l

Últimos Posts

¿Alianza apro-fujimorista?: Comentario a Martín Ta...Silvio Rendon
La relación económica con ChileSilvio Rendon
Respuesta a un estudiante de literatura (I)Daniel Salas
La sobre-educación y los mercados laboralesSilvio Rendon
Chicha dependentistaSilvio Rendon
El regreso del dependentismo (II)Silvio Rendon
De la alianza aprofujimorista al pacto Fujimori-Ga...Silvio Rendon
El regreso del dependentismo (I)Silvio Rendon
Acercándose a GarcíaSilvio Rendon
Reformas del estado y casilleros vacíosSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

16 feb. 2007

Apología de la discriminación (actualizado) Por Silvio Rendon

Leo en La Primera:
Secretario general del APRA asegura que los de esas bancadas “frenan el rumbo del Ejecutivo”.
Pide más puestos para compañeros

...
Mulder usó como argumento que, a su opinión, las entidades del Estado están plagadas de funcionarios que entraron “como manada” durante la gestión del ex presidente Toledo y algunos fujimoristas que aún quedan. Y desde esos puestos, algunos de ellos claves, frenan el rumbo del Ejecutivo.

“Puedo decir que en la administración pública hay el doble de toledistas que de apristas, a pesar de que los toledistas son el 1% a nivel nacional y ya dejaron de ser gobierno. Y creo que todavía subsisten más fujimoristas que apristas. Y esos son los que ponen trabas. Los ministros a veces se encuentran con que no pueden desentrampar un tema porque los burócratas lo entrampan. Además, están acostumbrados a encarecer todo tipo de gestión, sobre todo de inversión. Esto tiene que ir cambiando”, apuntó Mulder a su salida de la Comisión Permanente del Congreso.
...
“Yo reclamo para que por lo menos haya más apristas” en los puestos de confianza, para asegurar el rumbo del gobierno. “Es muy difícil hacerlo con personas que tienen una predisposición política contraria. No se avanzan las cosas a la velocidad que uno quisiera”, reiteró. Igual, generó una ola que traerá lógicas reacciones.
Bueno, sigue el sinceramiento. Mulder expresa abiertamente su preocupación por los puestos de trabajo de sus compañeros. Como secretario general de su partido es parte de sus funciones, como fue comentado en La oferta laboral aprista y la ley de Say. Las declaraciones de Mulder refuerzan lo comentado el post Mantilla también regresa. Entonces se revelaría la siguiente información dada por La Primera:
Las presiones que muchos ministros están recibiendo respecto del nombramiento de viceministros y demás funcionarios de sus respectivos sectores han tenido como mano visible –como lo hemos informado– al congresista Mauricio Mulder, pero, según información fiable, detrás del pugnaz parlamentario está la mano maquiavélica de Mantilla, quien es visto como un mártir por muchos dirigentes apristas y le siguen guardando lealtad a prueba de balas.

La alianza Mulder-Mantilla estaría tratando de sentar sus reales en contra de las intenciones de Jorge del Castillo de modernizar el partido y, a la par, gerenciar el gobierno (cosa que hasta el momento viene haciendo con propiedad). La salida del viceministro Carlos Arana, en esa perspectiva, es sintomática de esa pugna sorda.
En esa ocasión, Mulder se apresuraría en desmentir esta información. Hoy vemos que Mulder abiertamente pide chamba para los suyos. ¿Qué tal si los puestos públicos se dejan de ver como un botín político y entran los mejores? Se hace una convocatoria pública, se comparan los Currículum Vitae, se entrevista a los candidatos y se elige a los/as mejores. No es muy difícil hacer algo así y es lo deseable. El país necesita seleccionar a los más aptos para los puestos públicos, sin importar la afiliación partidaria, raza, género, orientación sexual, creencia religiosa, etc. No hacerlo es alentar a que continúe el favoritismo para unos/as y la disciminación para otros/as. Las declaraciones de Mulder constituyen en toda regla una apología de la discriminación en los mercados laborales.

