l

Últimos Posts

El cardenal y la madonnaDaniel Salas
Derechos Humanos y humanismo (cívico)Gonzalo Gamio
A las barricadasSilvio Rendon
Sociedad civil e intolerancia gubernamentalGonzalo Gamio
Cerrando el añoSilvio Rendon
Populismo contracíclicoSilvio Rendon
Hugo Blanco 1. 1966. El juicioSilvio Rendon
Reflexión sobre la privacidadDaniel Salas
1962, Jauja: El policía que quiso iniciar una guer...Silvio Rendon
Contrato y Reconciliación: Apuntes sobre el libro ...Gonzalo Gamio

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

12 dic. 2008

Hugo Blanco 2. 1963. Pucyura y Mesacancha Por Silvio Rendon

Como vimos en Hugo Blanco 1. 1966. El juicio, Hugo Blanco fue juzgado en Tacna y condenado a 25 años de prisión. Pero ¿por qué?

Dejaré que el propio Gonzalo Añi Castillo relate cómo Hugo Blanco, alias Condori, fue detenido el 30 de mayo de 1963 (dos semanas después de la muerte de Javier Heraud, quien se dirigía en su ayuda):
La termocefalía (los exaltados) cundía en Chaupimayo. La indiada, como dirían “los gamonales”, estaban más bravos que nunca. La agitación, en medio de sus estertores, alcanzaba su máximo apogeo. Los soldados penetraban cada vez más en La Convención, Lares y Occobamba.

Lejos de Chaupimayo, cuartel general de Condori, un dirigente gremial (Bolaños) sufría un ultraje más por parte del hacendado Ángel Paullo. Éste, años atrás, había violado a la mujer de Bolaños y se convirtió en la permanente humillación del infeliz campesino. Pero Paullo era tenaz, y tiempo después, también violó a una de las hijas del mismo Bolaños y quiso hacer lo propio con la otra hija; y al no lograrlo, azotó al padre.

ASALTO AL PUESTO DE “PUCJURA”

El nombre de Condori recorría los labios de las gentes como refiriéndose a un Redentor o enderazador de entuertos. Bolaños fue aconsejado y marchó a Chaupimayo, para solicitar ayuda. Condori lo acoge y convoca a Asamblea. Más de 500 andrajosos campesinos escucharonn al propio Bolaños relatar en idioma nativo los abusos recibidos en carne viva. La Asamblea nombró una Comisión para la venganza, encabezada por Condori y Pedro Candela. En esos días recibieron otra mala nueva que los exasperó aún más: Paullo había herido de bala a un niño llamado Andrés Huamán.
Blanco y sus 25 comisionados, casi todos armados de machetes y hondas, llegaron a los dominios de Paullo. Al acercarse al pueblo de Pucyura, Condori planea capturar el local policial, tomar las armas y seguir el camino en pos del abusivo. Él mismo ingresa al pueblo a pie, desarmado aparentemente, y se acerca a la puerta del Puesto GC, donde un guardia leía un periódico. Candela quedaba atrás, al mando del grupo, con órdenes de avanzar a una señal convenida.

“Tengo una denuncia que hacer”, dijo Condori.

El guardia, viéndolo sin armas, lo hace pasar al despacho, Condori toma asiento. Con pasmosa tranquilidad argumenta:

“Hay en esta zona un gamonal llamado Angel Paullo. Ha sido denunciado muchas veces por diversos delitos y ustedes no han hecho nada contra él. Últimamente ha violado a la mujer y a una hija de Bolaños, y ha herido de bala a un niño. Como ustedes no se atreven a tocarlo, quiero sus fusiles para ir a castigarlo nosotros mismos”.

En el mismo cuarto que hacía de despacho, estaban los fusiles de repetición. Condori extrajo un revólver de sus casaca decuero marrón y encañonó al guardia. Éste no acató la orden de levantar las manos; quiso desenfundar su pistola, pero recibió un balazo en el abdomen. El eco del proyectil sirve de señal a Candela y éste ordena avanzar. Del interior del Puesto GC aparece otro guardia; y se produce un tiroteo.

Al llegar los comisionados, Condori abandona el despacho y ordena rodear el local policial. Exige la rendición al guardia, que se resiste. Candela arroja dos cartuchos de dinamita y el policía abandona finalmente su posición, cayendo prisionero. En plena calle es interrogado:

“- ¿Dónde están los demás?

Briceño no habla.

Candela toma uno de los fusiles, le asesta un culatazo en el rostro. El guardia pierde el conocimiento, empieza a perder abundante sangre. Condori ordena buscar un curandero o enfermero. Hallan uno pero el asustado empírico se niega a asistir al malherido. Cae la noche y llega la alborada. Y el guarda Briceño expira. El otro logra salvar de la muerte, pero es hecho prisionero y anuncia que sus compañeros han salido de campaña para custodiar el transporte de un ganado. Cita la quebrada de Mesacancha com oun paso obligado. Condori ordena desviarse de la ruta para ir a esa quebrada.

En Mesacancha se organiza una emboscada y en ella mueren acribillados otroa dos guardias civiles. La represión se intensifica. Condori es advertido y avanza con dirección al poblado de Itma (alturas de Vilcabamba). Ordena dividir el grupo en tres. Algunos campesinos empiezan a abandonarlo. Condori y 8 de los comisionados se internan en la fronda, pero en Villacampa es sorprendido por otro destacamiento policial. Luego de una breve escaramuza el grupo se dispersa. Condori logra huir pero queda solo.

