l

Últimos Posts

Machu Picchu inelástico (II)Silvio Rendon
El periodismo peruano contra los blogsSilvio Rendon
Dejémonos de shocksSilvio Rendon
La corrupción se entiende mejor en jergaSilvio Rendon
Sobre "La voluntad encarcelada"Silvio Rendon
Las alianzas y la teoría de juegos (II)Silvio Rendon
El rol del estado en la reducción de la pobreza (I...Silvio Rendon
Las alianzas y la teoría de juegosSilvio Rendon
El juego político está entre los ex-presidentesSilvio Rendon
¿Alianza apro-fujimorista?: Comentario a Martín Ta...Silvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

4 mar. 2007

Investigación bajo restricciones Por Silvio Rendon

Hace poco el Instituto de Opinión Pública de la PUCP publicó la encuesta "A propósito de San Valentín. Una Visión Liberal para temas tradicionales" sobre temas sexuales y de pareja. El cardenal Cipriani reaccionó así:
Encuesta no presenta valoración moral

Cardenal Cipriani extrañado por encuesta de Pontificia Universidad Católica


LIMA, 19 Feb. 07 / 12:26 pm (ACI).- El Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, expresó su extrañeza por la reciente encuesta dada a conocer por la Pontificia Universidad Católica del Perú, en donde se trata el tema de las relaciones prematrimoniales en los jóvenes, sin valoración moral alguna.

“Francamente me sorprende que una universidad católica no de una valoración moral a estos temas. Puede dar un dato numérico, pero tiene obligación como institución católica de dar una valoración moral, qué es lo que la Iglesia enseña sobre la institución del matrimonio y de la familia”, indicó el Purpurado.
(...)
José Alejandro posteó magistralmente sobre las intentonas cardenalicias en la PUCP: CIPRIANI VS. LA UNIVERSIDAD CATOLICA: NUEVO ROUND. El tema viene de hace rato (ver El Vaticano A la Conquista De la Católica).

Comentario: Quiero entender eso de "puede dar un dato numérico, pero tiene obligación de dar una valoración moral". Pongamos un ejemplo. En la encuesta se pregunta (p. 3):
¿Le parece una buena o mala idea que las parejas convivan un tiempo antes de casarse㼀
La respuesta es
  • Buena idea: 70%
  • Mala idea: 26%
  • No sabe/no responde: 4%
OK, aquí está el dato numérico que sí se puede dar. Ahora veamos la "obligacion de dar una valoración moral". Intentemos responder cuál tendría que haber sido esa valoración.
Opciones:
a) "Es nuestra obligación declarar que estos resultados son preocupantes. Nos llama la atención que a 70% de los encuestados les parezca que es una buena idea que haya convivencia antes del matrimonio".

b) "Es nuestra obligación advertir que esta convivencia puede realizarse, siempre y cuando no haya relaciones sexuales de por medio."

c) "Estas cifras son indicativas de la presión de los medios liberales sobre la juventud. Los encuestados, que en realidad no conviven antes de casarse, contestan que les parece una 'buena idea' por efecto de la censura social en la que viven. Es nuestra obligación apoyar a estos jóvenes con una mayor educación moral".

d) [Ninguna valoración a esta pregunta. Simplemente se la hubiera eliminado de la encuesta.]

e) "...la convivencia antes del matrimonio, esa cojudez".
Bueno, cualquiera de estas opciones hubiera sido potable para el cardenal, aunque sospecho que la última hubiera sido su favorita...

Los vituperados científicos sociales en vez de seguir alguna de estas opciones declararon nada menos que lo siguiente:
Los resultados podrían remitirnos a imaginarla [a Lima] como una ciudad conservadora y bastante tradicional, sin embargo, la encuesta que presentamos devela que estamos ante una población que se imposta frente a estos temas con una actitud mucho más liberal.
Y encima se ponen hablar de "Una población pragmática", de "Una sexualidad diferenciada" y de "Una pareja más abierta, más libre y más flexible". Para ajustarse a los criterios cardenalicios hubieran tenido que ser menos descriptivos y más normativos. Hubieran podido satisfacer al cardenal si hubieran usado "de valores morales" en vez de "conservadora y bastante tradicional" y "promiscua" en vez de "liberal".

Esta intromisión extraacadémica bloquea y condiciona las posibilidades de investigación. La pregunta es ¿cómo se puede hacer buena investigación en ciencias sociales con alguien objetando los resultados y las elaboraciones de los investigadores?

Pongamos un ejemplo. En este trabajo
Bearman, Peter S., James Moody, and Katherine Stovel,
Chains of Affection: The Structure of Adolescent Romantic and Sexual Networks
,
American Journal of Sociology., Vol. 110 (2004), pp. 44-91.
se estudia el comportamiento sexual y romántico de los adolescentes. Se puede leer un artículo periodístico al respecto en:
RESEARCHERS MAP THE SEXUAL NETWORK OF AN ENTIRE HIGH SCHOOL.
La vida sexual en las escuelas parece que va en cadenas: individuo A sale con individuo B, que a su vez sale con individuo C, etc. En una escuela secundaria encontraron una cadena de 288 personas de longitud (52% de la muestra). En esta población adolescente no abundan los nodos (B sale con A, C sale con A, D sale con A, etc.), como al parecer sí que es el caso con la población adulta. Es una línea de investigación interesante y además con aplicaciones prácticas importantes como la prevención de enfermedades de transmisión sexual en la población adolescente.

Este artículo no hubiera sido posible si las instituciones académicas hubieran estado exigiendo valoraciones morales a sus investigadores. Es que no tienen por qué. Basta con que se entienda que cada autor/a es responsable de sus ideas. Las instituciones ganan prestigio cuanto mayor sea su tolerancia, su creatividad, su capacidad tecnológica, su rendimiento académico. No se trata de estar micromonitoreando lo que hace cada investigador/a. Las creencias tienen su lugar y la libertad académica, también.






Las relaciones sexuales y románticas en una escuela secundaria americana.
(Hacer click en la imagen para agrandarla).

Etiquetas: , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home