l

Últimos Posts

Desinformación sobre la CIDHSilvio Rendon
"Forget about the nigger Rangel. He'll do what Rei...Silvio Rendon
García: de usar a acusar a la CIDHSilvio Rendon
Fallo CIDH: ¿Triunfo de Sendero o triunfo de la so...Silvio Rendon
Una parte de la diáspora peruanaSilvio Rendon
De la CVR a Gaza: Jaime RázuriSilvio Rendon
Sentencia CIDH: batalla mediáticaSilvio Rendon
Tarapacá y Tacna: ¿Bisagra entre Chile y el Perú?Silvio Rendon
La educación en los videos de la CVRSilvio Rendon
Perla de fin de añoSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

4 ene. 2007

Situación laboral y TLC: discurso maravilloso para afuera; realidad precaria para adentro Por Silvio Rendon

Es interesante cómo se presentan las cosas. Si uno se pone a leer cómo maneja el estado peruano algunos temas a nivel internacional, no puede uno sino sorprenderse del contraste con el discurso y la práctica a nivel doméstico. Ya he comentado en un post anterior García: de usar a acusar a la CIDH sobre la posición del estado peruano en la Corte Interamericana, muy diferente a su discurso mediático.

Veamos ahora este documento enviado por Eduardo Ferrero y Pedro-Pablo Kuczynski al senador Carlos Rangel (que según un pseudoexperto ya no cuenta para nada: "Forget about the nigger Rangel. He'll do what Reid says"):
donde se contesta a los cuestionamientos surgidos en EEUU por la situación laboral en el Perú en relacion al Tratado de Libre Comercio (TLC).

Entre otras cosas, las leyes laborales peruanas (a partir de 2003) protegen:
  • los derechos de los trabajadores temporales;
  • el derecho a la sindicalización;
  • el derecho de los sindicatos de hacer politica;
  • a los trabajadores de la interferencia de los empleadores interfieran con las actividades sindicales;
  • a los menores del trabajo infantil;
  • el derecho de huelga;
  • a los trabajadores otorgando a los inspectores laborales la autoridad de decidir sobre las violaciones a las leyes laborales en las empresas.
Esto es lo que dice el papel, pero no es la realidad. ¿Será el papel suficiente para persuadir a los senadores americanos? ¿Bastará con haber cambiado las leyes hace muy poco y que las realidades sigan siendo las mismas que siempre?

Lo he comentado en Precariedad laboral en la administración pública. Si, señor, en el propio aparato del estado se vive una situación de precariedad laboral. En el resto de la economía, .... pues también...y peor....

Hace poco leíamos que "La congresista Martha Hildebrandt ha ido más allá al sugerir que se debe 'disolver' al SUTEP" (¿Disolver, disolver? de Augusto Álvarez). Una congresista peruana propone disolver un sindicato de maestros. No pueden resolver los problemas del magisterio y no se les está ocurriendo mejor cosa que violentar las leyes que tan orgullosamente se exhiben internacionalmente como muestra de respeto a los trabajadores peruanos.

¿Funcionará tapar las realidades con decorados? ¿Atracarán fácil los americanos? ¿Les será suficiente las leyes escritas para dar su voto al TLC?















La actitud de algunos marisabidillos peruanos sobre el TLC y otros temas recuerdan a esta película española de 1953. Se trata de un pueblo en España que se prepara para recibir a los americanos del Plan Marshall. Si bien son castellanos, se disfrazan de andaluces porque eso es lo que vende. Reciben a los americanos con esta canción:

"Los yanquis han venido,
olé salero, con mil regalos,
y a las niñas bonitas
van a obsequiar con aeroplanos,
con aeroplanos de chorro libre
que corta el aire,
y también rascacielos, bien conservaos
en frigidaire."

ESTRIBILLO

"Americanos, vienen a España
guapos y sanos, viva el tronío
de ese gran pueblo con poderío,
olé Virginia, y Michigan,
y viva Texas, que no está mal,
os recibimos americanos con alegría,
olé mi mare, olé mi suegra y
olé mi tía."
...
Como se sabe, el plan Marshall nunca llegó a España. Se quedaron aisladitos por tres décadas más....

Etiquetas: ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home