l

Últimos Posts

¿Ley Giampietri o ley de reciprocidad y seguridad ...Silvio Rendon
Mercado y contraculturaJorge Frisancho
La CVR y sus "críticos": reflexiones sobre la ideo...Gonzalo Gamio
1966: "¿Son los indios personas?"Silvio Rendon
Dos onces de septiembreSilvio Rendon
Muerte en el Qapaq ÑanSilvio Rendon
Lima y los espacios públicos emergentesAndrea Naranjo
Físico y antropólogo John Earls opina sobre The Gr...Andrea Naranjo
1941: "Los extranjeros son dueños de casi todo el ...Silvio Rendon
1966: Robert F. Kennedy en el PerúSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

14 set. 2008

1966: IPC, AID y oligarquía agraria Por Silvio Rendon

continúa de 1966: "¿Son los indios personas?"

6. La IPC desde sus comienzos tuvo problemas con el estado peruano, por la forma cómo accedió a la propiedad, el no pago de impuestos y su propiedad de la tierra y del subsuelo. Belaúnde en 1963 prometió arreglar el problema en noventa días (con el senado peruano habiendo aprobado la nacionalización de la IPC si ésta no aceptaba los términos del estado peruano), pero eso no ocurrió y el litigio se extendió sin arreglo alguno hasta 1966 (y, como sabemos, hasta después). Gunther cuenta que el principal periódico de derechas del país, El Comercio, llamó estridentemente a la nacionalización de la IPC. La línea política del periódico era anti-americana [inflammatorily anti-American]. "Ese es el poder del nacionalismo sudamericano en estos días", diría Gunther. La razón por la que probablemente Belaúnde se contuvo de seguir su campaña contra la IPC fue su temor a que como represalia por una nacionalización perdiera la ayuda americana, y él desesperadamente necesitaba la ayuda de la Alianza para el Progreso.

7. La ayuda exterior del gobierno americano al Perú era sustancial y muy variada. La AID apoyaba diversos proyectos de desarrollo, programas de crédito, planificación nacional [sí, la planificación en el Perú vino por la ayuda americana, como veremos en un próximo post], apoyo a universidades públicas, construcción de carreteras. Entonces el Perú tenía uno de los más grandes programas de los Cuerpos de Paz en el mundo, con 400 voluntarios/as. Sin embargo, la reacción de la gente a la ayuda no era muy favorable y siente que se trata de recetas homogenizadoras, aplicables por igual en Afganistán o en Yonkers, y que las ayudas económicas vienen con condicionamientos políticos.

8. Aparte del ejército, la iglesia y los intereses extranjeros como factores de poder en el Perú está la oligarquía agraria, que está dominada por cuarenta familias. "Éstas comprenden a uno de los grupos más cerrados, impenetrables y reaccionarios de las aristocracias agrarias del mundo", dice Gunther. Su herencia se remonta a tiempos antiguos. No sólo es una oligarquía, sino una "oligarquía virreinal". En 1963 Belaúnde prometió una reforma agraria; en realidad todos los partidos lo hicieron, pues sin ellos no hubieran tenido ninguna posibilidad de ganar. Después de muchas discusiones el plan de Belaúnde consistió en reubicar a campesinos sin tierra en tierras marginales primero. Eventualmente toda propiedad mayor de 3000 hectáreas sería expropiada. Las expropiaciones se pagarían parcialmente en dinero y parcialmente en bonos de 18 a 20 años de madurez, libres de impuestos. En teoría estos bonos servirían para financiar la industria.

9. Los comentarios desde la oligarquía sobre la reforma agraria fueron muy duros. Dijeron que los indios se devorarían entre ellos y que pedir una reforma agraria es "comunista". El senador Wayne Morse alguna vez observó que a los oligarcas de este tipo no les interesa mucho "si la amenaza es genuinamente comunista, o si viene de elementos democráticos reformistas". Para muchos oligarcas no hay diferencia entre estas dos fuerzas porque en cualquier caso ellos pierden. A los oligarcas no les gusta ser políticos directamente. Un conocido oligarca se molestó mucho cuando se enteró que su primo se quería lanzar para presidente, pues "prejuiciaría a la gente contra nosotros". Muchos miembros de la élite tenían una actitud doble hacia la reforma agraria de Frei en Chile. Lo odiaban por la reforma, pero si fracasaba se reduciría la presión por hacer lo mismo en el Perú.

10. Gunther comenta también que Moscú transmite regularmente emisiones de radio en quechua, como lo hace Beijing. Los Estados Unidos, por razones que él declara no entender- no lo hace. Comenta que la excusa que hay pocos locutores que hablen quechua no tiene sentido alguno. La emisión radial puede ser un elemento sustancial de propaganda en la sierra peruana, donde la gran mayoría de las familias tiene un radio a transistores y evidentemente a pesar de no saber leer o escribir, pueden escuchar. "Cusco el el "Moscú" político del Perú.

11. Finalmente (1), Gunther hace tres preguntas
Tres preguntas de moda [à la Mode]

¿Quien dirige el Perú?
1. El capital extranjero, representado principalmente p or la International Petroleum Company, Cerro, Grace and y los intereses eléctricos suizos.
2. Un pequeño grupo de la clase educada, entrecruzada por relaciones de parentesco.
3. El ejército
4. Belaúnde, el congreso y los partidos.
5. Pescado [Fish].

¿Qué daña al Perú?
1. La regulación excesiva y la ineficiencia burocrática.
2. El siglo XVI.

¿Qué es lo que más necesita el Perú?
1. Un mejor gobierno en el nivel medio.
2. Desarrollo, comunicaciones y educación.
3. Aprender a respetar la cola.
4. "Una guerra civil" (Estoy citando a un planificador de Venezuela).
Proféticas palabras...

Es interesante descubrir los paralelos de la los sesentas con la década actual. Tema de otro post.

___________

(1) En realidad Gunther aborda más temas, como las guerrillas de 1965, la iglesia, la prensa, las colecciones de objetos de oro, las barriadas, la Universidad de San Marcos, la Panamericana, Arequipa, Iquitos, Cusco, Puno.

Resaltaré la labor de los Cuerpos de Paz en Chincheros, Cusco. Resultaba que el jefe de la Guardia Civil local un "cholo" (sic) que en complicidad de su primo, juez de Urubamba, extorsionaba a los "indios" (sic) para que le entregaran hasta el 30% de sus cosechas, sino iban a la cárcel por cargos falsos. Por gestiones en Cusco de una joven de los Cuerpos de Paz el guardia civil y el juez fueron destituídos. Los Cuerpos de Paz eran entonces lo que las ONGs son ahora.

Gunther señala que estos Cuerpos de Paz no sólo ayudan a Sudamérica, sino que Sudamérica también los ayuda a ellos, a conocer mejor los asuntos internacionales y a hacerlos mejores ciudadanos americanos a su retorno a casa.

Después de reseñar Perú, el autor pasa a Bolivia, que en 1966 es "un Perú que ha explotado".

Etiquetas: , , , , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home