l

Últimos Posts

La guerra contra las ideasGustavo Faverón Patriau
Autoridades PUCPSilvio Rendon
Muy interesante: Sobre el arte de hablar huevadasDaniel Salas
¿Dónde está el comentarista?Daniel Salas
La fábula de Nietzsche y el liberalDaniel Salas
Una preguntita a la izquierdaDaniel Salas
Bienvenido Fredy RoncallaSilvio Rendon
Más sobre hormigas, cigarras y otros bichosDaniel Salas
11 de septiembre en Long IslandSilvio Rendon
Unas preguntitas a los amantes de la libertadDaniel Salas

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

17 set. 2007

Contradicciones y coincidencias Por Silvio Rendon

Leo en Correo a Aldo Mariátegui estos párrafos seguidos
Además, si se quieren realizar consultas para este tipo de cosas, pues que se hagan a nivel regional, porque el canon está en juego. Ya que esta mina es una riqueza de Piura y no únicamente de Ayabaca, pues que vote Piura entera al respecto.
Y mandan cómicos e-mails diciendo qué pensaría uno si encontrasen una mina de ese tamaño al lado de su propia casa en Lima... ¡Pues feliz de la vida! ¡La tinka, el pollón! Le trataría de sacar los mayores beneficios posibles al inversionista.
Pero si algo positivo debe salir de todo esto es que ya se debe acabar cuanto antes con esa contaminación medieval en La Oroya y Pasco. Las concesiones a Doe Run y todos los que operan por allí deben ser canceladas si no solucionan eso ya, comenzando por ese desagüe infernal llamado túnel Kingsmill. Además de estar dañando a seres humanos, les dan falaces pero efectivos argumentos a estos extremistas antimineros.
Fase final de “Operación Majaz” (17/09)
Comentario: Tres cosas:
  1. Que vote Piura entera y no sólo Ayabaca. Pero si este señor se opone a cualquier consulta sobre el tema. Si Piura dice que no, insultará a la gente que participe de la consulta. Con esa lógica, tendría que votar todo el Perú y como ya se votó por García, que García decida todo. No, pues. Son los directamente afectados los que tienen que pronunciarse.
  2. Los "cómicos emails" parecen referirse a un material originado en este blog que ha circulado a través de correos electrónicos: el post de Daniel Salas La fábula de Nietzsche y el liberal. El periodista dice que festejaría (como si se hubiera sacado el pollón) si encuentran una mina en su casa. No es creíble su alegría. Habla como si estuviera de acuerdo con que él decidiese algo. Justo unas líneas antes ha dicho y justificado que él no tendría derecho a decidir nada, sino que tendría que decidirlo todo el departamento, en este caso, de Lima.... Además, notemos cómo habla de "sacarle los mayores beneficios posibles al inversionista". Ya. Justamente eso es lo que hacen las comunidades aledañas a las minas, pero cuando eso ocurre el director de Correo los condena como portadores de agendas antimineras de rojos, caviares y bellacos diversos, según él.
  3. Y para cerrar el artículo con broche de oro, se añade una contradicción más. Ahora se pide que se cancele concesiones en La Oroya y Pasco, porque la contaminación medieval que allí se produce da argumentos a los antimineros. Oiga, señor. Los "antimineros" son tildados así porque precisamente están en contra de esa contaminación medieval que Vd. admite como nociva. Vd. también podría ser tildado entonces de "antiminero". La gente no es antiminera, sino que tiene miedo de la contaminación.
En suma, Sr. Aldo Mariátegui, la gente que pitea quiere lo mismo que Vd.: decidir sobre lo que ocurre en su zona de residencia, obtener los mayores beneficios posibles y que no le contaminen la casa. No son el resultado de la manipulación de nadie, como que Vd., fíjese bien, coincide con ellos y ellas en todo sentido.

Actualización: Un comentario recuerda esta frase de Enrique Ghersi (ver La propiedad del subsuelo en el Perú):
"La solución consiste, entonces, en privatizar el subsuelo, entregándolo a sus legítimos propietarios del suelo, campesinos y comunidades de los Andes."
Este tipo de cosas se dicen en época electoral o en términos generales, mas no cuando hay un tema concreto en la agenda. Después se sorprenden por qué el liberalismo no pega en el pueblo. En sencillo. Es porque los llamados liberales no están ahí con la gente, defendiendo sus derechos. La gente más pobre sólo recibe insultos y prepotencia de este sector. Un simple equilibrio: ellos no están con los pobres; los pobres tampoco están con ellos...

Etiquetas: , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home