l

Últimos Posts

Mercado y contraculturaJorge Frisancho
La CVR y sus "críticos": reflexiones sobre la ideo...Gonzalo Gamio
1966: "¿Son los indios personas?"Silvio Rendon
Dos onces de septiembreSilvio Rendon
Muerte en el Qapaq ÑanSilvio Rendon
Lima y los espacios públicos emergentesAndrea Naranjo
Físico y antropólogo John Earls opina sobre The Gr...Andrea Naranjo
1941: "Los extranjeros son dueños de casi todo el ...Silvio Rendon
1966: Robert F. Kennedy en el PerúSilvio Rendon
Giacosa: "La Reserva Federal de los EEUU es un org...Silvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

13 set. 2008

¿Ley Giampietri o ley de reciprocidad y seguridad nacional? Por Silvio Rendon

Se puede leer la ley Giampietri aquí (pase de CDC). Lo primero que salta a la vista es que tiene nombre propio. Se refiere a dos países en particular: Chile y Ecuador. Y se cita diversos párrafos de la legislación esos dos países. Veamos:

Chile:
"la Autoridad Marítima local correspondiente podrá a una o más naves mercantes extranjeras del cabotaje cuando, a su juicio, existiera razones suficientes para así disponerlo"

"para los efectos de transportar los cargamentos que se conducen por la vía marítima desde o hacia Chile, se aplicará el principio de reciprocidad de tal forma que la proporción al acceso que tendrán las naves mercantes extranjeras a las cargas marítimas, desde o hacia el país, se regulará según la proporción del acceso que, en sus tráficos correspondientes, se permita a las naves chilenas por el país respectivo".

"en las faenas de remolque, o en maniobras en puertos chilenos, solo podrán utilizarse remolcadores de bandera nacional"

"Para ser oficial de naves nacionales será necesario poseer título de tal y licencia de embargo, otorgados por el Director; ser chileno..."

"para ser tripulante de naves nacionales es necsario ser chileno"
y Ecuador tiene un par de artículos parecidos.

Los antecedentes mencionados por el proyecto son indirectos, refiriéndose a amenazas que "en un primer momento no son vistas como tal" (sic), pero que posteriormente pueden provocar problemas de gobernabilidad en el país. Y más directamente se refiere a los "aspectos de seguridad en un mercado competitivo". Esta sección es el centro de la argumentación económica y geopolítica. No está hecha de la mejor manera ni en su argumento ni en su redacción, pero se advierte la idea:
Sabemos que, en una economía con mercados perfectamente competitivos, el equilibrio de mercado genera una asignación eficiente de recursos, sin embargo, uno de los supuestos básicos para que esto ocurra efectivamente, es que las acciones de cada agente individual, no afecten las decisiones de los otros miembros de la sociedad. En otras palabras, no debe haber interdependencia en las decisiones de producción o consumo; pero que ocurre cuando este agente no es nacional sino extranjero, pregunto, ¿a quién va a privilegiar sus decisiiones, a los intereses nacionales o a los de su país de origen? Para ilustrar mejor este aspecto, supongamos que el Puerto del Callao, los servicios de remolcadores, los servicios de practicaje, y las concesiones de los diferentes servicios colaterales al puerto son en el tiempo, otorgados a un mismo postor extranjero, es evidente que va a ejercer una posición dominante o monopólico, lo cual está prohibido en la Constitución en su artículo 61o. Con esto no se pretende poner restricciones a todas las inversiones extranjeras por el simple hecho de que ellos lo hagan con nosotros, debamos también de facto aplicar restricciones similares; sino por el contrario, lo que se persigue es que se evalúe adecuadamente el contexto y la conveniencia de aplicar estas medidas. En la mayoría de los países de la región, (Chile, Brasil, Colombia, Ecuador, y Venezuela por citar algunos) la aplicación de estas medidas proteccionistas o discriminatorias tiene su correlato de alguna forma, con aspectos de seguridad y de dominio de parte del Estado. Cabe recordar que las llamadas empresas estratégicas, o los servicios esenciales de un país son justamente las llamadas para tutelar los intereses nacionales y por ello lo sensible del tema.
El punto básico de la ley es:
"El Estado en resguardo del interés nacional podrá aplicar en casos excepcionales, medidas restrictivas para acceder a los mercados; asímismo podrá adoptar medidas análogas proteccionistas similares a las de otros países en defensa de la inversión nacional."

