l

Últimos Posts

Discriminación en el Club RegatasSusana Frisancho
Nuestra falta de ciudadaníaSusana Frisancho
Chacota fronterizaSilvio Rendon
Oportunidades para impacientesSilvio Rendon
Ficción y demagogiaDaniel Salas
El otro sendero, el del derecho internacionalSilvio Rendon
Otra vez Maradona y ReynaSilvio Rendon
Opinion sobre nuevo diseño curricularSusana Frisancho
La búsqueda de justicia y la confianza en si mismo...Carlos Mejia A.
¿Acepta usted la apuesta? La RespuestaSaki Bigio

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

22 ene. 2008

Bien, Huamán, pero... Por Silvio Rendon

He visto pasajes de dos conferencias de prensa de Mario Huamán, secretario general de la CGTP. Dos ideas básicas:
  1. En los años noventas el péndulo se orientó en contra de los trabajadores. Se les eliminó la negociación por rama, les dificultaron la sindicalización y perdieron diversos derechos. Eso fue un extremo. Ahora se necesita recuperar una posición intermedia. Mantener el criterio de flexibilidad laboral, pero con derecho a la sindicalización y a la negociación por rama.
  2. Se han producido despidos de más 3000 trabajadores en lo que va del gobierno aprista, básicamente por intentar sindicalizarse. Con esto se violan no sólo las leyes laborales peruanas, sino también el TLC, que incluye un capítulo laboral que protege el derecho a la sindicalización. Estos despidos se han producido también en empresas agroexportadoras, la niña de los ojos del modelo peruano.
Es importante que los sindicatos puedan hacer llegar su mensaje al conjunto de la sociedad peruana evidenciando la sensatez de sus demandas y la compatibilidad de las mismas con el crecimiento económico en el país. Si logran transmitir ese mensaje, se ganarán la simpatía de sectores más amplios y podrán defender mejor los derechos de sus afiliados. Si no lo logran, la prensa monopolizada por el gobierno los aislará como revoltosos, saboteadores del crecimiento, etc. Lo de siempre.

Otro aspecto importante es representar a todos los sectores laborales, incluyendo a los más vulnerables, como los trabajadores subcontratados. Alan García hizo mucho estruendo sobre "la explotación de los services". Todo está quedando en una promesa electoral incumplida. No. El malestar, sólo en el sector minero en que hay 85 mil trabajadores subcontratados, es muy grande y no sólo va contra el gobierno sino lamentablemente contra los propios sindicatos que fracasan en la defensa de sus intereses (ver este post de MARCONA PROTESTA). Toca corregir este problema y ensanchar la representación a todos los trabajadores. Si bien los sindicatos se han fortalecido en los últimos años, todavía tienen mucho camino que recorrer y no pueden darse el lujo de escatimar a nadie.

Etiquetas: , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home