l

Últimos Posts

Mortalidad prematura por enfermedades crónicas y p...Miguel Madariaga
El friaje: no se necesitan abrigos, se necesitan v...Miguel Madariaga
ACTUALIZACION SOBRE LA GRIPE H1N1Miguel Madariaga
MITOS Y REALIDADES DE LA FIEBRE PORCINA H1N1Miguel Madariaga
GRIPE PORCINAMiguel Madariaga
grancomboclub.comSilvio Rendon
El presupuesto de ESSALUD y las exoneraciones a la...Silvio Rendon
Alan Sokal: Tomando en serio las evidenciasAndrea Naranjo
La transición religiosa latinoamericanaSilvio Rendon
Un ejercicio de coherenciaCarlos Mejia A.

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

29 abr. 2009

MITOS Y REALIDADES DE LA FIEBRE PORCINA H1N1 Por Miguel Madariaga



Como el número de casos de esta gripe, que algunos han sugerido llamar gripe norteamericana, y otros prefieren llamar gripe H1N1 continua, he escrito un post sobre mitos y realidades de la infección.

Los más afectados por la gripe porcina son los niños y los viejos
No se sabe. La gripe generalmente causa peores estragos entre los viejos, los niños, los immunosuprimidos (como los afectados por SIDA o el cáncer) y las mujeres embarazadas. Sin embargo por alguna razón la gripe porcina parece estar afectando principalmente a personas de edad adulta. Lamentablemente no hay actualmente detalles acerca de las características de las personas afectadas. Sin embargo si esta tendencia se confirma sería preocupante: por alguna razón desconocida la epidemia de influenza H1N1 que causo más de 80 millones de muertes en 1918-1919 afecto principalmente a adultos.

Las máscaras no sirven para prevenir la gripe porcina
No se sabe con certeza. No hay estudios que prueben que la gripe puede ser contenida una vez que una epidemia de influenza se ha instalado en la comunidad. Sin embargo cuando las máscaras son usadas dentro del hospital resultan efectivas. Ninguna medida de precaución por si sola prevendrá la transmisión de la enfermedad, pero puede ayudar en concierto con otras medidas higiénicas: lavarse las manos, cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar, evitar aglomeraciones o reuniones de personas, permanecer en la casa si uno desarrolla síntomas, etc.
Hay diferentes tipos de máscaras y los expertos no se han puesto de acuerdo en cual se debe usar en el caso de la influenza porcina. La diferencia entre una y otra máscara es el tamaño de los poros en el material del que están hechas. Cuanto más chicos los poros mayor capacidad para detener partículas pequeñas. Las mascaras quirúrgicas que son las más comunes, tienen poros grandes, pero en cambio son baratas y no requieren entrenamiento para ser usadas. Las máscaras N-95 (no son máscaras en realidad sino respiradores) tienen poros chicos y son más efectivas, pero son caras, menos disponibles que las mascaras quirúrgicas y necesitan ser probadas antes de ser usadas (tienen que sellar herméticamente el área de la nariz y la boca para ser efectivas). Por supuesto que cualquiera sea el tamaño de los poros siempre serán mucho más grandes que el virus de la influenza, pero lo que las mascaras o respiradores intentan prevenir no es el paso de virus individuales sino de gotitas de secreciones que pueden contener cientos de virus. Probablemente las mascaras sean mas útiles en prevenir que una persona infectada transmita el virus y menos útiles para prevenir la adquisición de la infección por el individuo sano.
En términos prácticos es recomendable usar una máscara quirúrgica en la comunidad si es que hay evidencia de una epidemia establecida y un respirador N-95 en el hospital.
Es importante cubrir la boca y la nariz y no re-usar las mascaras. Una vez que se han humedecido con el aliento pierden toda utilidad.

No se debe comer carne de chancho durante la epidemia de gripe porcina
Falso. La gripe porcina se transmite por contacto con aerosoles, es decir gotitas suspendidas en el aire cuando uno tose, estornuda o habla, o por contacto directo (tocar con las manos) de superficies contaminadas con secreciones. Comer carne de chancho no transmite la influenza porcina. Comer carne de cerdo inapropiadamente cocinada puede transmitir otras enfermedades como la triquinellosis o a cisticercosis, pero no la influenza porcina.

