l

Últimos Posts

Cocineros MejicanosFredy Roncalla
Inflación mamachaSilvio Rendon
Universidad del Pacífico: no hubo "junta fantasma"...Silvio Rendon
Cristianismo y Encarnación (impresiones personales...Gonzalo Gamio
Antropocentrismo regionalSilvio Rendon
Vacas sagradasSilvio Rendon
Dos referendosSilvio Rendon
Solo el 1%Daniel F.
¿Volver al Perú pre-velasquista?Silvio Rendon
En defensa de la PUCPSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

22 mar. 2008

El gobierno especulador de García Por Carlos

Como venia comentando Silvio en un post anterior, el gobierno le ha declarado la guerra a ciertos “especuladores” en un aparente intento de frenar el alza de los precios de alimentos. Desde el gobierno se habla de “especulación”, pero no se dice por ninguna parte cómo estaría operando ésta, ni como se traduce en incremento de precios. Me pregunto: ¿Sabrán realmente Alan, Del Castillo y Rey de que están hablando cuando argumentan que el alza de precios se debe a especulación? ¿O también están especulando? Para responder esta pregunta, vamos por partes:

Definiendo “especulación”

Segun Wikipedia:

En economía, la especulación es el conjunto de operaciones comerciales o financieras que tienen por objeto la obtención de un beneficio económico, basado en las fluctuaciones de los precios. Un especulador no busca disfrutar del bien que compra, sino beneficiarse de las fluctuaciones de su precio.

En sentido estricto, toda forma de inversión es especulativa; sin embargo, se suele limitar el término a aquella inversión que no importa ninguna clase de compromiso con la gestión de los bienes en los que se invierte, limitándose al movimiento de capitales.

Si bien da una idea general, dicha definición es aún imprecisa. Hace falta especificar que no se necesita que haya “acumulación” de bienes de parte del especulador para obtener ganancias. Así mismo, no toda especulación es mala. Existen instrumentos financieros que se basan enteramente en la especulación sobre los precios de otros activos, como los derivados (opciones y futuros), y son ampliamente utilizados en los mercados. Pero entonces, ¿cuándo es que la especulación se torna indeseada?
El ejercicio de la especulación resulta negativo cuando el que la realiza se encuentra en capacidad de manipular expectativas. Por ejemplo, un especulador puede firmar un contrato de compra a futuro de una larga cantidad de un bien a un precio dado, esperando que la cantidad prometida a comprar sea lo suficientemente grande como para reducir las expectativas de oferta en el futuro, y así inducir alzas en el precio. De lograr su cometido, al llegar la fecha de ejercicio del contrato podrá vender la mercancía comprada en el momento t anteriormente a un precio X dado, a un precio más alto en t+1 despues. De esta forma, el incremento de los precios se debe a las expectativas de escasez generadas por el contrato futuro, y sin hacer más que una promesa de compra, el especulador puede obtener ganancias a costa del resto de agentes.

Arrinconando al Mercado

Lo descrito lineas arriba es una de las formas de lo que los gringos llaman “arrinconar al mercado” (cornering the market). Siendo similar al ejercicio de especulación, la única diferencia es que, en este caso, si hay una acumulación de por medio. Se compra largas cantidades hoy buscando reducir la oferta futura, para inducir así aumentos en el precio y vender más caro mañana. No obstante, al igual que en el caso de la especulación se corren fuertes riesgos. El precio solo varía si el resto del mercado realmente cree que el aumento de la demanda (o la reducción de la oferta) se debe a fundamentos. Si se pone en evidencia la naturaleza oportunista de la operación, el resto de agentes puede tomar posiciones contrarias y jugar al desgaste, haciendo que el precio finalmente regrese a su nivel de equilibrio. Otro de los efectos negativos de este tipo de especulación es que induce también a otros agentes a tomar la posición del especulador con miras a obtener el mismo tipo de ganancias, con lo cual, se inflan burbujas de precios que al reventar, pueden tener graves consecuencias para ese mercado y el resto de la economía. (1)

Como decía en un comentario anterior, nadie puede predecir con exactitud el futuro y por ello, toda decisión económica se toma bajo cierto grado de incertidumbre. Frente a esta realidad inevitable los agentes se basan en sus propias creencias, o adoptan las de otros. Los economistas decimos que frente a incertidumbre, los agentes forman expectativas sobre las cuales basan sus decisiones. Por ello todos somos en algún sentido, especuladores; sin embargo, suele reservarse la connotación negativa del término a aquellos que juegan con las expectativas con tal de obtener ganancias por variaciones de precio.

¿Cómo actúa un comerciante especulador?

Veamos esto con el ejemplo del pescado en semana santa. Un comerciante puede comprar pescado a un precio razonable antes de semana santa y guardarlo, para luego venderlo durante el feriado a un precio más alto (2). Es entendible: en semana santa aumenta la demanda por pescado y hay más compradores de lo normal, y dada la posibilidad de que no alcance para todos, no faltara algún desesperado parroquiano dispuesto pagar un precio más caro de lo habitual.

Pero, ¿Que pasa con el resto de alimentos? ¿Por qué razón alguien esperaría poder obtener ganancias de este tipo con un producto altamente perecible como, digamos, la cebolla?
Así mismo, como ya se explico, esta no sería una estrategia de especulación, en tanto no se manipula las expectativas del resto. Un comerciante minorista no tiene el tamaño ni los recursos suficientes como para “arrinconar al mercado” o siquiera intentarlo. Repito lo que dije en un comentario al post Inflación mamacha:
Si hay precios injustificadamente altos, los consumidores -que no son tontos- también se dan cuenta y están en la posibilidad de castigar a estos comerciantes comprando en otros lugares donde haya un precio "normal" o de mercado. Otra cosa muy diferente es decir que todos los comerciantes están cobrando precios injustificadamente altos. Ello implica asumir que hay concertación, lo cual, dadas las características de estos agentes es bastante improbable, por no decir imposible. Tendrían demasiados incentivos para romper con los acuerdos y los precios terminarían retornando rápidamente a su equilibrio. Ergo, la inflación se debe a otros factores y no a la especulación. Como dice Silvio, hay un mal diagnostico de parte del gobierno.

La verdadera especulación proviene del gobierno: en su desesperación por la caída en las encuestas acusa a las fuerzas naturales de la oferta y la demanda, y a los pequeños comerciantes de generar un alza de precios que no puede, ni sabe como controlar.






El gobierno dice que saldra a controlar pesos y medidas en las balanzas de los mercados, para luchar contra la especulación. ¿Lucha contra la especulación, o contra la estafa?



_________

(1) Esto es lo que ha venido sucediendo en el mercado de inmuebles de EE.UU. donde muchos incluso, se endeudaron para comprar casas, con el unico fin de luego venderlas a un precio mayor. Similar con aquellos que ingresaron tardiamente al mercado bursatil el año pasado con un horizonte de corto plazo. Esperaban comprar para luego vender mas caro: se quemaron

(2) Notar que el almacenamiento de grandes cantidades de un bien altamente perecible implica altos costos, difícilmente alcanzables para un comerciante minorista.

Imagenes tomadas de aquí y aquí.

Etiquetas: , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home