l

Últimos Posts

BCR: la lucha por el controlSilvio Rendon
El inevitable sinceramiento apristaSilvio Rendon
Y siguen las sorpresas en el directorio del BCR......Giovanna Aguilar
Sorpresas en el directorio del BCRSilvio Rendon
Prepotencia de García: se veía venirSilvio Rendon
Humo blanco en el BCRSilvio Rendon
El alto crecimiento no es sostenibleSilvio Rendon
Triángulo equivocadoSilvio Rendon
La participación peruana en LACEA-LAMESSilvio Rendon
Respuesta a un/a estudiante de economíaSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

14 nov. 2006

Más sinceramiento Por Silvio Rendon





Lima noviembre 2006.
Sala de espera de institución pública.
Para que nadie se equivoque: se siente, se siente. Alan está presente...

En diversas instituciones públicas se va notando la apristización en curso. No son nada tímidos para mostrarla...



Se dice que será en diciembre o enero. Una gran avalancha de cambios. Un desembalse de aprismo en la administración pública. La cosa ya se viene preparando. En diversas instituciones públicas se viene haciendo supuestas evaluaciones de personal, fichaje de gente, que muestre su currículum, que justifique su puesto. Los/as carnetizados/as vienen blandiendo su carnet en mano no a pedir servicios, sino a exigirlos. En estas instituciones algunos/as son y otros no son del partido. Los que no son preguntan a los que son (que generalmente son los jefes) qué hacer con la presión de los carnetizados. En algunos casos les contestan con una sonrisa, como diciendo "es que crees que los chanchos vuelan". En otros, no contestan nada.

La cosa se mueve y la presión es fuerte. Como en el primer gobierno, no son sólo los jefes los que están bajo presión. No señor. Son todos: los técnicos, los especialistas, los que tienen experiencia, las secretarias, los conserjes. Todos se ven con un pie en la calle. Así es la cosa. El puesto que hoy ocupas es para alguien del partido. No importa que no sepa ni donde esté parado/a. Eso es lo de menos. Estar en el partido de gobierno es más importante que ser especialista en un tema. Así lo hicieron en su primer gobierno, así lo hacen ahora.

Es el mensaje que le damos a las nuevas generaciones. ¿Para qué estudiar? ¿Para qué aprender? ¿Si finalmente los que saben quedan fuera y pierden y los que ganan son los mediocres de carnet, los bien envarados? Pues sí. Así va el gobierno del candidato que no quería ser recordado por la historia como el mal menor (ver Caballo ganador).

Etiquetas:

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home