l

Últimos Posts

Dobles raserosSilvio Rendon
Después del paro ancashinoSilvio Rendon
FreakonomicsSilvio Rendon
Disolver: no es bluffSilvio Rendon
Puerto peruano subutilizado en ChileSilvio Rendon
División de las aguasSilvio Rendon
¿Encuestas manipuladas?Silvio Rendon
Letra de CambioDaniel Salas
Etanol revolucionarioSilvio Rendon
La TL en perspectivaSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

13 abr. 2007

Efecto Múlder Por Silvio Rendon

Leo en Correo:
Mauricio Mulder por Carlos Espá

La izquierda caviar quiere destruir a Mauricio Mulder. Se trata de una sistemática campaña de demolición. No hay ocasión que los caviares desperdicien en tan subalterno propósito. Caricaturizan a Mulder de manera injuriosa. Le endilgan apodos inaceptables. Manipulan sus fotografías a fin de hacerlo aparecer siniestro o amenazante. Deforman sus declaraciones para que el público lo perciba como un político atolondrado y de escasas luces intelectuales.
...

DOS: Mulder tiene una trayectoria democrática consecuente. La izquierda caviar no la tiene. Mulder se fogueó como dirigente estudiantil en la Universidad Católica. En aquel entonces la PUCP se encontraba sometida a la férula de los maoístas (muchos de los cuales ahora se han reciclado y guarecido al amparo de los mullidos asientos de cuero y los abultados sueldos en dólares del caviarismo). En la PUCP aprecié la valentía de Mulder. Lideraba un grupo muy pequeño de apristas que exigía el derecho a expresarse libremente. Sus reclamos eran con frecuencia acallados a grito pelado por amenazantes turbamultas maoístas. Nunca tiró la toalla.
Comentario: Interesante la defensa de Carlos Espá, periodista de derechas, popularmente llamados "los fachos" en la PUCP. Ya que estamos en tiempo de saudades por las épocas que algunos pasamos en esa institución, recordaré que los más notorios antiapristas no eran los izquerdistas (que definitivamente lo éramos), sino precisamente "los fachos". A su vez, al menos en mi época, el centro de los ataques para apristas e izquierdistas eran precisamente los derechistas.

A fines de los setentas, época de Espá y Múlder, los derechistas efectivamente se fortalecieron e incluso ganaron las elecciones a la FEPUC. Las izquierdas se picaron y prefirieron que no hubiera federación. Efectivamente, las izquierdas no eran nada democráticas. En el Centro Federado de Letras los derechistas sí llegaron a estar por un par de años. Acababa la dictadura militar y comenzaba el gobierno de Belaúnde. No estoy al tanto si hubo mucha coordinación entre derechistas y apristas o si al menos los primeros apreciaban la valentía de los segundos.

Para cuando yo entré a la PUCP, soy de código 83, el gobierno de Belaúnde había pasado a ser francamente impopular. Después de algunos años de presencia en el CF de letras, los derechistas lo perdieron. En el año 83 los apristas ganarían las elecciones en el Centro Federado de Letras para arrrebatárselas a los derechistas. Ahora es que resulta que hay mucha admiración, pero en esa época nada monada. De hecho los conflictos entre estos dos sectores fueron muy fuertes. Los aprista estaban en franco rechazo de las políticas de derechas. Se habían izquierdizado. También en 1983 una nueva generación de izquierdistas reconstruye la FEPUC. Ya no eran los militantes de partidos políticos maoistas. Ni siquiera eran militantes, sino independientes de izquierdas, rechazados por las izquierdas tradicionales como por las derechas.

En 1984 las izquierdas ganan (ganamos) otra vez el gobierno de CF de Letras. Para entonces en forma mucho más clara los apristas sostenían posiciones de izquierdas, tal vez mucho más radicales que las de muchos izquierdistas. Recuerdo una polémica en que un connotado dirigente "facho" diría (cito de memoria):
"Dicen que cada pueblo tiene el gobierno que se merece y por eso en esta universidad hemos tenido a la izquierda en los centros de estudiantes. Pero ¡por Dios! ¿Qué hemos hecho para tener apristas en la FEPUC!"
Pues sí, las derechas no eran nada amigas de los apristas....

Tal vez la defensa de Espá esté motivada en parte por una reinvindicación a su ex-adversario político. Es algo notable. Es una práctica que muchos deberíamos hacer. Tuvimos discrepancias con mucha gente, pero no está mal reevaluar lo que ocurrió en el pasado y mejorar en el futuro. Es positivo.

O tal vez la defensa de Espá esté más motivada por la actual convergencia entre apristas y derechistas y la espada desenvainada de Múlder en varios temas:
Aquí hay muchas falacias. El copamiento del Apra de los puestos de gobierno no es justificable, en razón de que otros grupos también sean prebendarios. Lo que es claro es que Múlder se ha estado quemando como bonzo defendiendo a capa y espada todo lo que hace el gobierno. Está a la ofensiva. Pero notemos que no sólo ha sido blanco de la minoritaria y silenciosa "izquierda caviar", sino sobre todo también de las derechas tipo Perú 21 y de las derechas tipo Tafur. Recordemos que este último periodista denunció que Múlder es la mano visible de Mantilla en pugna con Del Castillo (ver Mantilla también regresa). Las acusaciones a la fantasmal "izquierda caviar" en realidad son acusaciones provenientes de derechistas acusando a otros derechistas. Una evidencia del tipo de discrepancia entre estos sectores la tenemos en el reciente pico a pico entre Mariátegui y Tafur.... (ver La sartén le dice a la olla: trasfondos).

No hay que olvidar tampoco que los cuestionamientos a Múlder tambien incluyen a algunos miembros del partido aprista, descontentos con su gestión (ver ¿Oposición interna en el APRA?).

Finalmente, tambien es evidente que Múlder no la está pasando bien:
Hay por ejemplo un periódico que todos los días me insulta. Pretenden ponerme el epíteto de “perro de chacra”, me han dicho mediocre, incapaz, cobarde directa o indirectamente. Me han dibujado de las peores maneras. Cada vez que emito una opinión o participo en un debate, me sindican como un descosido, un atolondrado. Pretenden construir una imagen que busca destrozar mi honra y mi dignidad, afectando a mis hijos y a mis padres más que a mí.

¿Puedo yo accionar contra ese periódico? En modo alguno, no sólo porque sería suicida sino que como político soy perfectamente consciente que esas son las contingencias naturales para quienes estamos en este quehacer desde toda la vida, como la propia Lourdes. Para un político o incluso para cualquier ciudadano enfrentarse a un periodista o a un director de un diario sería como cavar su propia tumba, porque como me dijo una vez el mismo diario a través de un dibujante asalariado “con un periódico te domino”. ¿Es eso impunidad? Quizá, pero son los riesgos de la vida política y aquí estamos para asumirlos.

Inmunidad e impunidad por Mauricio Mulder
Cómo arden las caricaturas....

Pues sí, según Múlder el político no puede enfrentarse a un periodista. Otro periodista, en cambio, sí que puede...

Actualización: Leo en el diario de la mafia:
Lo acusa también de incitar a la violencia en paro regional
Mulder: Mano dura contra presidente regional de Ancash
...
"Debería la población exigir a este personaje las cuentas claras sobre el uso de recursos", añadió a renglón seguido Mulder Bedoya.
...se suma así a la campaña "arropemos a Múlder".

Etiquetas: , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home