l

Últimos Posts

Mortalidad prematura por enfermedades crónicas y p...Miguel Madariaga
El friaje: no se necesitan abrigos, se necesitan v...Miguel Madariaga
ACTUALIZACION SOBRE LA GRIPE H1N1Miguel Madariaga
MITOS Y REALIDADES DE LA FIEBRE PORCINA H1N1Miguel Madariaga
GRIPE PORCINAMiguel Madariaga
grancomboclub.comSilvio Rendon
El presupuesto de ESSALUD y las exoneraciones a la...Silvio Rendon
Alan Sokal: Tomando en serio las evidenciasAndrea Naranjo
La transición religiosa latinoamericanaSilvio Rendon
Un ejercicio de coherenciaCarlos Mejia A.

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

29 mar. 2006

El Plan Económico del Sr. Ollanta Humala Por Silvio Rendon

Llapanchik Peru (el Perú de todos) es el título del plan de gobierno del Sr. Ollanta Humala. Con un preámbulo de homenaje a dos peruanos cuyas ideas ya fueron (Haya y Mariátegui - en un mundo post comunista seguimos dándole vueltas a lo mismo una y otra vez), ¿quién no está de acuerdo con reducir la desigualdad, salir de la pobreza y denutrición? observo lo siguiente:
  1. Contraposición entre el desarrollo de mercados internos y externos. El modelo neoliberal habría privilegiado la inversión en el sector primario exportador; el modelo autodenominado nacionalista privilegiaría el desarrollo de mercados internos. Se habla de promover la inversión privada en "producción no primaria". Sin embargo, se nos dice:" Nuestra estrategia de desarrollo se plantea desde adentro y al mismo tiempo hacia a fuera y se desarrolla desde el interior pero se abre al mundo". No se nos dice mucho cómo. Con esta óptica no es difícil imaginar un freno a las exportaciones sin un correspondiente crecimiento en otros sectores. No es que los mercados internos no puedan crecer. El tema es que la inversión tendría que ser tan fuerte que rápidamente se acabarían los recursos disponibles, como ocurre siempre en el esquema de industrialización por sustitición de exportaciones. Allí vienen los problemas para estos esquemas y allí es que la población, y en especial los sectores D y E que son los que más los apoyan, los acaban por rechazar.
  2. Estabilidad macroeconómica. Después de leer que se quiere "un Banco Central de Reserva autónomo e independiente" leo pautas muy específicas sobre lo que debe hacer esta institución: regla de reacción que apunte a la tasa de interés interbancaria en moneda nacional, regla de Taylor con una detallada especificación de lo que debe incorporar. No sé si sea una buena idea hacerlo así, pero no queda claro cómo inducirán a una institución independiente algo como eso desde el poder ejecutivo.
  3. Plan Quinquenal de Inversión en Infraestructura. Es claro que la inversión privada no tendrá incentivos para ir a los sectores de "producción no primaria". No se especifica cómo se piensa "promover la inversión privada". Sin embargo, se dice claramente que la inversión pública será importante y planificada. De esta manera se espera "liberar a la inversión nacional de la restricción de mercado".
  4. "Liberar la restricción de financiamiento para la inversión nacional". ¿Cómo? Hablando en claro, el estado emitirá bonos - o "instrumentos financieros" (punto 2.4.3). No hay mucho más.
  5. Renegociar el tratado de libre comercio. El congreso instalado en julio de 2006 lo debe autorizar. Bueno, posiblemente esta autorización ocurra si el congreso sigue existiendo....Lo curioso es que después de explicar lo pernicioso que es el TLC, sólo se dice que será el congreso quien decida y hasta se habla de referéndum. Si es tan malo, ¿por qué tanta consulta? ¿Tal vez por democracia?
  6. Nacionalización de las actividades estratégicas. Diversas actividades "serán puestas al servicio del desarrollo de la Nación y de los peruanos. En este sentido estricto decimos que serán nacionalizadas". El regimen será pluralista: empresas privadas, públicas y mixtas. Sin embargo en el sector energético la actividad empresarial del estado quedará consagrada. Estatización anunciada.
  7. Creación de empleo. La medida que encabeza esta sección es "la promoción de la inversión pública con intensidad en mano de obra en los proyectos de vialidad y obras de ingeniería". Las medidas siguientes, pues también confían a la inversión pública la creación de empleo. No suena a que vayan a crear mucho empleo por esa vía.
  8. Mejoramiento de ingresos. "Buscar el mejoramiento de las remuneraciones gradual" (sic). Fijar un salario mínimo más alto y aumentar las remuneraciones del estado. Bueno, si el problema es que los ingresos son bajos porque el gobierno los mantiene bajos, pues se podría mejorar los ingresos por decreto. Pareciera que esa es la lógica que siguen.
En fin, se podría comentar muchas cosas, pero me quedo aquí. Estamos hablando de un regreso a las soluciones voluntaristas decretadas desde el estado. Las políticas de García como la estatización de la banca se quedan cortas. El tema es que se trata de políticas que no han funcionado antes y no van a funcionar ahora. No me queda duda alguna. Si se aplica este programa (esperemos que no), la inversión y el crecimiento de la producción y las exportaciones se evaporan. A la que anuncien el primer plan quinquenal y la primera estatización, adios bonos peruanos, adios financiamiento externo, y emprendemos el camino de vuelta hacia el "valor deteriorado" de la época de García, quien tampoco trajo estabilidad macroeconómica, crecimiento ni reducción de la pobreza.
Es lamentable, pues el Perú está en un buen momento de crecimiento económico que podría seguir y mejorar. De lo que se trata es de mantener este crecimiento y ampliarlo a donde todavía no está llegando, a los sectores económicos y zonas más pobres. Ningún gobierno entrante debería arriesgarse a amortiguar este crecimiento. Lo que se necesita es añadir un esquema de redistribución a esta expansión. El plan del Sr. Humala no va por ese camino. Una vez que se apague el motor de la economía, no podrá hacer mucho por beneficiar a los sectores más pobres que serán los primeros en pasarle la factura.....

