l

Últimos Posts

La publicidad y la ideología de la felicidadAndrea Naranjo
¿El Perú plagia a Bolivia?Silvio Rendon
Vodka revanchistaSilvio Rendon
Las esterilizaciones de Fujimori y quienes lo ayud...Silvio Rendon
"Papa-pan" y circoCarlos Vargas Salgado
Hildebrandt en canal NSilvio Rendon
"Hablan de la pobreza mientras comen caviar"Silvio Rendon
La regulación del poder no gubernamentalSilvio Rendon
La "guerra fría" y la cabeza caliente de Alan Garc...Silvio Rendon
El Humor No Es HuecoSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

11 abr. 2008

Nuevos sujetos en escena Por Carlos Vargas Salgado

Ha comenzado el Festival Internacional de Acciones Escénicas (FIAE) en Comas, y con él se inicia un ciclo anual de movidas teatrales en los conos de Lima que ya han dejado de ser noticia insólita, para devenir, en mi opinión, verdaderos motores de una nueva forma de promover y difundir el teatro en circuitos masivos, y que cambiará para siempre la forma de percibir la teatralidad nacional en unos años.
El "ciclo" al que hago referencia no es coordinado, pues en verdad se trata de diferentes iniciativas, programas culturales y encuentros que se suceden o incluso coinciden en el tiempo. El FIAE, por ejemplo, está organizado por los jovencísimos integrantes del Laboratorio de Investigación Teatral, y tiene como sede central el barrio de Santa Luzmila. Pero casi inmediatamente después se dará inicio, desde principios de mayo, a la ya célebre FITECA (Fiesta Internacional de Calles Abiertas), en el Barrio La Balanza también del enorme distrito de Comas, y organizado por grupos de jóvenes creadores entre quienes destacan los colectivos La Gran Marcha y Luna Sol. Y los comeños pueden ufanarse no solo de estos dos gigantes proyectos teatrales, sino de un tercero, el Festival Itinerante y Encuentro de Teatro Popular (FIETPO), organizado por Sol de Medianoche probablemente el más extenso pues dura alrededor de cinco meses, y llega a varios distritos además de Comas.
Aunque es necesario reconocer el liderazgo del Cono Norte en materia de organización de encuentros, no es menos cierto que su cono opuesto, liderado por Villa El Salvador también tiene para ofrecer una permanente actividad teatral, en particular en centros culturales establecidos por grupos como Vichama, o Arena y Esteras. Todos ellos tienen una agenda elaborada, permanente y amplia de actividades dedicadas a sus respectivas comunidades, a la par que un permanente intercambio artístico con países europeos y americanos. No fue extraño por ello que un teatrista de Villa, Miguel Almeyda, haya desarrollado un proyecto de intermediación que le hizo merecedor a un premio de RPP.
El modelo se está multiplicando (se anuncia para junio por ejemplo un festival teatral en El Agustino, dirigido por el reconocido grupo Waytay), y las zonas frecuentemente consideradas periféricas a la actividad cultural, han empezado hace mucho tiempo a tener una saludable autonomía en materia de organización de actividades. Sin embargo, hay algunos elementos que hacen por demás especiales estos proyectos, y los diferencian no solo de los circuitos establecidos de teatro en Miraflores o San Isidro, sino también de la movida alternativa popular que se dio en décadas pasadas. Entre estos elementos podría mencionarse:
- La organización está en manos de colectivos artísticos de los propios barrios y distritos, y no se trata de iniciativas de "difusión" del trabajo que hacen artistas del circuito establecido. Son colectivos, no empresas productoras, aunque aplican principios de producción profesional.
-A diferencia de otros encuentros nacionales, y de otros países vecinos, estos encuentros acentúan su conexión con la comunidad, no solo con los Municipios, sino también con organizaciones comunales. Las comunidades están involucradas directamente (dan alojamiento, colaboran en la alimentación), y el encuentro conserva el cariz de evento comunitario. No en vano la FITECA ha reclamado que su encuentro es una forma actualizada de "fiesta popular".
-Las funciones son gratuitas o de muy bajo costo, y la organización no tiene fines de lucro. Aunque se requiere un gran apoyo económico, la base de los proyectos es difundir el teatro de todo el mundo, de la manera más accesible, para pobladores de la zona. Y la calidad de los trabajos, como pueden ver, no va en directa relación con el precio: se puede ver grupos extraordinarios por muy poco o ningún pago.
-A diferencia de la movida alternativa popular de los 70´s y 80´s, estos nuevos espacios no tienen una línea ideológica o política dominante, sino más bien que se ha subrayado el valor que para una comunidad tiene el conocimiento de primera mano de objetos artísticos. Muchos de los organizadores son gente formada en espacios como el Teatro de la Universidad Católica o la Escuela de Arte Dramático, que además han hecho extensas giras internacionales, pero que han vuelto su interés sobre el destino educativo y cultural de sus distritos originales.

Hace poco hubo una discusión sobre el futuro económico de estas iniciativas, si es necesaria la intervención de industrias culturales que las desarrollen, o si es mejor incentivarlas para que sean los propios productores locales los que encuentren su propio camino de desarrollo. Pueden ver más de esta esta discusión en este enlace.

Mientras tanto, celebremos que mientras en otros lados se decreta la crisis del arte peruano, parece que algunas iniciativas ya han crecido lo suficiente para tomar el relevo.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home