l

Últimos Posts

Mortalidad prematura por enfermedades crónicas y p...Miguel Madariaga
El friaje: no se necesitan abrigos, se necesitan v...Miguel Madariaga
ACTUALIZACION SOBRE LA GRIPE H1N1Miguel Madariaga
MITOS Y REALIDADES DE LA FIEBRE PORCINA H1N1Miguel Madariaga
GRIPE PORCINAMiguel Madariaga
grancomboclub.comSilvio Rendon
El presupuesto de ESSALUD y las exoneraciones a la...Silvio Rendon
Alan Sokal: Tomando en serio las evidenciasAndrea Naranjo
La transición religiosa latinoamericanaSilvio Rendon
Un ejercicio de coherenciaCarlos Mejia A.

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

20 feb. 2006

De Fujimori a Toledo: de las Privatizaciones a los Bonos Por Silvio Rendon

Es un artículo conjunto con Giovanna Aguilar, Profesora Asociada de la Universidad Católica de Lima, publicado en Palestra.
Síntesis: A primera vista pareciera que las políticas económicas del gobierno de Alejandro Toledo son la continuación del gobierno de Alberto Fujimori, sin embargo, hay diferencias fundamentales. La economía de los noventa estuvo enfocada en las privatizaciones, aprovechando la gran popularidad del Ejecutivo. El gobierno actual no pudo seguir con la política de privatización debido a la resistencia de la población y a lo poco que quedaba por privatizar. Ante ello, utilizó una forma de financiamiento distinta: la emisión de bonos soberanos. Dada la coyuntura electoral nos preguntamos ¿qué política y modelo económico ofrecerá el próximo gobernante?
Verlo completo aquí, (versión pdf).

Etiquetas: ,

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

3 feb. 2006

La libre desafiliación Por Silvio Rendon

Se acaba de aprobar la libre desafiliación de la AFPs. Esta consistiría en:
La desafiliación
  • Los asegurados mayores de 40 años incorporados al SPP podrán afiliarse o reafiliarse al SNP (DL 19990), que administra la ONP, en cualquier momento.
  • La AFP en la que se encuentre inscrito el trabajador deberá transferir a la ONP los aportes realizados más los intereses generados.
  • De ser el caso, deberá transferir también el valor del bono de reconocimiento en 10 días.
  • Los aportes voluntarios y los intereses generados serán devueltos al asegurado.
  • Los trabajadores abonarán la diferencia existente en el monto de los aportes, sin ningún tipo de recargos, moras, multas, ni intereses, por parte de la ONP.
  • Si el asegurado está en la AFP como facultativo o está inscrito en este sistema pero no realiza aportes, la deuda la cancelará directamente con las facilidades que le otorgue la ONP.
  • La ONP establecerá, previamente, a solicitud de parte, en 15 días, el monto adeudado al SNP por cambio de sistema.
  • La ONP deberá conceder, en todos los casos, facilidades de pago.
  • Los intereses generados en las cuentas individuales en las AFP y los aportes voluntarios servirán para compensar la deuda que tenga el asegurado con el SNP.
FUENTE: Proyecto aprobado por el Congreso.
Tomado de Perú21.
La reacción del primer ministro Kucynski y del ministro de economía Zavala no se ha hecho esperar. Nos dan algunas cifras:
Cifras
  • 2,700 millones de dólares es el costo fiscal de la libre desafiliación de las AFP.
  • 200 mil trabajadores volverían al SNP.
  • 143 millones de soles costaría al Fisco en el primer año. La cifra iría subiendo.
  • 6,500 millones de soles anuales del presupuesto son destinados al pago de pensiones de la 20530 y de la 19990.
FUENTE: MEF.
Tomado de Perú21.
Y ante el posible hecho consumado proponen:
Zavala reiteró que se propondrá observar la ley
MEF propondrá que se cree comisión que evalúe casos de libre desafiliación
03 feb (Peru21.com) El ministro de Economía, Fernando Zavala, afirmó esta mañana que le propondrá al presidente Alejandro Toledo la conformación de una comisión que evalúe casos específicos de nulidad de afiliación a las AFP.
Así están las cosas. Las comentarios al respecto tampoco se han hecho esperar
Como se va a necesitar, como mínimo, unos US$50 millones anuales para solventar esta salida y este Congreso nos cuesta alrededor de US$100 millones al año, pues sencillamente que el MEF le recorte la mitad de su presupuesto para que ese dinero se destine a las pensiones. También se podría crear un impuesto que se dedique sólo a ese fin, el cual debería ser bautizado como el “tributo Dora Núñez”, para que nos acordemos de ella cada vez que lo paguemos (y ayer han cometido también la irresponsabilidad de sacar al SNIP del ámbito del MEF).
En fin, el MEF tiene mucho de culpa en esto, pues efectivamente existían los casos de unas 15 mil personas muy afectadas por el cambio previsional y que deberían ser atendidas. Hace rato que ese problema debió haber sido solucionado, en lugar de optar por la política del avestruz. Ahora no van a ser 15 mil los que se pueden pasar, sino hasta 200 mil, porque, entre la desinformación y la demagogia, podría haber un efecto estampida.
Y, desgraciadamente, la palabra de las AFP vale muy poco ante la opinión pública desde que nos pasearon a todos con ese cuento de que “las comisiones no podían bajar” (¿no se acuerdan de Jaime Cáceres y Eduardo Morón declarando siempre al respecto?), hasta que entró Prima a competir y las bajaron calladitos.