No hay tratamiento para la gripe porcina
Falso. Existe tratamiento para la gripe incluyendo la gripe porcina. El tratamiento de la gripe es efectivo en aliviar síntomas si uno lo utiliza dentro de las siguientes 24-48 horas de desarrollarse los síntomas. Lamentablemente no hay estudios que hayan demostrado que estos medicamentos protejan contra las complicaciones (como la neumonía) o prevengan la muerte, pero hay reportes anecdóticos de que también serian efectivos en esos casos. Los antivirales en uso incluyen:
- Los inhibidores de la proteína M como la amantadina y la rimantadina. Lamentablemente la gripe porcina es resistente a estos antivirales.
- Los inhibidores de la neuroaminidasa como el zanamivir y el oseltamivir. Ambos necesitan ser administrados dos veces al dia. El oseltamivir es de uso oral (tabletas o jarabe) y el zanamivir es en inhalaciones orales. Ambos son caros (entre 75-100 dólares por curso) y hasta donde se zanamivir no está disponible en el Perú.

Nunca antes la gripe porcina se ha transmitido a los humanos
Falso. La transmisión de la gripe porcina a los humanos ha sido documentada esporádicamente. En un artículo publicado en el 2007 se describen 50 casos entre 1958 y el 2005. Aquí está el link: http://www.pubmedcentral.nih.gov/articlerender.fcgi?tool=pubmed&pubmedid=17366454 .
En 1976 hubo una epidemia de influenza porcina en Fort Dix, New Jersey causando trece casos y una muerte, pero desapareció sin diseminarse en la población. El link para ese artículo es este: http://www.cdc.gov/ncidod/EID/vol12no01/05-0965.htm
Lo que si es nuevo es el tipo de gripe porcina transmitida: H1N1.

La gripe porcina es una obra de bioterrorismo
No por varias razones:
- Aunque un virus “artificial” puede ser creado requeriría extensos conocimientos de genética y sofisticados laboratorios.
- El ataque terrorista se produciría en una sola (o unas pocas localizaciones) y no de forma simultánea en tantos países como esta ocurriendo.
- Sería difícil aerosolizar cantidades suficientes de virus para causar una epidemia (al punto que el CDC no considera a la gripe en su lista de armas biológicas).

Los síntomas de la fiebre porcina son diferentes de los de la gripe regular
Falso. Los síntomas de la gripe “regular” y la gripe porcina son los mismos. Generalmente de forma súbita se presentan fiebre, tos, dolor de garganta, congestión nasal, dolores musculares y de cabeza, y severo decaimiento. Parece que en la fiebre porcina los vómitos y la diarrea son más comunes. Por eso algunos expertos sugieren que cuando se está atendiendo a un paciente infectado con la gripe porcina se utilicen no solo máscaras, sino guantes y mandilones (para prevenir que el vomito o las heces contaminen al personal de salud).

No existe la vacuna para la gripe porcina
Correcto. No hay vacuna para la fiebre porcina, pero no será difícil encontrar una. Cada año la vacuna de la gripe es diferente al año anterior. Es decir que en cada temporada se produce una vacuna nueva basada en las cepas de influenza que están circulando. El problema pues, no es tanto en sintetizar la vacuna, sino en producirla en escala masiva. La vacuna se prepara usando huevos. La cantidad de huevos debidamente estériles disponibles en el mundo es limitada. Además se necesita que el virus crezca en los huevos (algunos virus crecen más lentos que otros) y que la cepa sea atenuada (que su virulencia sea disminuida). También se necesita de infraestructura de producción, que tampoco es ilimitada. Una vez que se produce la vacuna, hay que “probarla” en seres humanos para demostrar que es segura y para encontrar la dosis apropiada (es probable que se necesite más de una dosis de vacuna). En suma se puede “descubrir” la vacuna rápidamente, pero muchos meses mas serán requeridos para que llegue al público.

