l

Últimos Posts

Un país que lee????Susana Frisancho
La ola de protestasSilvio Rendon
Machu Picchu maravillosoSilvio Rendon
Fujimori no extraditadoSilvio Rendon
El blog de Nila VigilDaniel Salas
Oye, Alberto:Hey, BulldogDaniel Salas
¿Acceso a la cultura o discriminación?Susana Frisancho
Vargas Llosa se entusiasma con GarcíaSilvio Rendon
Jóvenes PhD en economíaSilvio Rendon
Costos laborales, empleo y eficiencia socialSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

18 jul. 2007

Tarata Por Silvio Rendon


Calle Tarata en la actualidad (Foto de SR).


Se dijo que Tarata causó mucha conmoción porque ocurrió en un barrio rico, mientras que diversos crímenes mucho peores ocurridos en zonas y barrios pobres fueron ignorados olímpicamente.

Miraflores es un distrito que ha vivido un proceso de deterioro urbano, en línea con el proceso de empobrecimiento sufrido en todo el país. Los más ricos se han venido marchando de este distrito, que se ha convertido en un lugar de residencia de gente de clase media. Procesos similares han sufrido otras zonas, notoriamente el centro de Lima.

Pero bueno, eso no era un tema que le interesara mucho a Sendero Luminoso, que por esas fechas intentó poner un coche-bomba en Comas, o que asesino a diversas personas de zonas pobres.

No hubo en ninguna zona urbana algo parecido a la masacre de Tarata. Ni en la Gran Lima, ni en ninguna otra urbe del país. No es un tema de sesgo. Fue grave simplemente porque fue un atentado terrorista que mató a mucha gente. Da igual que sean ricos o pobres. Respetando particularidades, fue una masacre tan grave como Accomarca, Lucanamarca, Uchuraccay o cualquier otra de la guerra interna vivida en el país.

Llegado a este punto, creo sí que los ricos del país no estuvieron para nada ajenos o de espaldas a la guerra interna. Muchos fueron secuestrados, amenazados, chantajeados, pagaron cupos, o fueron asesinados por los grupos insurgentes. Y por supuesto las familias de estas personas sufrieron todos estos golpes desde el comienzo de los ochentas. Aguantaron la guerra interna, definitivamente con más recursos que personas pobres, pero con gran tenacidad. En ciertos ambientes pareciera que la violencia que sufre una persona es disculpable o tiene un atenuante si esta persona es rica. Es verdad que la riqueza en nuestro país en muchos casos no proviene de la innovación, sino de un comportamiento prebendario y rentista. Pero esto no debería ser ningún atenuante en caracterizar lo que ocurrió como una masacre. Es importante, sobre todo en nuestro tan polarizado país, resaltar lo común que existe entre todos nosotros: tenemos familias, rutinas, queremos progresar, etc., seamos pobres, no tan pobres, no tan ricos, o ricos. Una idea simple, que seguramente muchos comparten, pero pocos aplican...

Etiquetas: ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home