l

Últimos Posts

¿Por qué siguen detenidos/as?Silvio Rendon
MinerosSilvio Rendon
El compromiso con los Derechos Humanos (sesenta añ...Gonzalo Gamio
Malas costumbres en la TV peruanaDaniel Salas
La guerra de la televisión y los blogsSilvio Rendon
PUCP: reelecciones y lentitudesSilvio Rendon
La corrupción y Alan GarcíaSilvio Rendon
Grandes combosSilvio Rendon
La corrupción contra la formación capital humano e...Silvio Rendon
¿Necesitamos tutela en materia de cultura?Carlos Vargas Salgado

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

24 abr. 2008

La hora de las pruebas Por Silvio Rendon

Al reporte de Cecilia Valenzuela y "Canela" donde supuestamente se prueba que Melissa Patiño es culpable, se suma esta otra supuesta prueba, referida por esta nota de El Comercio:

Presentan carta de Roque Gonzales que probaría su vinculación con el MRTA
7:43 La misiva hallada en su domicilio iba a ser enviada a Víctor Polay Campos, según la policía antiterrorista

Por Ítalo Sifuentes Alemán / El Comercio

La Dirección contra el Terrorismo (Dircote) de la Policía Nacional encontró en el domicilio de Roque Gonzales La Rosa -representante de la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB) en el Perú- diversos documentos que confirmarían los nexos de este con el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), entre ellos una carta dirigida a quien fuera el cabecilla de dicha agrupación terrorista, Víctor Polay Campos.

El Comercio accedió a esta carta, en la cual Gonzales La Rosa indica: "Cada combatiente creció como revolucionario y como ser humano y sabiendo además que de ser detenido pertenecía a una organización que jamás olvidaba a sus hermanos prisioneros".

Al igual que el atestado policial elaborado por la policía de Tumbes, dicha carta y otros documentos aún no revelados fueron entregados por la Dircote a la fiscalía para su investigación y derivación al Primer Juzgado Supranacional de la Sala Penal Nacional de Lima que juzgará a Gonzales La Rosa.

(..)

Comentario: Muy curioso. Analicemos lo que se nos está diciendo. Supongamos que Roque Gonzales efectivamente es un líder de una organización subversiva. Entonces le escribe una carta a Víctor Polay donde le cuenta la historia del MRTA, como si Polay no la supiera. Le escribe la carta a mano en hojas de agenda. Deja en su casa esta carta sin enviar al igual que otros materiales incriminatorios y se va de viaje a Tumbes, a un encuentro "bolivariano". Tal vez pensaba enviar la carta a su regreso. La Dirección contra el Terrorismo detiene a este líder, allana su domicilio y encuentra este material. La nota no detalla cuándo ni en qué condiciones se produce el allanamiento de domicilio, sólo dice que la dirección policial entregó estos materiales "a la fiscalía para su investigación y derivación al Primer Juzgado Supranacional de la Sala Penal Nacional de Lima que juzgará a Gonzales La Rosa".

¿Tiene esto algún sentido?

Bueno, salvo que estemos ante una gran incompetencia o un sabotaje, no tiene sentido que un líder deje en su casa un material supuestamente comprometedor, en especial si se trata de decirle vox populis a Víctor Polay. Tampoco suena a que sea legal que un buen día le proporcionen las pruebas a la fiscalía, sin que quede claro que la defensa tuvo acceso a ellas. Suena a que la policía ya tiene las pruebas que no pudo mostrar antes y lo que ha hecho es filtrarlas a la prensa. Sólo que la historia no es creíble.

Sueltan un video por aquí, una carta por allá, tratando de convencer a una opinión pública completamente en contra de lo que están haciendo. Suenan a chapuzas que además llegan tarde. Creo que dentro de la lógica policial, las detenciones de Tumbes fueron una precipitación. Especulo que la orden vino de arriba, con lo que les arruinaron el trabajo policial de vigilancia, que bien hubiera podido continuar hasta tener evidencias sólidas, si las llegaban a tener. Las detenciones se producen en momentos que el gobierno necesitaba exhibir culpables, en que Alva Castro estaba acorralado, en que se hablaba de rebrotes subversivos, cuando lo que había era narcoterrorismo. Suena a que hay una superposición política al trabajo policial. El gobierno ahora enfrenta el escándalo y a los policias no les queda otra que hacer chapuzas y hacer trabajos de prensa y propaganda. No es su función. Más aún, en el reportaje de Cecilia Valenzuela la policía entrevistada declara "los policías han sido agraviados y abusados por la libertad de expresión y la democracia en la que vivimos actualmente" refiriéndose a los policías denunciados por el diario La Primera. Desde la policía se cuestiona así la democracia "en la que vivimos actualmente". Un desborde. Un comentario anti-sistema de quien se supone nos debe proteger de los anti-sistema. (Ver algo más aquí).

Para hacer las cosas más complicadas, entre las denuncias transmitidas por Cecilia Valenzuela sobre el supuestamente descuidado Roque Gonzales se menciona que este señor fue militante del APRA y que gracias a sus compañeros del APRA fue salvado hace una década de una condena en prisión. Es decir, las denuncias no se agotan en esta persona, sino que comprenden también a gente del partido hoy en el gobierno. Otro desborde al gobierno (ver algo más aquí).

Etiquetas: , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home