l

Últimos Posts

El espacio públicoSusana Frisancho
TLC: otro cambio en el equipoSilvio Rendon
Aumentos de sueldos en la PUCP (no a todos)Silvio Rendon
Porqué soy pesimista con el TLCMiguel Tejada
El cohete Paulet 1 y el ScudSilvio Rendon
El TLCSilvio Rendon
Aclaración sobre el voto de los analfabetosDaniel Salas
Grave crisis en la CNDDHHSilvio Rendon
Del CADE de la exclusión al CADE del hortelanoSilvio Rendon
Apague su celular!Susana Frisancho

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

8 dic. 2007

Conflictos dentro el gobierno Por Silvio Rendon

Dentro del gobierno se vienen produciendo diversas peleas. No sólo es el jaque a Mercedes Aráoz desde el mismo gobierno (ver TLC: otro cambio en el equipo), es también a otros niveles.

Iban a condecorar a La Razón, medio de expresión de apristas y montesinistas,
El general Donayre premiará a diario que desprestigia a Wagner
hasta que Wagner reaccionó:
A pedido de Wagner, Donayre suspende acto
Premio a "La Razón" molestó al titular de Defensa.
Sin embargo, el poder de Wagner tendría fecha de caducidad:
Ya vienen

Circula el runrún de que este miércoles 12 se realizarán los esperados cambios en el gabinete. Dicen que salen de todas maneras Carlos Vallejos, María Zavala (se iría de embajadora a un país centroamericano) y Allan Wagner (sería enviado a una embajada europea) y entrarían Daniel Robles, Víctor García Toma y Mercedes Cabanillas. También se habla de que Virginia Borra se apartaría de la cartera de la Mujer.
Chiquitas
Wagner está en la mira. Quieren su cabeza. La condecoración a La Razón es una excusa que hace imposible su continuidad en el gobierno. ¿O seguirá?

La relación orgánica entre apristas y montesinistas no es ningún secreto:
APRA: “Indulto a Wolfenson es legalmente posible”
PASTOR, MULDER, NEGREIROS Y MINISTRA ZAVALA NO SE OPONEN A PEDIDO, PERO DICEN QUE TODO DEPENDE DE MANDATARIO
Los compañeros no se oponen. Será lo que diga García....¿Hasta cuándo?

El juego es a muchas bandas y García ha demostrado que si se tiene que mover por sus aliados, lo hace. Otro ejemplo fue la simplificación del juicio oral (ver Una norma con nombre propio). No le tiembla la mano para apoyar a sus cruciales aliados. Más aún, Es capaz de soltar su verborrea para justificar cualquier cosa: García considera “exageradas y malignas” críticas ley de simplificación de juicio oral:
"Esto no beneficia a nadie, lo que se quiere es simplificar los procesos(…) dejemos de fujimorizar el escenario nacional", expresó.
Se simplifican los procesos. Justo ahora....

Además, ayer leíamos:
Bancada del Apra se le rebela al Ejecutivo
Y ahora la reacción de Del Castillo, hoy cuestionado por los fujimoristas:
Jorge del Castillo: ‘‘Bancada aprista no es una mesa de partes"
Afirmó que Ejecutivo no tiene que pedir permiso por leyes.
Los congresistas apristas no saben qué papel tienen en todo esto. Se sienten acarreados de un lugar a otros...

Alan García gobierna prácticamente sin oposición política alguna, lo que da margen para que sus partidarios no necesiten cohesionarse y se puedan dar el lujo de expresar sus conflictos abiertamente, sin temor a que la acera de enfrente los capitalice políticamente...

Hay un tema de fondo. En la elección entre hacer funcionar la institucionalidad estatal o abandonarla y recurrir a la subcontratación de funciones cruciales este gobierno ha optado por lo segundo. Crea funciones ad hoc a cada rato, lo cual desorganiza al estado, crea confusión y retrasa el cumplimiento de metas. Por lo visto, esto mismo ocurre también a nivel político. García confía más en sus aliados fujimoristas que en su propio partido, lo cual crea malestar en sus filas. Chlimper, aliado de los apristas, choca con Negreiros por la huelga portuaria. Un recién llegado, matonesco él, choca e insulta a una institución aprista como Negreiros. Los compañeros no la ven. A Wagner los montesinistas le pierden el respeto totalmente. Al mismo Del Castillo se lo quieren tumbar. Los apristas comienzan a preguntarse ¿qué aliados son estos? Los congresistas apristas no saben qué hacer. No se resignan a su rol de carpeteros de proyectos diseñados por los "talleres externos" de García. Tienen a los fujimoristas al lado, que se deben estar burlando a carcajadas. Ellos, puestos en la mira de "el perro del hortelano", tienen que aprobar los proyectos-remedio contra "el perro del hortelano". Es una contradicción total. García no sólo choca así con la oposición en el congreso, sino con su propio partido. Algo parecido le pasó en su primer gobierno....

Etiquetas:

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home