La vacuna de la influenza puede causar enfermedad
Falso. La vacuna mas comúnmente usada (en inyectables) es hecha con un virus inactivado. Es imposible que cause gripe. No existe una recomendación para que las personas se vacunen con la vacuna de la gripe regular para protegerse de la gripe porcina, sin embargo es probable que exista cierta protección brindada por la cepa H1N1 (humana) que está contenida en la vacuna regular contra el virus porcino H1N1. El grado de protección sin embargo es desconocido (y es incluso posible que sea nulo). Actualización: parece que el virus porcino H1N1 es genéticamente tan diferente del H1N1 humano que la vacuna regular no protegerá contra la gripe porcina.
.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

27 abr. 2009

GRIPE PORCINA Por Miguel Madariaga










Mucha gente considera a la gripe como una molestia pasajera que obliga a faltar al trabajo o perder la escuela por un día o dos. Pero para miles de personas en el mundo la gripe puede ser letal o puede estar asociada con severas complicaciones.
La gripe o influenza no debe ser confundida con el resfrio común. En ambos casos la persona afectada puede tener tos y molestias nasales. Pero la influenza generalmente ocasiona síntomas más severos incluyendo fiebre, dolores musculares y debilidad. La influenza incapacita a las personas por varios días, pero en adultos raramente ocasiona complicaciones. Son los muy jóvenes o los muy viejos los que sufren más. Las complicaciones varían desde infecciones del oído o sinusitis, hasta neumonías, exacerbación de asma y exacerbación de enfermedades cardiacas previas. La influenza es un virus asesino que metódicamente mata miles de personas anualmente. En Estados Unidos por ejemplo el número de muertes por gripe cada aňo es tres veces más que el número de muertes atribuida al SIDA.
El virus de la influenza muta cada ano y los anticuerpos que uno adquiere (sea porque tuvo la gripe o porque recibió la vacuna) solo sirven para ese ano. Generalmente las mutaciones de aňo a aňo son menores. Es decir que aunque el virus muta, es todavía un poco parecido al del aňo previo y las defensas del aňo anterior sirven parcialmente para controlar al nuevo virus. Si uno quiere mayor protección debe repetir la vacunación anual. Ocasionalmente sin embargo cada 30-50 aňos aparece un virus totalmente nuevo (con grandes mutaciones) para el que las defensas de los aňos anteriores no sirven absolutamente para nada. Esto origina las pandemias o epidemias mundiales con gran mortalidad. La pandemia más famosa es la de 1918-1919 que causo la muerte de más de 80 millones de personas en el mundo, pero ha habido otras pandemias (no tan desastrosas) . La última fue la gripe de Hong Kong en 1968 que “solo” mato a un millón.