Este proyecto cuenta con la oposición de Aráoz (que lo califica de "tontería") aquí, Múlder (que dice que es "inconstitucional") aquí, Benavides (que dice que el proyecto está "fuera de la realidad") aquí, Del Castillo, Valdivieso y Rey aquí, el IPE (que lo califica de "pintoresca iniciativa") aquí, Castagnola aquí, Álvarez (aquí). Se ha dicho que el proyecto es un producto de "la impronta castrense del almirante" Giampietri que se contradice, pues es el presidente del APEC Perú 2008 "evento que supuestamente va en la línea de una mayor apertura económica y comercial", aquí, Godoy. El Comercio, Correo y la Razón no han dicho mucho en contra del proyecto.

Comentario: El común denominador de los críticos a este proyecto es que lo presentan como una restricción a las inversiones extranjeras, indudablemente importantes para el crecimiento económico del país, y que se trataría de un regreso al proteccionismo. De aprobarse este proyecto se vendrían las plagas de Egipto y las inversiones se irían un poco más en estampida.

No suelen decir que esta ley alude directamente a los países vecinos con los cuales históricamente tenemos situaciones conflictivas, como Ecuador y Chile. Bueno fuera que estas tensiones no existieran, que los ciudadanos chilenos y ecuatorianos pudieran venir a nuestros puertos y ciudadanos peruanos pudieran ir a los suyos, sin que la actividad de estos invividuos, privados, tuviera nada que ver con la política estatal de ningún país. Simplemente no es así. Hay una preocupación por la seguridad nacional en sectores que en caso de conflicto juegan un rol como parte de las hostilidades. Además, las tensiones con el vecino del sur han ido en aumento durante esta década y su presencia económica en nuestro país es palpable. Pero claro, una cosa es que sean propietarios de algunas farmacias o supermercados, bienvenidos sean, y otra, evidentemente más delicada, es que sean propietarios de los puertos peruanos, máxime cuando sospechosamente, en sus países tienen medidas proteccionistas. Ya lo son de los cielos peruanos, por Lan Perú. No se puede ignorar la situación. La geopolítica sí importa. La defensa nacional no es sólo un tema militar, sino de toda la entidad nacional.

Y más aún, mientras los militares chilenos declaran públicamente que su rol no es el tradicional de defensa del territorio de su país, sino también de sus inversiones en el extranjero, en el Perú no se ha visto ninguna declaración o politica clara en defensa del capital humano peruano presente en Chile. Las declaraciones de García, por el contrario, fueron de temor porque "Chile se va a enojar" y expulsar a los peruanos residentes en ese país. En el Perú no se ha hecho mucho por lograr un equilibrio y una reciprocidad en nuestra relación con nuestro vecino.

Desde un punto de vista estrictamente económico, aquí no estamos hablando de un país eminentemente más rico que otro, que le aporta tecnología y una fuerte inversión de capital. Estamos hablando de países conmensurables que tienen una situación estratégica en diversos ámbitos. Es decir, el Perú es una economía pequeña en relación a EEUU o Europa Occidental, pero de ninguna manera en relación a Chile. Se puede establecer un proceso de negociación y lograr un equilibrio en lo que sea comercio como inversiones internacionales. Lograr la reciprocidad, que es un mejor equilibrio que la unilateralidad. Chile es una economía emergente algo más avanzada que el Perú, pero de ninguna manera se ha graduado como país del primer mundo. Ellos también necesitan inversiones extranjeras y éstas podrían ser peruanas (1). Y definitivamente, no es cierto que habrá una "corrida" de inversiones del país por una medida que abre las puertas para reciprocidad y seguridad nacional. ¿Acaso las inversiones se van de Chile en estampida por las cláusulas citadas arriba?