Etiquetas: ,

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

27 mar. 2006

"Soy el hermano, pero no sé nada" Por Silvio Rendon

¿Se acuerdan de "el padrino", Reynaldo Rodríguez López y su hermano? Cuando los detuvieron con las manos en la masa en "Villa Coca", este último pasaría a la fama con la frase "soy el hermano, pero no sé nada". Aunque creo que fue Adolfo Chuiman con el "machucao" los que más partido le sacaron al asunto....

Esta noticia, me lo ha recordado:
Hermano de candidato Ollanta Humala pide que Toledo sea "fusilado" en Perú
Globovision Internacionales Martes, 28 de Marzo del 2006
(...)
Su declaración obligó a Ollanta Humala a marcar distancias de su hermano encarcelado y dijo que esa propuesta es una "locura" porque él respeta plenamente la democracia y el ejercicio de la libertad de prensa.
El tema lleva ya algunos años como para no saber nada....

Tenían su gracia... (más frases aquí)

Actualización: El Sr. Ollanta Humala tiene sus propias frases
Una variante de la gloriosa frase de Rodríguez/Chuiman.

Actualización 2: El Sr. Humala no es para nada ajeno al mundo del espectáculo. Los candidatos ya nos han acostumbrado a hacer lo que sea en campaña electoral. Igual las frases trascienden....

Los Humala con Magaly Medina. Imagen diametralmente opuesta a la del hermano, sublevado en Andahuaylas. Ambos estuvieron unidos en la vía insurreccional en las postrimerías del fujimorismo. Supuestamente, hoy siguen vías diferentes, inconexas.

Etiquetas:

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

25 mar. 2006

Fujimori-Toledo-Humala: de familia en familia Por Silvio Rendon

Cuando no se tiene un grupo político organizado, un pensamiento político meditado, y aún así, una persona se lanza a la presidencia en un país que percibe a la improvisación como una virtud, ¿a quién recurre para gobernar? Conocidos, amigos y, siempre ahí, la familia:
  • Fujimori recurrió al apoyo de su esposa para su campaña electoral. Al poco tiempo de ganar las elecciones la cúpula del poder se llenó de sus parientes. Hasta ahora los tenemos: hermanos, hijos, novias..
  • Toledo se casó por segunda vez con su ex-esposa, quien tuvo un rol muy activo en su campaña electoral. Al poco tiempo de ganar las elecciones los tuvimos a todos en la cúpula del poder: hermanos, primos, sobrinos...
¿Qué les queda a los outsiders? No tienen organización, no tienen doctrina. (Ah sí, existe un Partido Nacionalista Peruano). Tienen que improvisar en base a lo que tienen cerca, y lo que tienen cerca por ahora es gente advenediza, en muchos casos oportunista. Su nucleo duro resulta ser una institución tan antigua como la familia.

