l

Últimos Posts

El regreso del dependentismo (I)Silvio Rendon
Acercándose a GarcíaSilvio Rendon
Reformas del estado y casilleros vacíosSilvio Rendon
La gran combinaciónSilvio Rendon
Premios Nobel de Economía en el CuscoSilvio Rendon
Gratuidad de la enseñanza (II)Silvio Rendon
Intelectualidad americanizada (II)Silvio Rendon
Intelectualidad americanizadaSilvio Rendon
El mercado de maestrías en economíaSilvio Rendon
Gratuidad de la enseñanzaSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

12 feb. 2007

De la alianza aprofujimorista al pacto Fujimori-García Por Silvio Rendon

El Mercurio dice muy claro lo que es un secreto a voces:
  • La trama tras la silenciosa jugada del El pacto Fujimori-García que presiona a Chile
    ....
    Los contactos fueron varios. Primero, la visita de Alan García a Chile donde habría tratado con la Presidenta Michelle Bachelet los efectos negativos que generaría la presencia de Fujimori en Lima.
    ....
    Si bien al interior de La Moneda hay coincidencias en que lo mejor para las relaciones con Perú es que Fujimori no sea extraditado, también hay discrepancias sobre la señal a enviar a la Corte Suprema, cuyo fallo definitivo se espera para mayo de 2007.
    Ello, porque la propia Bachelet no está convencida. En noviembre de 2005, cuando aún era candidata, lanzó duras declaraciones en contra del ex Presidente. En ese tiempo La Moneda estaba alineada con detener a Fujimori, alimentada por el entonces presidente Alejandro Toledo.
Se sabe que hay una alianza aprofujimorista. Sólo faltaba darle concreción y referirla a las cabezas de cada grupo. Es evidente que García no quiere extraditar a Fujimori. Y no es que no puedan estar activos cuando se trata de ajustar las cuentas con alguien, pues hemos visto cómo el partido en el gobierno se ha dedicado a perseguir a Toledo. No han querido hacer un buen caso por la extradicción de Fujimori. Con la sentencia de la CIDH han distraído la atención diciéndole al público que se le iba a pagar indemnizaciones a los terroristas, cuando esa sentencia era un espaldarazo a la extradicción.

Las reacciones (en El Comercio) han sido:
Tanto apristas com fujimoristas insultan nuestra inteligencia contándonos cuentos de hadas. Según unos, es una reacción de la "ultraderecha chilena" frente a "la firme posición peruana". ¡Por favor! Hemos visto el gran teatro y las llamadas de atención del presidente al canciller sobre la capacidad operativa de la fuerzas armadas peruanas (otro secreto a voces). De firme no hay nada.... Según otros, es la "izquierda caviar", como si este fantasma pudiera decidir lo que publica El Mercurio. No, pues. No digan barrabasadas. El diario chileno lo único que ha hecho es publicar lo que buena parte de la prensa peruana no se ha atrevido a decir. Nada más.

A Chile no le conviene estar metiéndose en nuestros líos. El poder judicial chileno tendría que devolver a Fujimori al Perú. Punto. Que esto le convenga o no a tal o cual partido político en Chile o que esto beneficie o perjudique a quien detenta el poder en el Perú debería ser irrelevante. El señor Fujimori tiene acusaciones pendientes y no sufre ninguna persecusión política. El único tema es si en el Perú puede tener un juicio justo. Y lo puede tener. Chile tiene mucho que perder si sacrifica la aplicación de la ley por un serie de camanduleos políticos de república bananera, como "dejar gobernar" a García, que supuestamente ha sido tan amistoso con Chile. En fin. Los criterios que sigan allá ya son sus líos. Entiendo la publicación de El Mercurio como que hay preocupación en cierto sector de opinión porque les están salpicando problemas que no son suyos y el gobierno socialista se podría estar prestando a ello. Es una advertencia a Bachelet para que no se involucre en pactos entre oscuros personajes como García y Fujimori.

(Si alguien cree que García se metió a Bachelet al bolsillo con su invitación al desfile militar peruano, que mire aquí cómo se burlan de nuestro desfile. García no se ha ganado a nadie; locas ilusiones suyas si piensa que puede usar a Bachelet como carta de negociación con Fujimori...)

Por la parte peruana, lo que conviene al Perú es que Fujimori regrese para ser juzgado. Es irrelevante cualquier cálculo político al respecto: si esto hace aparecer a Fujimori como víctima, si esto beneficia o perjudica a tal o cual grupo político. Fujimori debe ser juzgado como se ha hecho con Montesinos. Lo que nos interesa es que no haya impunidad, que haya un debido proceso judicial, que se consoliden las instituciones democráticas en el país. Cualquier otra cosa es reforzar la precariedad politica y jurídica que ha caracterizado al Perú en las últimas décadas.

En tal sentido, la publicación chilena no es ninguna reacción por ninguna "firme reacción peruana". Esa visión no es sino un burdo intento por apelar a sentimientos nacionales, como si los intereses de García y los de su enemigo-amigo Fujimori fueran los del Perú. Para nada.

Etiquetas: ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home