l

Últimos Posts

Ex-funcionaria fujimorista esterilizadoraSilvio Rendon
La moderna construcción del nosotros civilizado y...Andrea Naranjo
Cuarto aniversarioSilvio Rendon
Culto a la personalidadCarlos Mejia A.
¿Podría regresar la subversión?Silvio Rendon
¿Quiénes son los "reaccionarios"?Gonzalo Gamio
BVL: burbuja vs. crisisCarlos
1958: La protesta contra NixonSilvio Rendon
El Mercado de blogs 2: Blog es vendido a US$15 mil...Carlos
1960s: las barreras a la acumulación de capital hu...Silvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

17 oct. 2008

Caretas 1997: "de terrorista a congresista" Por Silvio Rendon






Un Caretas de hace once años y medio: Cerpa de congresista ¿Imaginable?

Entonces nada que ver. ¿Y ahora?

No fue Cerpa, ni fue congresista, pero...





Caretas del 23 de Enero, 1997 - N° 1449, en pleno secuestro por el MRTA en la casa del embajador japonés en el Perú, especuló a todo volumen sobre una integración del MRTA al sistema democrático peruano:
Las Opciones A Negociar
Néstor Cerpa podría llegar al Congreso si el MRTA se legaliza.

De sindicalista a terrorista y finalmente ¿congresista? Una opción no tan descabellada.

A principios de semana funcionarios gubernamentales trabajaban febrilmente para conseguir una casa cercana a la residencia del embajador japonés que se usaría como lugar de reuniones entre el interlocutor oficioso del gobierno, Domingo Palermo, el jefe del MRTA, Néstor Cerpa y la Comisión de Garantes.
Los preparativos auguraban un final feliz, que más adelante, dejando que vuele la imaginación, podría concluir con el MRTA insertado en la democracia.

¿Es inimaginable un Néstor Cerpa Cartolini integrado a la legalidad, ocupando un escaño en el Congreso y discutiendo apasionadamente una frase de un artículo de un proyecto de ley?
Muchos creen que sí, en el Perú. En las últimas semanas se han repetido hasta el cansancio los argumentos en contra: el MRTA es muy pequeño para negociar con él, no se puede legalizar a un movimiento que toma rehenes, son terroristas y no guerrilleros, un acuerdo de paz implicaría una rendición del Estado.
En realidad, ha sido exagerado denominar acuerdo de paz a lo que en verdad sería la integración de un pequeño movimiento a la democracia. Pero que es posible hacerlo, no cabe duda. Y para probarlo no se requiere viajar con la imaginación a otros países. Aquí mismo tenemos un ejemplo cercano.
El ejemplo, no muy bueno en realidad, es Hugo Blanco, que pasó de ser organizador de sindicatos campesinos a constituyente.

Como sabemos, el desenlace de la crisis de los rehenes no fue como lo especulaba Caretas. Gran patinada (¿o parte de la mecida a Cerpa y a Castro? aquí), pero....observemos los recientes acontecimientos; desde luego que lo que se especulaba hace más de once años no era al fin y al cabo tan descabellado.

Etiquetas: , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home