"PACO" DETECTA A HUAMÁN: LA SUERTE DE BLANCO ESTÁ ECHADA

Durante varias semanas pierde todo contacto con sus hombres, amigos de Chaupimayo y familiares del Cuzco.. Entre tanto, la PIP aplica su táctica de infiltración o contraespionaje. Muchos de sus hombres son disfrazados de campesinos y distribuidos en la zona. Uno de los agentes secretos ("Paco") logra penetrar al grupo rojo que opera en la Ciudad Imperial. Observa quien es quien y, sobre todo, logra descubrir el sistema de la comunicación con el Comando de Chaupimayo.

Condori retoma el contacto y sus hombreenlace llamado Mario Huamán es chequeado por "Paco". HUamán llega al Cuzco, habla con los del FIR y retorna al escondite de su jefe. En el trayecto es detenido por un pelotón de investigadores. Su silencio dura algo más de cinco días. Pero la Táctica científica siempre gana. O casi siempre. en el caso de Huamán dio resultados. Éste reveló el lugar exacto donde Condori estaba aguardándolo, y es obligado a conducir a sus captures hasta Chaupimayo Chico. En un arriendo próximo a Quillabamba, Condori habitaba una covacha.
Si Huamán hubiera resistido unas seis horas más sin hablar, Blanco habría podido huir nuevamente. Planeaba abandonar la cueva e internarse en otra zona aún más inaccesible, si Huamán demoraba más.

En un amanecer (30 de mayo) Condori divisó desde la boca de la cueva a su emisario. Éste avanzaa rígido, vacilante, extraño. Otros hombres lo acompañaban. Condori olfateó el peligro. Segundos después advirtió que estaba rodeado. Empuñó su fusil y corrió hasta un peñón ubicado frente a la cueva. Varias veces lo instaron a rendirse. Tiroteo. Un detective se le abalanzó pistola en mano, disparándole eal cuerpo. Condori comprendió que su fin había llegado. No opuso más resistencia.

Inmediatamente, después de su captura, asegura el propio Condori, un Capitán GC ordenó al detective que matara al cautivo. El Capitán ya tenía conocimiento del asalto al Puesto de Pucyura y de la emboscada de Mesacancha. El detective no hizo el tiro de gracia. Algunas ráfagas de metralla fueron disparadas al peñón. El detective se metuvo firme y retornó al grupo escudando a Condori, que ya estaba esposado. El iracundo Capitán se les acercó y aplicó un culatazo en la nuca del guerrillero.

Un jeep del Ejército trasladó a Condori hasta el campo deportivo de Quillabamba. Descenció un helicóptero de la Fuerza Aérea Peruana y el pez gordo de los insurrectos fue embarcado con destino al Cuartel Mariscal Gamarra, del Cuzco. La leyenda del trotskista barbudo había terminado.

En los días subsiguientes, Candela y los demás cayeron uno a uno. todos se reunieron en el mismo Cuartel. Tiempo después fueron trasladados al penal de Arequipa.
Hasta aquí el ex director de Correo. En "Tierra o Muerte" Hugo Blanco cuenta que el campesino Tiburcio Bolaños era el secretario general de la hacienda Qayara de propiedad de Ángel Paullo. Este hacendado comete las diversas atrocidades mencionadas (además saquea la casa de Bolaños) y dispara al niño, que no sabía dónde estaba Bolaños, con la complicidad de los guardias civiles.

También menciona su desacuerdo con los estalinistas (moscovitas como los de "la variedad pekinesa") sobre el rol de los pequeños propietarios en la insurgencia. Mientras los estalinistas los consideran parte de "las fuerzas revolucionarias" que no deben ser expropiados al comienzo del proceso, Blanco sostiene que "si uno está del lado de los campesinos, uno necesariamente entra en conflicto con este sector y precisamente al comienzo del proceso". Según Blanco, el campesino entra en conflicto con el terrateniente no importa cuán pequeño éste pueda ser, mucho antes de que el tema sea el reparto de la tierra, por pedirle reducciones de la renta, o por cualquier otro tema.

Finalmente, en "Tierra y Muerte"la gran conclusión de Blanco sobre su insurgencia es que no tenía un partido. Incluso si hubiera recibido la ayuda enviada desde Cuba, dice, igual habría sido derrotado. Su principal debilidad era política y un partido no puede ser importado. Tuvo una banda guerrillera con un par de acciones, como la referida emboscada y otro combate en que las FFOO los hicieron huir. Se hicieron también acciones aisladas de "sabotaje campesino" en su nombre (cortar líneas telegráficas, destruir puentes, por ejemplo). En ese libro, Blanco concluye este capítulo con la frase "hemos aprendido la lección".

Continuará en Hugo Blanco 3: 1962. Chaupimayo.







Hugo Blanco en Via Crucis, Quillabamba, en 1997, 34 años después.

Ver aquí la entrevista de Caretas.
-¿Qué diferencias encuentra entre el Chaupimayo de la época guerrillera y el Chaupimayo de hoy?

Pocas, creo que subsiste el esfuerzo colectivo para beneficio de la comunidad. Cuando v[b]otamos al hacendado Romanville en la época del '60 teníamos apenas una escuelita. Nosotros mismos pagábamos a los profesores y eso en plena lucha porque el hacendado lo prohibía. Recuerdo que a un campesino se le ocurrió contratar una maestra para que enseñara a sus hijos y a otros niños más. Cuando el hacendado se enteró, lo agarró a sopapos. Tras la expulsión del hacendado se logró construir cuatro escuelas primarias, un colegio secundario, una carretera de más de 24 kilómetros, una posta médica, servicios de agua potable en todos los poblados y la instalación de una antena parabólica, todo con el esfuerzo y aporte económico de los propios compañeros.
Imagen tomada de Caretas.

Etiquetas: , , , , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home