Actualización Leo en Perú 21:
Premier justifica que apristas entren al aparato estatal
Aunque insistió en que los méritos serán el principal criterio a la hora de emplear a los nuevos funcionarios públicos, el presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, defendió la contratación de militantes apristas en el Estado y dijo que muchos de sus correligionarios tienen las suficientes cualidades profesionales para ocupar puestos de importancia en el sector estatal.

"Hay algunos que piensan que porque (el postulante a funcionario) es aprista no es competente ni eficiente. Eso ya es una suerte de persecución (.) No, señor. Los apristas no estamos descalificados. Y hay muchos compañeros del partido que tienen altas calificaciones como para ocupar algún puesto público (.) Esto ya es una cacería que tampoco vamos a admitir", afirmó.

En entrevista en CPN Radio, el jefe del gabinete dijo coincidir con su correligionario, el congresista Mauricio Mulder, en que, en el momento de elegir a los nuevos servidores públicos, no puede haber exclusiones. Como se recuerda, Mulder fue mucho más allá y reclamó que se contrate a más apristas, sobre todo en los cargos de confianza.
Están confundiendo las cosas. Definitivamente, los apristas no tienen por qué estar excluídos ni discriminados de ningún concurso público. Que se presenten todos y que gane el mejor. OK, pero eso no es lo que dijo Mulder, que abogó directamene por una mayor contratación de apristas porque hay muy pocos en relación a gente de otros credos políticos, no porque sean competentes. Es muy diferente. Y sin embargo, nos dicen que coinciden. ¿Cómo es posible? Este tipo de afirmaciones y aclaraciones acaban por restar credibilidad a lo que anuncian los voceros del gobierno y del partido en el gobierno. En realidad, las declaraciones de Del Castillo, siendo razonables en teoría, son hasta más peligrosas que las de Mulder, ingenuas ellas. ¿Por qué? Porque puede resultar que encima que copan nos cuenten que son los de más altas calificaciones.

¿En qué puede acabar todo esto? Leamos lo que dice García:
"No he tenido ocasión de leer eso pero en proporción a los votos obtenidos en la primera vuelta, que fueron un poquito menos del 25%, creo que el partido tiene bastante".

Sin embargo, a continuación, agregó: "Nos gustaría tener un poquito más, pero tampoco se puede aparecer avasallando, copando o tomando. Todo depende del tiempo. Esto no se da desde el pitazo inicial ni desde el primer día".
He ahí. Apuntamos a un sistema de colocación laboral donde los apristas tienen una cuota de puestos públicos fijada alrededor de la votación que sacó su partido en la primera vuelta. Este es un criterio inaceptable. Las cuotas y la acción afirmativa no es para eso, sino para corregir la discriminación por atributos personales como raza, género, orientación sexual, etnicidad, discapacidad. No para que los partidos tengan cuotas en el aparato del estado. El anuncio es también inaceptable: el copamiento irá poco a poco... pero irá...

Actualización 2: Y sí, la dinámica del copamiento sigue adelante:
• Y no hay copamiento

Aunque el gobierno lo niega, y Mauricio Mulder lo pide, el ingreso de los compañeros de Alfonso Ugarte a la administración pública va en aumento. Por ejemplo, Rodolfo Beltrán Bravo, gerente general de Pronamachcs, es un conocido militante del Partido Aprista.

• Otro más

Pero Beltrán no es el único compañero premiado con un cargo. José Salazar Barrantes acaba de ser nombrado presidente de Sunass.

• También en Fonafe

Martín Sifuentes Palacios, nuevo director ejecutivo de Fonafe, también es militante del Apra y ex candidato a la municipalidad de Trujillo. Por ahora contamos tres, pero la lista sigue.
Sí, la lista sigue...

Etiquetas: , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home