l

Últimos Posts

Pobladores y azuzadosDaniel Salas
El gran hermano sabe lo que comprasSusana Frisancho
Ocho por ciento ¿para todos?Silvio Rendon
Sobre el robo de órganosMiguel Madariaga
¿Quién necesita la identidad nacional?Daniel Salas
Perú próspero - Perú atrasadoGiovanna Aguilar
El robo de órganos es una leyenda urbanaDaniel Salas
Costos y beneficios. Foxley contra el "Argumento d...Gonzalo Gamio
Re significando - otra vez- la piratería ¿todos so...Andrea Naranjo
Tradiciones heredadas y espíritu crítico: una invi...Gonzalo Gamio

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

26 may. 2008

Crecimiento peruano, ¿preocupación chilena? Por Giovanna Aguilar

La revista chilena quépasa ha publicado, en su edición del 24 de mayo, un interesante artículo de Andrés Benítez titulado Por que Perú nunca alcanzará a Chile (pase de SR).

En este artículo se analiza la situación de Chile y Perú en cuanto al crecimiento obtenido en los últimos años y las posibilidades que tiene el Perú de superar a Chile. Luego de cuestionar si efectivamente, el crecimiento que viene experimentando el Perú (7.1% promedio anual en los últimos años) es suficiente para superar el crecimiento y desempeño de los chilenos, reconoce que Chile ha perdido ritmo, pero que Perú no está en condiciones de alcanzarlos:

"La respuesta corta es simple: estamos perdiendo el ritmo, pero de ahí a que nos alcance Perú es otra cosa"


El articulista sigue en su análisis, jalándole las orejas a su país de una manera muy gráfica al decir:


"De acuerdo al último informe de competitividad del IMD de Suiza, Chile se mantiene en el lugar 26 dentro de los 55 países considerados. Seguimos siendo el número uno de la región, pero cada vez se alejan más aquellos países a los que queremos imitar. En efecto, porque mientras Chile cae o se mantiene en los rankings, países como Irlanda o Finlandia siguen avanzando rápido. En otras palabras, salimos de las grandes ligas y nos quedamos como promesa".

Por otra parte en su análisis revisa cifras importantes que permiten hacer rápidas comparaciones entre países como el PBI per cápita (el de Chile es de alrededor de US$ 10,000 mientras que el de Perú es cercano a los US$ 3,500), periodos que le tomaría al Perú para alcanzar a Chile con supuestas tasas de crecimiento promedio por año, etc., para concluir que a pesar de que Perú tiene un crecimiento más acelerado que Chile en estos momentos, no lo alcanzaría. Y no sólo porque el tiempo que necesitaría para ello es largo (56 años, según sus cálculos) sino por las razones que anota, y que creo que son las que más deberían llamar nuestra atención.
  1. Perú no es un país estable económicamente: "...Chile el que ha demostrado estabilidad económica y no Perú. En efecto, si bien este país ha gozado de un auge en el último tiempo, la verdad es que conseguir estabilidad de largo plazo es una prueba que Perú siempre ha reprobado."
  2. El Perú no tiene una institucionalidad estable ni eficiente: "Chile, por el contrario, si bien viene mostrando tasas más lentas de crecimiento, sigue siendo muy valorado por sus instituciones. Así, en los mismos rankings de competitividad, nuestro país es noveno en el mundo en "Eficiencia del Gobierno" y 22º en "Eficiencia de los Negocios". En otras palabras, Chile tiene sembradas las bases para retomar el crecimiento, cosa en la que Perú está muy atrás. Perú todavía tiene que demostrar que su situación actual es sustentable, mientras que Chile debe ajustar sus motores para retomar el crecimiento".

Y después de darnos palo (con estas dos observaciones, allí donde más nos duele), el autor de este análisis termina diciendo que el crecimiento peruano no debe ser señal de preocupación y malestar para los chilenos sino todo lo contrario, pues significa que están mejorando las condiciones económicas en la región con el consiguiente beneficio que eso trae para Chile y obviamente para todos: más estabilidad económica y política, más inversión en la región, más oportunidades de negocios para los chilenos y otros, y más competencia.

Lo que menciona Benítez al final de su artículo es muy similar a lo que Silvio ha señalado ya, en en una serie de posts (ver por ejemplo, El triángulo equivocado, La relación económica con Chile, Perú-Chile, eqeuidistancia vs. paralelismo) sobre nuestra relación con Chile. Claro, que desde la visión de un peruano.

Pues sí, los chilenos saben bien cómo es la cosa. En un lenguaje figurado, saben cómo se juega el partido y quizás cómo debe jugarse el torneo completo. Han conseguido crecimiento estable y desarrollo de su economía. Que ahora están estancados, bueno, eso es algo que a ellos les preocupa y seguramente sabrán salir de ello.

El Perú está ante la oportunidad de jugar en las grandes ligas de los países con crecimiento estable y desarrollo, pero para eso una vez más, tiene que no sólo jugar bien un partido, sino aprender a jugar bien todos los partidos que se le vienen por delante si quiere ganar la competencia.

Nuestro país vive ahora un período de auge económico pero eso no es sinónimo de haberlo conseguido para siempre. Al contrario de lo que muchos creen, es hora de pasar a realizar la tarea más complicada y de la que no podemos salir reprobados o perdedores: la de crear condiciones estructurales, a través de cambios en la estructura productiva, institucional, social, etc., para conseguir que esto que ahora nos ha tocado vivir, sea sostenido y que finalmente, todos nos salgamos ganadores. El cambio de mentalidad, sobre cómo competimos y "cómo la hacemos", no sólo con los chilenos, sino con otros países, tiene que venir ya. Los chilenos, al menos por lo que uno puede leer en este artículo, parecen entender mejor el asunto: nuestro crecimiento les beneficiará a la larga. Entonces, cambiemos de mentalidad y aprendamos de una vez por todas, a ganar, relacionándonos con aquellos que como Chile, nos llevan ventaja en la competencia.

Etiquetas: ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home