru en South ParkDaniel F.
2000: Tudela ViceSilvio Rendon
Un economista venerable: Wassily LeontiefSilvio Rendon
Los usos sociales de la ciencia* : PLoS, Nature y ...Andrea Naranjo
Fronteras desequilibradasSilvio Rendon
Cómo acaban los grupos terroristasSilvio Rendon
Caretas 1997: "de terrorista a congresista"Silvio Rendon
Ex-funcionaria fujimorista esterilizadoraSilvio Rendon
La moderna construcción del nosotros civilizado y...Andrea Naranjo
Cuarto aniversarioSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

25 oct. 2008

¿Qué es un líder? Por Daniel Salas

No se me ha olvidado la tristeza y, sobre todo, la indignación que sentí en 1997 al enterarme de la muerte de cinco muchachos durante el concierto de Servando y Florentino en la Feria del Hogar.

El día anterior yo había asistido al concierto de Aterciopelados y ya era evidente para algunos que se estaba acogiendo a demasiada gente y que podía producirse un accidente lamentable. En un momento de la presentación del grupo de rock colombiano, miembros de seguridad impidieron que algunos asistentes practicaran el "pogeo". No faltaron los que se quejaron por lo que consideraron un abuso que aguaba la fiesta; otros pensamos que fue una medida correcta. Porque, en efecto, la presión del público era a todas luces peligrosa.

Los aficionados a Servando y Florentino fueron muchos más, así que pude imaginar lo sucedido: una masa grupo de gente joven arremetiéndose irreflexivamente una contra otra. Como recordamos, mientras abajo se producían las muertes por asifixia, arriba los cantantes se peleaban contra los bomberos que querían parar el concierto. Ya era evidente que la situación era muy peligrosa y que había que detener la presentación a fin de impedir que algo grave ocurriera.

¿Qué es un líder? Alguien que comprende lo que ocurre ante los ojos de todos, alguien que reacciona devolviendo la razón cuando la razón se pierde. Servando y Florentino eran ídolos para muchas chicas pero con una enorme incapacidad para controlar los ímpetus de sus fans, quizá fascinados y cegados por el atractivo que ejercían sobre su auditorio.

En algunos casos, quien encabeza un grupo y mueve las masas se deja ganar por el placer que le confiere su poder, se solaza en la fascinación que produce en sus seguidores y puede contagiarse de la irracionalidad de la masa a la cual dirige. Pero entonces ya no es un líder sino un cabecilla que pierde conciencia del momento y es devorado por las mismas emociones irracionales que emergen en los arrebatos de los actos gregarios.

El líder debe estar siempre en capacidad de ver lo que desde la perspectiva del sujeto de la masa no está claro o no se puede ver. Un líder debe mantener y promover la lucidez, no dejarse llevar por los impulsos gregarios.

Se me ocurrió esta reflexión a raíz de un video que encontré de Foo Fighters y que es una versión en concierto de "I'll Stick Around", uno de sus temas más conocidos.

En 00:56 pueden ver a Dave Grohl, el cantante y líder de la banda, dirigiéndose a un grupo de muchachos que se estaban pegando entre sí. Grohl comienza elogiando a quienes, hacia su lado derecho, la pasan bien saltando y bailando para luego pedirles muy persuasivamente a los que están en el otro lado del auditorio que dejen de pegarse. En un momento les dice "No crean que van a irse a la cama con alguien haciendo eso. A las chicas no les gustan los hombres que se pegan entre sí".

Más abajo, he colocado el video de la entrevista de Magaly Medina a Servando y Florentino, realizada muchos años después de aquel accidente que espero que nunca olvidemos.

La diferencia ética entre un músico que hace música bullera y la de los dos mediocres cantantes de salsa de mala calidad es notoria.

El primero se da tiempo para reflexionar sobre una circunstancia peligrosa. La música de Foo Fighters es, sin duda agresiva, pero Grohl comprende y hace notar la diferencia entre expresarse con la energía propia del rock y hacerse inútilmente daño. Grohl se burla amablemente del machismo implícito en los gestos agresivos y les dice a sus asistentes que la sensualidad se lleva mucho mejor con la sensatez y la amabilidad.

En cambio, la pareja de hermanos que interpreta una salsa edulcorada e inocente como, según las normas sociales, debe ser el "amor adolescente", parece evidenciar que el arte concesivo y de pobre calidad es obstinadamente irreflexivo y, por tanto, lleva consigo una notoria maldad e, incluso, es capaz de dañar y destruir nuestras vidas. En pocas palabras: la pura idiotez al servicio de la autocomplacencia, del asfixiamiento del individuo en la vorágine del grupo y de una vida en la que se pierde la guía del sentido.


video

video

Actualización: Observen que, en la entrevista a Magaly Medina, Servando y Florentino aseguran que desde el escenario no se puede ver nada. No creo que esa sea la opinión de Dave Grohl, como se puede entender en el video anterior. Además, los encargados de seguridad les anunciaron a los hermanos Primera que era necesario detener la presentación y ellos, en lugar de cooperar para evitar una desgracia, azuzaron a su público, presentando a los bomberos como los malos que querían malograr la fiesta. Como bien lo dice Magaly Medina en esta entrevista, la responsabilidad de los artistas no se limita a cantar. Voy a escribir algunos posts más sobre la relación entre el líder y la masa inspirado en este post de Carlos Mejía. Véase también este interesante artículo de Pepi Patrón del cual nos avisa un comentarista.

Etiquetas: , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home