Entre los humanos existen tres tipos de influenza: A, B y C. El virus C causa epidemias aisladas y no es considerado muy importante. El virus B solo se transmite entre humanos y aunque puede causar enfermedad severa no tiene una gran capacidad de mutación y por eso no causa pandemias (epidemias globales). El virus de la influenza más temible es el A. El virus de la influenza A tiene 2 proteinas importantes en su superficie: H (por hemaglutinina) y N (por neuraminidasa). Existen 16 tipos de H y 9 tipos de N y hay virus de todas las combinaciones posibles, sin embargo entre los humanos circulan actualmente solo tres variedades: H1N1, H1N2, y H3N2. En las aves en cambio existen todas las variedades de HN posibles. Generalmente los virus que afectan a las aves no afectan a los humanos, sin embargo por varios aňos ha habido transmisión ocasional del virus H5N1. Este es el virus que se conoce como la fiebre aviar o la gripe del pollo. Los expertos pensaban que la nueva pandemia de gripe iba a empezar en el Asia e iba a ser caudada por el virus H5N1. Por que en el Asia? Porque es un lugar de alta densidad demográfica y donde animales y humanos coexisten en estrecha cercanía incrementando el riesgo de transmisión. Y por que H5N1? Porque habían muchos casos aislados que parecían presagiar que este sería el caso. Como consecuencia la mayoría de investigadores se dedico a estudiar H5N1 y a fabricar vacunas para este virus. Pero lamentablemente parece que se equivocaron: la amenaza no es el virus de las aves sino el de los credos.
Que tiene que ver los porcinos con todo este cuento?. Los cerdos son una especie que tiene receptores para ambos: virus humanos y virus aviares. El cerdo es pues una especie de tubo probeta viviente donde los virus tienen la oportunidad de rearreglarse y adquirir mutaciones genéticas. El virus que está causando la epidemia de gripe porcina tiene elementos humanos, aviarios y porcinos.
Que diferencia hay entre los síntomas de la gripe “común” y la “gripe porcina. Ninguno. La presentación es similar (aunque parece que diarrea y molestias abdominales son mas comunes en la gripe porcina). El problema es que como nadie tiene defensas contra este virus los riesgos de desarrollar complicaciones y muerte son más altos. Algo que me llama mucho la atención es que en México se han reportado un número significativo de muertes, mientras que en Estados Unidos todos los casos han sido leves. Podría ser que como en México (igual que ene l Perú) no se utiliza mucho la vacuna contra la gripe, muchas de las muertes sean debidas a la gripe regular en personas que no se vacunaron, en vez de la gripe porcina. En los siguientes días se aislaran los virus de los fallecidos y se podrá decir con exactitud si ese es el caso.
Mientras esperamos que la epidemia continúe su curso que podemos hacer? No hay que bajar la guardia. La gripe circula preferencialmente en invierno y pienso que es más probable que la epidemia se extienda en el hemisferio Sur siguiendo el patrón usual de diseminación de la gripe.
La transmisión de la enfermedad se puede evitar usando métodos simples. Lo más efectivo es el lavado de manos. La gripe se adquiere no solo por gotitas suspendidas en el aire cuando alguien tose o estornuda, pero también por secreciones en superficies y objetos. Si uno no se puede lavar las manos frecuentemente, usar lociones germicidas es una buena opción. Si uno desarrolla síntomas (tos, molestia respiratorias, fiebre), es mejor quedarse en casa evitando así contagiar a los demás. Cubrirse la boca al estornudar o al toser disminuye notablemente el riesgo además de ser cortes. Si uno tiene que ir a un lugar donde hay riesgo de estar en contacto con la gripe usar una máscara que cubra la nariz y la boca es lo adecuado (veo a personas en la tele que solo se cubren la boca). Lamentablemente antes de que se presenten los síntomas hay un periodo de incubación en que la persona puede ser contagiosa pero no manifestar la enfermedad, así que los controles en los aeropuertos y las fronteras no servirán de nada para impedir la diseminación de la epidemia.
El virus de la fiebre porcina es un virus H1N1. La vacuna de la gripe contiene un virus H1N1 humano, no porcino. Yo especulo que la vacuna de la gripe regular puede proteger parcialmente contra la gripe porcina y recomiendo la vacunación para todo aquel que no la haya recibido este ano. Por supuesto nadie sabe por seguro si la vacuna regular protegerá contra la gripe porcina. Una vacuna especifica para la gripe porcina se puede sintetizar en 5-6 meses, pero probablemente se necesite 12 a 15 meses para lograrse su produccion masiva.
Finalmente en caso de que la enfermedad se presente, existen antivirales que pueden disminuir los síntomas (aunque no se sabe bien si pueden prevenir las complicaciones). Hay antivirales “nuevos” como el oseltamivir (Tamiflu) o zanamivir (Relenza) que son efectivos contra la gripe porcina. En cambio los “antivirales antiguos” como la amantadina parecen infectivos. Los antibioticos solo sirven en caso de complicaciones causadas por bacterias.
Lo último: la epidemia se presta al amarillismo y al sensacionalismo. Es mejor alimentarse de las fuentes primarias: www.cdc.gov o www.who.int, que usar información de segunda mano.