l

Últimos Posts

Harry Potter y el capitalismo avanzadoDaniel Salas
Apristas a coparSilvio Rendon
Ladran SanchoSilvio Rendon
Guerra Perú-ChileSilvio Rendon
Órdenes presidencialesSilvio Rendon
"Moral y luces": El antipoder de ChávezDaniel Salas
El combate de las religionesDaniel Salas
Apología de la discriminación (actualizado)Silvio Rendon
¿Alianza apro-fujimorista?: Comentario a Martín Ta...Silvio Rendon
La relación económica con ChileSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

19 feb. 2007

Las ventajas comparativas en los mercados internos Por Silvio Rendon

Leo en el blog de Actualidad Económica
La Era de las Ventajas Absolutas
Por Bruno Seminario
Cuando la brillante mente de Ricardo concibió la “teoría de las ventajas comparativas” tenía como motivación fundamental explicar un universo que caía fuera del campo donde operaba la ley del valor, es decir, descubrir las leyes que regulaban el comercio internacional. Pocos, sin embargo, se preguntan por qué Ricardo postuló, para los mercados internacionales, una teoría que no era consistente con la teoría del valor , desarrollada para explicar las determinaciones que gobiernan el funcionamiento de los mercados internos.

¿Por qué Ricardo consideró necesario introducir una molesta inconsistencia en su sistema y no se limitó a usar para explicar el intercambio internacional los mismos principios que regían la determinación de los valores en el interior de una nación?

...
La ventajas comparativas son para el comercio internacional y no son coherentes con las leyes que rigen el mercado interno de una nación. Además tenemos
Quizás, la observación más elemental que podemos hacer era que, en ese entonces, existían en todas las economías importantes industrias que funcionaban aisladas de los flujos de comercio internacional
...
¿Qué principio entonces gobernaría la división internacional de trabajo si se igualaran las remuneraciones en todo el planeta? Exactamente el mismo que gobierna la asignación de recursos al interior de una economía: el principio de ventajas absolutas.
Se trata entonces de una teoría que corresponde a tiempos pasados donde había aislamiento. Hoy en cambio hay mayor integración internacional y en el mercado internacional prevalecerían crecientemente las leyes que rigen en los mercados internos, las ventajas absolutas.

Comentario: Como economista laboral la veo diferente:
  1. Las ventajas comparativas sí existen dentro de una economía, y
  2. no constituyen para nada un principio opuesto al que rige el intercambio y la formación de precios en un mercado interno
Lo que dicen las ventajas comparativas es que todos mis vecinos pueden ser mejores que yo en absolutamente todo. A mí me conviene especializarme en lo que soy relativamente mejor. Sea yo un país o un individuo, se dice que tengo ventajas comparativas en aquello en que soy relativamente mejor. (Algo tengo que hacer para vivir, ¿no? Tal vez un país pueda ponerse en plan autárquico - ¿puede?- porque no la hace en nada, pero para un individuo es más difícil.) Por ejemplo, una joven que tiene que elegir una ocupación aplicará exactamente este criterio: elegirá la ocupación donde gana más ella (abstrayendo diferenciales compensados, valor de consumo del trabajo u otras consideraciones). No importa que sus vecinos y amigos sean mejores que ella en todo, o que ellos ganen más que ella. Esto no tiene que ver con que el mercado sea interno o externo. Los salarios en este país pueden estar fijados en competencia más o menos perfecta, más o menos imperfecta.

Desde mediados del siglo pasado el modelo de Roy, formalizado posteriormente por Heckman y Sedlacek, ha constituído una teoría de las ventajas comparativas aplicadas a la selección ocupacional dentro de una economía. Se trata de toda un área de la economía dedicada a estimar, contrastar, cuantificar, etc., etc. la importancia de estas ventajas comparativas. En fin, dejo que el/la lector/a entusiasta de los buscadores haga su propia búsqueda en Google con las palabras "comparative advantage occupational selection" y le eche una miradita a lo que hay escrito al respecto. (Uno de mis favoritos es Willis and Rosen 1979).

Ergo, no es que las ventajas comparativas ya fueron y que la globalización, unificando a la economía internacional en una sola economía, nos está trayendo las ventajas absolutas. Siguen siendo. Ricardo la vio en los mercados internacionales y otros la vieron en los mercados nacionales....

Etiquetas:

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home