l

Últimos Posts

La experiencia docenteMiguel Tejada
"Qué te parece, cholito"Silvio Rendon
CombitosSilvio Rendon
¡Avergüénzate Europa!Saki Bigio
Cráneos de cristalSilvio Rendon
Combitos moqueguanosSilvio Rendon
Mi tour criminal por LimaCarlos Vargas Salgado
El discurso militar 2Silvio Rendon
Dinámica amigo-enemigo y políticaMiguel Tejada
Debate ciudadano, credenciales y rigurosidadMiguel Tejada

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

21 jun. 2008

Sobre haciendas y reforma agraria Por Miguel Tejada

En un post de Silvio se discute sobre el impacto de la reforma agraria en el país. Hasta donde tengo entendido, en muchas zonas del ande los gamonales desde los años 30 empiezan un proceso de desinversión en el campo y de transferencia de sus activos hacia las ciudades.

La hipótesis sería la siguiente: frente a los ingresos que la inversión en las haciendas aportarían a un gamonal, era preferible transferir sus ganancias hacia negocios en las ciudades en incipiente urbanización. Ello poque las perspectivas de crecimiento ahí eran mucho mayores que en campos con deficiente infraestructura (recordemos al respecto que recién en los 1960s llegan las carreteras a muchas capitales de provincia de la sierra). Es el capital de los gamonales serranos el que se habría invertido en los comercios de las capitales departamentales y provinciales. Además, parte de dicho capital se gastó en lo que podríamos llamar consumo no productivo: la compra de casas y propiedades en la ciudad capital.

La evidencia que poseo de esta hipótesis es indiciaria: muchos de los vecinos antiguos de mi barrio, Magdalena, eran gamonales andinos que compraron sus casas en el barrio entre los 1940s y los 1960s, y crearon muchas de las tiendas antiguas del distrito (librerías, joyerías, bazares, boticas, pasamanerías), con las ganancias que habían obtenido en sus chacras serranas.

Por otro lado, en varios de los pueblos de la sierra (por ejemplo en San Martín del distrito de Huarmaca, provincia de Huancabamba, región Piura) he escuchado historias de cómo en los 1950s y 1960s los propios campesinos compraban las haciendas a los gamonales, mucho antes de la reforma agraria. Lo cual es indicio que para los gamonales tenía más sentido monetizar la propiedad agraria e invertir dicho dinero en actividades comerciales o inversiones inmobiliarias, en Lima o en capitales departamentales, que reinvertir en haciendas serranas.

Como indico, estos son datos indiciarios, pero sobre la realidad de la inversión o desinversión en las haciendas serranas y costeñas, en los años previos a la reforma agraria de Velasco, hay un mundo por investigar.

Etiquetas: , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home