l

Últimos Posts

Taller de Macroeconomia Avanzada 2007 - PUCPCarlos
Con Fujimori no había huelgasSilvio Rendon
Golpe de estado ¿ya?Silvio Rendon
TLC demoradoSilvio Rendon
Metáforas que matanDaniel Salas
La "creatividad" de algunos comunicadoresSusana Frisancho
ComentariosSilvio Rendon
Si la PUC cae...Silvio Rendon
¿Fracasa el TLC?Silvio Rendon
Midwest Macro 2007Silvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

7 may. 2007

Maradonas y Reynas (actualizado) Por Silvio Rendon

Había comentado algo sobre Maradona y Reyna en un post sobre el vóley. Maradona es el talentoso, el jugador internacional, el que está en las grandes ligas. El fútbol peruano, a falta de recambio, con una crisis de entrenadores, no puede competir con el equipo de Maradona, el que llegaría después a ser campeón mundial. Tons ¿qué hacemos? Le mandamos a un jugador a que le baje el pantalón, que le jale la camiseta, que lo tumbe al suelo. Así aniquilamos al equipo contrario. Esa es la criollada. Funcionará una vez, pero al cabo de un tiempo vienen los seis-a-ceros. Lo que nos toca hacer es tratar de formarnos para producir Maradonas, gente que triunfe en las grandes ligas y no tener que basarnos en las criolladas antideportivas de los Reynas.

Bueno, pues tomemos esto como metáfora y démonos cuenta que algo hemos avanzado en la formación de profesionales de calidad, competitivos internacionalmente. En mi área, la economía este proceso se ha venido dando y en este blog algo he escrito al respecto. En otras áreas del conocimiento, en particular en el área de literatura, noto algo parecido, pero mucho más violento en términos de ataques personales. Un sector conformaría una argolla, que impediría el desarrollo académico de sus colegas. Curiosamente, esta argolla está en buena cuenta fuera del país, mientras que los supuestos excluídos están muy bien aposentados y de profesores en la Universidad Católica. Claro, éstos últimos lo niegan. Por fuera flores y por dentro temblores. Para eso han constituído un par de blogs anónimos desde donde atacan a personas, eso sí, señalándolas con nombre propio. Creen que nadie se da cuenta de sus triquiñuelas, que la gente ha nacido ayer, que pueden impunemente atacar desde el anonimato. Sus quejas son por momentos ridículas. Que se quejen porque no les publican sus obras o no los entrevistan en El Comercio o en la televisión, vaya y pase. Habrá que darles espacios obligatorios en la televisión como se hacía (¿hace?) con los partidos políticos en época electoral. Pero que se quejen porque, por ejemplo, no pueden llenar este blog de sus comentarios anónimos, es francamente ridículo y plañidero.

¿Cuál es el trasfondo de todo esto? Pues que hay quienes fungían de reyes del mambo. Eran los héroes locales, claro, ante sus desadvertidos alumnos y alumnas, ¿ante quién más? Son los campeones de interbarrios. Hay quienes han hecho un esfuerzo y tenido la posibilidad de salir fuera y competir en ligas internacionales. No digamos que son los mejores del mundo, pues como país todavía nos falta mucho para estar en las grandes ligas, pero es un esfuerzo y mejora apreciable. Si algo se debería es tratar de buscar la integración, el diálogo, compartir el conocimiento y que haya una mejora más allá del individuo. Pero no, estos intelectuales que se quedaron, que sí tuvieron oportunidades de salir, reaccionan en forma violenta en plan de choque, de ataque personal, con una lógica "para qué ser Maradona si basta con ser Reyna". Mal mensaje, mal ejemplo a sus alumnos. Encima se ponen a llorar porque los ningunean. ¿Puede ser tomada en serio una persona que no escribe coherentemente su posición y recurre a los anónimos para denigrar a otros? Considero que no. Quienes siguen ese camino han elegido que los ninguneen: se han hecho ninguneables. Y estamos hablando, de profesores de una universidad peruana relativamente prestigiosa. Qué vergüenza.

Afortunadamente, en mi área, la economía y creo que en las ciencias sociales, no hemos llegado a algo así. Claro que también se cuecen habas, pero no hemos llegado a estos niveles, bajos, de confrontación, y espero que nunca lleguemos. Hay caminos que son mucho mejores. Eso sí, hay algo de común en todo esto. Los héroes locales tienen mucho menos espacio para que les crean, pues hoy hay internet. Los estudiantes hacen click y ven inmediatamente que hay Maradonas y que ellos pueden ser Maradonas. Pueden soñar con que en algunos años tengamos equipos competitivos en la frontera del conocimiento o en cualquier actividad. Bien por ellos, que ese es el camino. No tienen por qué conformarse con ser Reynas domésticos, como intentan inculcarles los héroes locales.

