l

Últimos Posts

Nuevos sujetos en escenaCarlos Vargas Salgado
La publicidad y la ideología de la felicidadAndrea Naranjo
¿El Perú plagia a Bolivia?Silvio Rendon
Vodka revanchistaSilvio Rendon
Las esterilizaciones de Fujimori y quienes lo ayud...Silvio Rendon
"Papa-pan" y circoCarlos Vargas Salgado
Hildebrandt en canal NSilvio Rendon
"Hablan de la pobreza mientras comen caviar"Silvio Rendon
La regulación del poder no gubernamentalSilvio Rendon
La "guerra fría" y la cabeza caliente de Alan Garc...Silvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

11 abr. 2008

Perú: frustración y redención Por Silvio Rendon

No sólo fue el "Cholo soy". El Perú prevelasquista tuvo varias expresiones que daban cuenta del malestar existente en el campo peruano:


Cielo Serrano (letra tomada de aquí)
Porque no lanzas, contra el cobarde
que explota al indio
, tu maldición,
y con tus rayos, terminas todo,
vicios riquezas y explotación.
(...)
Tú que cobijas, bajo tu manto
al pobre humilde, y al gran señor:
porque es que dejas, indiferente
que el rico explote, al trabajador



Indio

La luz se hizo sombra
y nació el indio,
La puna se hizo hombre
y nació el indio,
prisionero en tu suelo
indio cautivo
sin luz en tu mirada
indio sombrío
Ayer montaña
hoy solo_escombro

hierve mi entraña
cuando lo nombro.
Serás otra vez montaña
y habrá fulgor en tus ojos,
tu risa oiré y feliz serás
y feliz seré.

La explotación, el cautiverio, el ensombrecimiento, la reducción a escombros de seres humanos pasivos, que sólo esperan soluciones desde fuera. La frustración y la rabia de una sociedad sin posibilidad de cambio. Tiene que venir algo o alguien desde arriba (el cielo serrano con sus rayos) a que lo acabe todo.

¿Y de dónde vienen los cambios? Pues tenemos dos himnos que nos lo indican.

Himno Nacional del Perú:
Largo tiempo el peruano oprimido
la ominosa cadena arrastró;
condenado a cruel servidumbre
largo tiempo en silencio gimió.
Mas apenas el grito sagrado

¡Libertad! en sus costas se oyó,
la indolencia de esclavo sacude,
la humillada cerviz levantó.
El peruano vive con la humillada cerviz hacia abajo hasta que alguien llega a las costas a darnos la libertad. San Martín, Bolívar ....

....o Velasco:

Himno de la revolución (ver aquí):
Perú, en pie llegó la hora
del bueno, del humilde y olvidado
mil veces en la historia traicionado [o "tradicionado"]
de su eterna servidumbre se levanta.
Henchido de fe y esperanza
La fuerza armada con el pueblo
y Velasco al frente del Perú
hoy encarnan los principios de justicia
en el pueblo adolorido del Perú.


El pueblo, bueno, humilde y olvidado, vive adolorido, pero recupera la fe y la esperanza cuando llega Velasco. Siempre esperando a alguien a que venga a hacer las cosas por él. Nunca ejerciendo directamente la lucha por sus propios derechos. Obviamente que la realidad no es así, ni nunca fue así...

Todas estas figuras de frustración y redención pareciera que ya hubieran sido erradicadas del imaginario nacional. Sin embargo, de vez en cuando vuelven y esperamos a algún salvador que represente él solo el interés nacional y nos dé libertad, justicia y todo lo que quisiéramos (1). El último que hemos tenido fue Fujimori, hoy en el banquillo de los acusados. De vez en cuando surgen nuevos redentores, una y otra vez...

_________

(1) Todos los pueblos han tenido sus figuras redentoras que parecía que habían desaparecido, pero ahí estaban, latentes, esperando su momento. Esta famosa cita de Karl Marx de El 18 Brumario de Luis Bonaparte es muy ilustrativa:
Los hombres hacen su propia historia, pero no la hacen a su libre arbitrio, bajo circunstancias elegidas por ellos mismos, sino bajo aquellas circunstancias con que se encuentran directamente, que existen y les han sido legadas por el pasado. La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos. Y cuando éstos aparentan dedicarse precisamente a transformarse y a transformar las cosas, a crear algo nunca visto, en estas épocas de crisis revolucionaria es precisamente cuando conjuran temerosos en su auxilio los espíritus del pasado, toman prestados sus nombres, sus consiguas de guerra, su ropaje, para, con este disfraz de vejez venerable y este lenguaje prestado, representar la nueva escena de la historia universal.
Tomada de aquí
Como quien dice que cuando éstos se acercan al arco y aparentan que van a patear al gol, se paran, dan pase atrás, retroceden y siguen dándose pasesitos ante las muchedumbres que celebran jubilosas su destreza y picardía en el manejo del balón...

Etiquetas: , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home