Eso sí, en Chile, principalmente, deberían mirar con atención esta desconfianza peruana. No van a lograr la confianza del Perú si en casa aplican medidas restrictivas. Lo más probable es que en el Perú se acabe adoptando medidas restrictivas también.

Mal argumentado, mal redactado, el proyecto de parte de la bancada aprista (en las firmas del proyecto no sólo esá Giampietri) alude también a la monopolización portuaria, pues ahora un mismo propietario controlaría diversos puertos del Pacífico que se supone estaban en competencia. ¿Es esto así? Lo tendría que investigar, pero cabe la posibilidad, por lo que he ahí otro argumento económico a prestar atención.

Finalmente, algo que se ha aprovechado en algunos sectores, al parecer sobre todo de izquierdas, para rechazar en bloque el proyecto de reciprocidad-seguridad nacional es que lo ha presentado Giampietri, una persona con un historial de violaciones a los derechos humanos, como muchos militares peruanos (cosa que he abordado abundantemente en este blog como en Lapicero Digital). Pero creo que toca ver más allá de quién haya presentado el proyecto y analizar los argumentos. Cuando la gente no analiza las razones, acaba por guiarse por quién lo dijo. Un militar represivo un buen día puede decir algo sensato sobre la defensa nacional y sobre diversos temas. No caigamos en algo así como "los chilenos antes que Giampietri". Aprendamos de la historia.

________

(1) Rafael Rey señala que si un país que invierte en el Perú cierra su mercado interno a los ciudadanos peruanos, es problema de ese país. El Perú se seguirá beneficiando de las inversiones que ese país nos traiga. Cierto. Impecable argumentación. Si hay paz y confianza entre los países. ¿Y si hay guerra? Analicemos las guerras de las últimas dos décadas en el mundo. Las consideraciones de seguridad nacional ¿importan o no importan?


Actualización: Un lector nos indica que Ollanta Humala respalda a Giampietri en este proyecto , aquí y nos avisa sobre este artículo de Humberto Campodónico No es una tontería.

Actualización 2: Santiago Pedraglio en Perú 21 en contra de Giampietri en Señores militares… ¡con la economía no! (cual Chuiman "en la cara no"). Carnecitas de La Razón, a favor, aquí.

Actualización 3: Aldo Mariátegui, aquí, respetuosamente en contra de Giampietri:
- Es curioso cómo aquí pesa más el mensajero que el mensaje. Sale Giampietri con una iniciativa nacionalista –bienintencionada, pero totalmente fuera de foco– para exigir reciprocidad o si no tomar medidas retaliatorias con inversiones de otros países (evidentemente dirigida a Chile). Uno esperaría que Humala y sus voceros mediáticos apoyasen con entusiasmo esta desfasada medida, pero mutis...

Como era de esperar, los caviares se le mandaron con todo. Pero la cereza de la torta fue la ministra Aráoz, que demostró una vez más que poco ha aprendido de política. Así, pisó el palito, calificando sin anestesia de tontería (Ismael Benavides también anduvo por allí) a esta propuesta, que proviene nada menos que del primer vicepresidente del gobierno que ella precisamente integra... Posiblemente existieron roces entre ellos por la APEC y eso habría motivado que la dama maletee así al almirante.
"Fuera de foco", "desfasada medida". No, pues. Aquí se hubiera esperado el "seré liberal, pero no cojudo" de Aldo Mariátegui...

Actualización 4: Se entusiasmó Ollanta Humala: Ollanta Humala: Vicepresidente es un nacionalista.

Etiquetas: , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home