l

Últimos Posts

Nuevo Blog: El contraataque de WoodySilvio Rendon
Gobierno punk lumpenSilvio Rendon
Ultimátum mineroSilvio Rendon
Efecto MúlderSilvio Rendon
Dobles raserosSilvio Rendon
Después del paro ancashinoSilvio Rendon
FreakonomicsSilvio Rendon
Disolver: no es bluffSilvio Rendon
Puerto peruano subutilizado en ChileSilvio Rendon
División de las aguasSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

17 abr. 2007

¿Quién es el Dr. César Nakasaki? Por Giovanna Aguilar

Es el abogado del prófugo Alberto Fujimori
Es el abogado de los deudos de la tragedia de la discoteca Utopía
Fue el abogado de Magaly Medina en el caso de la bailarina Mónica Adaro
Y ahora es el abogado de los deudos de la tragedia de Mesa Redonda ´










César Nakasaki, abogado de muchas causas...

Este personaje parece haberse convertido en el abogado de las tragedias personales y colectivas. Defiende a muchos con distintas causas: desde el poderoso y corrupto
ex-presindente Alberto Fujimori hasta los menos influyentes como los deudos de la tragedia que ocurrió hace cuatro y años y poco, en la zona céntrica de Mesa Redonda. ¿Es que no hay otros abogados que puedan representar causas legítimas como las tres últimas mencionadas?. Pareciera que no, en un país donde la oferta de abogados es casi infinitamente elástica. ¿Será más bien que es un abogado influyente, muy bien conectado con el oscuro poder judicial peruano, capaz de asegurar el triunfo en la mayoría de las causas que él defiende?. ¿Se puede defender a quien sea bajo el amparo de ejercer la profesión de manera independiente una profesión y llamarse “un técnico”?.

Este caso me hace pensar en muchos supuestos personajes que se declaran “técnicos independientes”, que han trabajado y trabajan para distintos regímenes de gobiernos y que se dicen absolutamente exentos de toda responsabilidad en malos manejos de recursos públicos, tráficos de influencias, etc. Me lleva a pensar y a cuestionar, dónde se sitúa la delgada línea de la ética que divide a los mercenarios de los profesionales con ética y con valores que no serían capaces de trabajar para oscuros objetivos de un lado, y del otro, a aquellos que son verdaderos “profesionales a sueldo” que callan y otorgan.

Etiquetas:

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home