l

Últimos Posts

Desde la caverna: comunicación y políticaGonzalo Gamio
Olímpiadas, sindicatos y socialismo en ChinaCarlos Mejia A.
AparienciasSilvio Rendon
Children of Peru FoundationSilvio Rendon
La protesta social : el conflicto como propiedad e...Andrea Naranjo
Recuperar la memoria (de verdad)Gonzalo Gamio
La seducción del 'lado oscuro'Gonzalo Gamio
Servicios universalesSilvio Rendon
Lecturas sabatinasSilvio Rendon
Viraje institucionalSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

16 ago. 2008

¿El comienzo del fin? Por Silvio Rendon

Lo cuenta la BBC:
Thousands join Peru quake protest
La reacción gubernamental: justo ahora que hay protestas ponen la primera piedra del hospital y de la iglesia de Pisco. Posiblemente el año que viene pongan la segunda...

Entretando hay quien interpreta la inoperancia gubernamental como una gran capacidad para resistir a una recaída populista:
No creo que haya un solo analista con un par de neuronas operativas capaz de negar que la aprobación presidencial superaría largamente el 50 por ciento si la prioridad de Alan García fuese las encuestas. Le bastaría apostar por el corto plazo, por el inmediatismo, la miopía. Sería la rapidez del centralismo manu militari, no la apuesta por la descentralización. Sería el gasto corriente, no la infraestructura. Sería la imprudencia fiscal y el sobrecalentamiento desbocado. Sería el asistencialismo sin líneas de base ni censo. Sería la sepultura del SNIP y los monumentos al chorlito. Sería la entronización del lobby; las leyes que insulten nuestra inteligencia, la gasolina regalada, el autismo ante la crisis internacional. Sería la artificialidad de lo barato, antesala de los negociados y las colas a lo Argentina y Venezuela. Serían la farra y el triunfalismo efímero. Serían los escándalos por corrupción.
(...)
El sinceramiento de combustibles al día siguiente de la tan mentada encuesta de CPI es una señal clara y aleccionadora dirigida a quienes todavía sueñan que existe receptividad en el gobierno a sus cantos de sirena. Sigan soñando.

Consejos envenenados. Carlos Espá
Comentario: Comenzaremos por lo último. El fondo de estabilización del precio de los combustibles no aguantaba más (ver Prevén colapso de Fondo de Estabilización de Combustibles). La medida poco tiene que ver con la popularidad de García ni se ha hecho para darle seguridad ideológica a nadie. La baja de los precios internacionales del petróleo está llegando muy tarde. Se da ahora la paradójica situación que en el Perú los precios de los combustibles suben justo ahora que comienzan a bajar en otros países. No parece haber habido mucha alternativa: el aumento de precios de los combustibles a nivel internacional acabará por llegar con todo a la economía peruana. Se usaron 3 mil millones de soles para evitar enfrentar esta realidad. Es decir, si ahora hay un gran "sinceramiento" es que antes hubo una gran "hipocresía" que alivió el shock externo (por cierto, el único "shock" que hubo en lo que va de este gobierno, pues todos los otros quedaron en agua de borrajas).

El objetivo de la economía normativa es aumentar el bienestar de la población y mejorar la distribución del ingreso. La aprobación al gobierno es desde luego un medidor de cuán bien la está pasando la población, de su bienestar. Las mismas encuestas de aprobación incluyen preguntas sobre las condiciones económicas de la población. El resultado, sobre todo en los sectores más pobres es que están igual o peor que hace un año. Es decir, ni aumento de bienestar en los segmentos más pobres ni redistribución.

No es una realidad que se pueda ignorar tan fácilmente, más aún en democracia. Pero claro, el gobierno actual tiene un "pecado original" que ha puesto en peligro a la institución democrática y es haber prometido un programa para hacer otro. Ya van a ser veinte años que el Perú es gobernado por la traición o por la fuerza. Y lo peor es que este malestar fue creado y alentado por el propio García con su prédica antiliberal cuando estaba en el llano durante el gobierno de Toledo.

El Perú de ahora es muy diferente al de hace medio siglo. Es un país más protestón. A pesar de que la participación ciudadana es débil y lenta, ésta finalmente está ahí y se hace notar. Aplicar una economía librecambista y extrovertida funciona. La economía privada va bien, y cumple con su tarea. El gran cuello de botella de este modelo está en el estado.