Actualización: Más sobre Maradona-Reyna:

"Le pegaron más que Reyna a mí".

(...) anoche Maradona dejó una frase elocuente. "Vi el partido entre River y el América de Cali y no se puede creer lo que le pegaron a D''Alessandro. Me hizo acordar a cuando Reyna me marcó a mí", dijo en una charla con Fernando Niembro en La Ultima Palabra.

¡Cómo olvidarse de aquello! Para los más jóvenes, Reyna es un volante peruano que maltrató a Diego en las Eliminatorias para el Mundial 86, especialmente en el partido jugado en Lima (Argentina perdió 1-0).
Y sí, Maradona lo recuerda:

Maradona no olvida a Luis Reyna
...
Reyna cumplió con creces su tarea, en una serie de acciones que pasaron desde el acoso y la marca férrea, hasta los golpes fuera de reglamento cuando las acciones se desarrollaban en otro sector del campo.

Gran tramposo para los argentinos y héroe incomprendido para los peruanos, sobretodo para los que consideran que su sacrificio permitió anular a Maradona y concretar la victoria con un gol de Oblitas, Reyna se niega actualmente a hablar sobre ese episodio de su vida deportiva.
Nada de "héroe incomprendido". No necesitamos esos "héroes". Pero Reyna también dice lo suyo:

AQUELLA DESLEAL MARCACION A MARADONA
Reyna cambió: hoy está arrepentido

Aquello no me gustó para nada", se lamenta Reyna ante Clarín. Y sigue: "No me siento identificado con lo que hice ese día. Fue feo, antipático. A mí siempre me gustó jugar, hacer caños. No entiendo cómo me pudo aguantar Maradona. Fui muy cargoso con él. Yo, en su lugar, habría pegado un puñete".

—¿Pero por qué semejante marcación?

—Te aclaro que no tuve mala intención. No fui mala leche ni tampoco le hablé durante el partido. Sí, en cambio, fue una marca pegajosa. Todo pasó porque el profesor (técnico) de esa selección peruana, Roberto Challe, me dijo que, si yo anulaba a Maradona, Perú tenía ganado el 90 por ciento del partido. Y yo estaba en muy buena condición física. Jugaba de volante por la derecha y corría muchísimo.
Son cosas que se inculcan, que consideramos válidas y las permitimos. Fue el entrenador quien lo envió y todos lo aplaudimos. Mal. Eso sí, habla bien de Luis Reyna que declare que su marcación no fue nada correcta. Ahí tenemos algo rescatable del jugador.

Marca Registrada:

"... Aquel muchacho me siguió hasta el baño, ¡una cosa de locos viejo! - recordaba Maradona - En una jugada pisé mal y salí de la cancha, para que me viera el doctor. ¡Y el tipo me siguió hasta el borde de la cancha!. Cuando volví se me paró otra vez al lado. Me hablaba, me hablaba... Cada uno hace lo que puede, pero éste muchacho se pasó de la raya... Me pegaba trompadas también... Que bárbaro ese Reyna... Y pensar que a Cuba me llegó una pelota firmada por todos los futbolistas peruanos, deseándome la recuperación y estaba la de él también... Hasta La Habana y a los 40 años me siguió ..."
(...)
Más de quince años después de aquellos partidos, el defensor Luis Reyna declaraba, con un dejo de remordimiento: "... si lo tuviera que hacer de vuelta me negaría...le entré un poco fuerte pero no fui violento...no tuve mala intención, sólo fue una marca muy pegajosa...me molesta que me pregunten constantemente por el partido en que marqué a Maradona. Para mí es una deshonra que me reconozcan sólo por eso ...".
Y por supuesto que es una deshonra... Reyna todavía puede dar un mensaje a las nuevas generaciones: lo que hizo no fue de ninguna manera correcto. (Tampoco fue correcto el foul de Camino que lesionó a Franco Navarro en el partido de vuelta en Buenos Aires, pero bueno, ya harán los argentinos su análisis de sus cosas.) Así acaban los Reynas, siendo reconocidos sólo por sus jugadas antideportivas, no por otra cosa. Si algún talento tuvieron, quedó opacado por sus trampas.

Etiquetas: , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home