l

Últimos Posts

El tragicómico fin del 'Tercio Superior'Gonzalo Gamio
Ensimismamiento de muerteSilvio Rendon
Falacia innecesaria (como todas)Silvio Rendon
Fidel Castro aparteSilvio Rendon
El Otoño de la RevoluciónGonzalo Gamio
PuntualesFredy Roncalla
El poder y la autoestima regionalesSilvio Rendon
Acepta usted la apuesta 2?Saki Bigio
¿Tercio Superior para los Maestros? (o más sobre e...Saki Bigio
El Servicio Publico de Empleo (SPE)Patricia Vera

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

22 feb. 2008

El luminoso sendero de Mariátegui Por Silvio Rendon

Leo a Aldo M:
No a los piqueteros
Nadie tiene derecho a tomar una carretera o un aeropuerto e impedir el libre tránsito de los demás. Nadie y por ninguna razón. Permitir eso es “piquetear” al país como le sucedió a Argentina. Allá se formaron bandas llamadas “piquetes”, que paralizaron al país constantemente al tomar sus carreteras y que se constituyeron en un grupo de presión mafioso que hasta ahora no ha terminado de ser extirpado. Se originaron en 1996, durante una huelga contra la petrolera YPF en la Patagonia y joden hasta ahora. Sus bases son una amalgama de desempleados, “barras bravas” futboleras y grupúsculos de extrema izquierda.
(...)
Tenemos que actuar enérgicamente como Chile, donde los socialistas Lagos y Bachelet han cortado sin miramientos las tomas de autopistas por parte de revoltosos mapuches, encarcelando a varios de ellos y apoyando a sus carabineros cuando éstos tuvieron que hacer uso de sus armas.
(...)
Y respaldar absolutamente la labor policial frente a esta ofensiva extremista.
(...)
Qué pena que hayan muerto varios revoltosos, pero no se puede permitir que se ataque a la Policía, cuyos heridos son los eternos olvidados.

Comentario: El fenómeno piquetero argentino se debe principalmente a los peronistas, que gobiernan el país ininterrumpidamente. Alternativa que hay, alternativa que se la tumban. No permiten que gobiernen los radicales. Al toque les hacen manifestaciones en las calles y se los tumban. En cuanto a los piqueteros, es un modus vivendi. Ya hay segundas generaciones de piqueteros: padres piqueteros, hijos piqueteros. Y no sólo eso: ministros piqueteros, concursantes en reality shows piqueteras. Así no es la cosa en el Perú, ni se va camino a eso. El APRA desde hace buen tiempo que es un partido sin bases. No es lo que era antes. La crisis de los partidos le agarró fuerte, y lo poco que tiene de bases no es confiable para García. Mal diagnóstico. Estamos ante protestas, que se pueden dar en cualquier país del mundo.

La propuesta del nieto del Amauta es sencilla: represión y más represión. Mano dura con los que protestan. Es lo que está haciendo el gobierno, precisamente. Ensimismados en su microclima mental, se congratulan de la actuación policial: muerte por bala en la cabeza, pero "qué pena que hayan muerto varios revoltosos". Todo esto indica que no se trató de una mera sobrereacción o exceso, sino de una política deliberada. ¿Y a qué nos conduce esta política? A la ingobernabilidad. A retroalimentar la violencia. García no es de dar autogolpes como otros, sólo de gobernar con represión y después escabullir sus responsabilidades. Estamos ante un viraje de parte del gobierno. Volvemos al sendero de la violencia, el "luminoso sendero" de Mariátegui.

Actualización: Hoy, 23 de febrero, el director de Correo da muestras de una gran sofisticación. No todo es fuerza:
No sólo hablo de responder con fuerza, sino también de Inteligencia que advierta, identifique cabecillas, rastree financiamientos, amén de una política de comunicaciones que desnude las mentiras manipulatorias que los agitadores y las ONG sueltan entre el campesinado.
En el país ha libertad de expresión. Hay gente que protesta porque no está de acuerdo con ciertas cosas y tiene derecho a manifestarse. Con este complemento a la propuesta de usar la fuerza, vamos además camino a un estado policial, a una dictadura.

Etiquetas: , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home