Tres áreas:

1. Inversión pública. Las empresas exportadoras tributan, el estado tiene el dinero, pero ¿qué hace éste con él? Aquí es donde la inoperancia gubernamental frustra el funcionamiento de su propio modelo. Los ministerios sociales no están cumpliendo su labor. Defensa Civil es inexistente. Al impopular Toledo no le hicieron una manifestación como le han hecho a García en Pisco. Había un INDECI que funcionaba, que no fue copado como sí lo fue el INDECI aprista. No se vio el "shock de inversiones", ni el "shock de la reconstrucción" de Pisco, ni de salud ni de educación. Y hubo dinero. Entonces ¿qué pasó? ¿Por qué las encuestas señalan un aumento en la percepción de corrupción? El rol redistributivo y compensador del estado, que debería aumentar el bienestar de la gente más pobre, no se cumple.

2. Regulación. El gobierno anuló a las reguladoras quitándoles autonomía (ver Las reguladoras han muerto). Las reguladoras están para defender la competencia en un contexto de monopoliio natural. Los consumidores se ven perjudicados a cada rato y protestan por los abusos, sin éxito alguno.

3. Abusos laborales. Hay casos de abusos laborales donde los empleadores simplemente no cumplen con la ley. Los trabajadores pueden llegar a hacer jornadas de 36 horas al día. Si tratan de organizarse en sindicatos, los despiden. Un caso patético es el de Topy Top. Las leyes son papel mojado. Hasta Jaime de Althaus, supuesto conocedor de la problemática laboral peruana, se sorprende de lo que le cuenta el sindicalista de esa empresa. Se ha llegado a unos límites ridículos, por lo que se necesita una acción efectiva contra estos abusos.

Pero no, Espá defiende en forma aguerrida el statu quo gubernamental en nombre de evitar la corrupción, el despilfarro, el asistencialismo, el lobby y tantas otras cosas que ya vienen ocurriendo desde hace rato en este gobierno. Se ha creado la idea supersticiosa que hay que "persistir en el modelo sin ceder a las presiones". "Chile persistió y Argentina no, por eso le fue bien a Chile". Sin embargo, se está persistiendo en todo lo negativo, lo que está perjudicando a este gobierno. Con la nueva ola de copamientos de julio de este año, García no apunta a corregir su rumbo. Ensimismado con su grupo de nuevos Carbonettos, autodidactas sabelotodos, va camino a que le pase, y con él al país, lo que le pasó en su primer gobierno: no hacer los ajustes a tiempo a pesar de que todo el mundo ya se lo había advertido. García no es Toledo, definitivamente. Es mucho peor, pues ya arruinó antes al país con su "legalmente honesto" primer gobierno.

Finalmente, otro tema lamentable en la conducción del país es la falta de presencia del ministro de economía. Carranza, PPK y hasta Zavala anunciaron muy claramante lo que harían. No ha sido el caso de Valdivieso, de quien se sabe que se ha estado reuniendo con autoridades regionales. Y como no se sabe qué tiene en la cabeza, la presión no se vino esperar. Y vino del desprestigiado congreso:
Valdivieso irá al Congreso para explicar problema inflacionario
Los congresistas fujimoristas demandaron su presencia y el congresista Lescano ya lo quería interpelar. La respuesta del vocero fujimorista fue:
"Este pobre hombre ni siquiera ha tenido tiempo de sentarse bien en su silla, ¡qué interpelación vamos a hacer!", reclamó Sousa.
Dos detalles: "pobre hombre" y que no está bien sentado en su silla. Mal comienzo. Le tocaba hacer sentir su presencia, como lo hicieron otros ministros. Ni Zavala, relativamente junior, fue vapuleado de esa manera.

Son malas señales de un gobierno obtuso, tozudo, terco, contra el cual se va sumando el descontento ciudadano. No importa cuán triunfalista haya querido aparecer en su mensaje de 28 de julio. Si sigue así, va camino al precipicio.

Actualización: El descontento en el país es tal que hasta las fuerzas armadas están descontentas: La otra prioridad de las Fuerzas Armadas.



Protestas en Pisco.

Por la corrupción e inoperancia.

Imagen tomada de aquí, La Primera.

Etiquetas: , , , , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home