Aldo Mariátegui. El Congreso y sus Matemáticas. Diario Correo, 3/02/2006
También leemos:
Se habría evitado toda la discusión de la libre desafiliación si hace diez años –cuando las AFP llegaron al Perú– el Estado hubiese informado a los pensionistas que percibían pocos ingresos y estaban cercanos a la jubilación, de que de pasarse al Sistema Privado percibirían una baja pensión.

Para Gamero el costo fiscal de US$ 2,710 millones que señala el MEF es alarmante y muy grande, y solo se podría dar en un “caso extremo”.

(...)

REFUERZO. Según Gamero, la presión tributaria y el crecimiento económico de los últimos años, podría reforzar los recursos para pagar a los afiliados que se trasladen al SNP.

ORDEN. Otra solución es tener una comisión que analice a las personas que opten por el SNP, las cuales tendrían que cumplir ciertos requisitos para que el traslado sea justo y ordenado.

La República. Economía. 03/02/2006

Bueno, algunos comentarios al respecto:
  • Abrir la posibilidad de que el afiliado (mayor de cuarenta años) regrese o ingrese al sistema público es como añadir una gran AFP privilegiada. Las AFPs no tendrían por qué quedarse inmóviles ante este cambio. Esperaríamos que reaccionen ofreciendo incentivos a sus afiliados, opción que obviamente no les gusta. No todos los afiliados se van retirar en masa de las AFPs. En todo caso, eso ocurrirá si las AFPs no hacen nada por retener a nadie. Por lo tanto, el costo fiscal de esta medida está por verse.
  • Más aún, con la tranquilidad de la libre desafiliación, un contribuyente al sistema público podrá pasarse al sistema privado, sabiendo que puede volver. Este efecto dependerá de los incentivos que den las AFPs a sus afiliados.
  • Lo real es que se abren las puertas para una mayor competencia en el sector, que hasta ahora contaba con una clientela cautiva, obligada a recurrir a las AFPs. Éstas tendrán que dinamizarse y dejar de lado la política de colusión que hemos venido constatando.
  • Se ha estado diciendo cosas como que el sistema privado de pensiones es competitivo o, más sofisticado aún, "contestable". Todo menos que sea un sector oligopólico con alta colusión. Efectivamente, la entrada de una sola AFP ha roto este mito.
  • Los argumentos económicos para nada cuestionan abiertamente la libertad del afiliado de elegir en qué sector quiere estar. El problema es el costo para el estado, es decir, para el resto de los contribuyentes. Sin embargo, el tema de la libre desafiliación viene de una transición mal hecha que produjo un subconjunto de perdedores de tal cambio. Un grupo de perdedores que ha podido defenderse y ha hecho valer sus intereses, tan legítimos como los de cualquier otro ciudadano. El costo fiscal que ahora se paga es fruto de un recorte previo que se ha estado negando.
  • El MEF plantea ahora crear una comisión que evalúe la desafiliación caso por caso. Eso ya no sería "libre desafiliación", sería una "desafiliación supervisada", con lo cual si se afecta contra la libertad de elección del afiliado. Si se va a mantener el sistema público, se tendría que lograr cierta convergencia entre el sector público y el sector privado, de manera que a la larga un afiliado se quede indiferente entre uno u otro sistema.
  • Finalmente, mi opinión al respecto es que en el fondo tanto el sistema público como el privado son sistemas de ahorro forzado. Ambos quitan libertad al contribuyente. Detrás suele estar una idea paternalista: "la gente no sabe ahorrar, la gente es irracional". Más rentable para una persona es disponer de sus propios recursos. He visto a gente mayor protestando porque no le pagan la pensión a la que contribuyeron durante su vida. Nunca he visto a gente mayor protestando para que le paguen una pensión sin haber contribuído a ella. El gran tema en Latinoamérica es que en los sistemas públicos el gobierno de turno usa los ahorros de los contribuyentes para otros fines, con el resultado que cuando toca pagar la pensión ya no hay dinero. A esto se suma que hay casos en que se dan pensiones desfinanciadas, con lo que tampoco hay dinero cuando se toca pagar. Sin embargo, el sistema privado también tiene sus riesgos. Miremos sino lo que pasó en la crisis argentina con sus corralitos y la compra forzada de bonos del gobierno impuestas a las AFJPs, como se llaman allá.
Riki. Así es, pues.

Etiquetas: