l

Últimos Posts

Ocho por ciento ¿para todos?Silvio Rendon
Sobre el robo de órganosMiguel Madariaga
¿Quién necesita la identidad nacional?Daniel Salas
Perú próspero - Perú atrasadoGiovanna Aguilar
El robo de órganos es una leyenda urbanaDaniel Salas
Costos y beneficios. Foxley contra el "Argumento d...Gonzalo Gamio
Re significando - otra vez- la piratería ¿todos so...Andrea Naranjo
Tradiciones heredadas y espíritu crítico: una invi...Gonzalo Gamio
Satanás y la Cumbre de los PueblosDaniel Salas
Las CumbresCarlos Mejia A.

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

23 may. 2008

El gran hermano sabe lo que compras Por Susana Frisancho

Hace un par de días recibí una llamada de una chica (voz de muy jovencita) que me dijo a boca de jarro que era estudiante de Centrum, que sabía que el sábado yo había comprado tinkapapa y que si por favor le podía responder sobre eso porque le habían dejado una tarea. Su llamada me cogió muy ocupada y no la pude atender, pero me quede preocupada por la manera abrupta en que me abordó, por lo inadecuado de su respuesta cuando le dije que no podía atenderla (colgó sin decir nada) y sobre todo, porque estuviera informada de lo que yo había comprado el sábado anterior.

Ayer volví a recibir otra llamada, esta vez de un chico con algo más de habilidades para hacer entrevistas, quien se presentó también como estudiante de Centrum, y me dijo que en un curso (he olvidado que curso era) le habían dejado la tarea de hacer una encuesta sobre el consumo de tinkapapa, y que le habian entregado una base de datos en las que figuraba yo como compradora reciente de ese producto.

La verdad es que esto me ha dejado preocupada y quisiera leer sus comentarios para ver si estoy exagerando o tengo algo de razón. En ningún momento a mi, como consumidora, se me ha consultado si acepto o no que mi información privada sea hecha pública de esa manera, es decir, que mi teléfono personal (me llamaron a la casa) y mis preferencias de consumo (y vaya uno a saber que más!) estén en una base de datos a la que puede acceder cualquiera. ¿Con qué derecho usan asi a los consumidores? Esa es una responsabilidad de Wong, pues alli compre la tinkapapa, pero también del profesor del curso que obtiene información de esa manera y la transmite a sus estudiantes para que ellos hagan una encuesta telefónica, y finalmente de Centrum como institución, que no supervisa este tipo de prácticas o no tiene (aparentemente) una política institucional contra ellas.

Dicho sea de paso, convendría que a esos estudiantes les dieran algunas pautas sobre como hacer una entrevista telefónica... la primera persona que llamó no parecía tener mayores habilidades para ello; la segunda tenía un poco más, pero me parece que no pudo manejar bien las preguntas que le hice ni mi reacción crítica frente a lo que hacía su profesor. Como psicóloga que soy, y siendo la psicología una profesión que lidia todo el tiempo con entrevistas a personas, soy especialmente sensible a este tema.

Finalmente... ¿no es Centrum parte de la PUCP? Como profesora de la PUCP, quien además quiere mucho a su institución, me preocupan doblemente estas cosas. ¿Se sabe en la PUCP que Centrum viola la privacidad de las personas de esa manera?

Etiquetas: , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home