El caso de los Humala es curioso, pues es evidentemente un proyecto familiar: rebelión militar de dos hermanos en Locumba, medio de difusión familiar como "Ollanta", dos hermanos candidatos a la presidencia, uno preso, declaraciones de toda la familia (padre, madre, hermanos). Obviamente, que tienen sus allegados, simpatizantes, candidatos a curules, redactores de planes, y demás partidarios, pero la voz cantante la tiene la familia. Queda por ver si, de llegar al gobierno, continúan con la tradición iniciada en el Perú hace dieciséis años por dos outsiders de familias amplias. Hasta el momento, van camino a eso, sólo que los grandes teatros mediáticos se están dando antes de las elecciones, no después como pasó con Fujimori y Toledo. Un lujo que se pueden dar, tal vez.

Actualización: Y hablando de suspicacias, muy bueno el artículo de Bruno Seminario: La Doctrina de la Sospecha Sistemática:
Las nuevas reglas del juego político que Fujimori estableció parece haber tenido consecuencias devastadoras sobre la conciencia de los electores y sobre la calidad de las distintas propuestas programáticas. Ello es así, porque los que eligen, según las nuevas reglas, no pueden usar como orientación los planes de gobierno ni creer en sus declaraciones de los políticos profesionales, sino en juicios sobre su probable comportamiento futuro. Al no tener ninguna garantía de que el candidato va, en efecto, a hacer lo que dice su programa, le resulta más sensato basar su decisión electoral en otros procedimientos. El problema es que estos juicios, con facilidad, se transforman en delirio, es decir, en desenfrenados pero vanos ejercicios de nuestra poderosa imaginación. Con ello desaparece la base racional de la política y ésta muta en un juego de manipulación de emociones, miedos instintivos o negros resentimientos.
Es verdad. Estamos ante una decisión bajo incertidumbre. El candidato puede no cumplir con nada de lo que prometa. No pasa nada....

Actualización 2: Mirko Lauer también nos cuenta algo de la familia Humala en relación a las panakas gobernantes anteriores:

Cuando no todo queda en familia
Mirko Lauer
Peru, Domingo 26 de Marzo del 2006

(...) ¿Podemos imaginar a esa parte de la familia diciendo y haciendo de las suyas en un hipotético gobierno de Ollanta Humala? La verdad que sí, por lo menos un poquito. Alejandro Toledo logró controlar el daño político que producía su familia, pero algo siempre se colaba por entre los días. La familia Humala no parece de las que se deja comandar con facilidad, y menos en plena campaña.

Lo único rescatable de la actitud de mamá, papá y Antauro es una obvia indiferencia respecto de cómo le va al hijo y hermano candidato. En el 2001 un solo guanaco de Harvard probablemente decidió la suerte de la candidata Flores. No sabemos en qué momento puede aparecer la gota de baba que rebalse el vaso. Pero es cierto que los Toledo abrieron cierta trocha, y que el público está algo acostumbrado.

Pero igual las pachotadas se están acumulando, y comprensiblemente no todos las toman con humor (por ejemplo los homosexuales, las víctimas del terrorismo y los dueños de los medios). Todo se va sumando a la cuenta de impredictibilidad del candidato, cuyos propios planteamientos ya son de por sí polémicos para una mayoría de la población.

Efectivamente, las pachotadas se están acumulando. Todo se paga.

Actualización 3: En Perú 21 sale una entrevista a Ollanta Humala. Se le pregunta directamente sobre su familia:
¿No teme que en un gobierno nacionalista su familia se convierta en un lastre, como le ocurrió a Toledo?
He dicho que el tema de mi familia para mí está cerrado y solo por consideración le digo que no hay nada más ajeno a la realidad porque yo no voy a gobernar con mi familia. La familia Humala no va a tener ninguna injerencia en lo que es un gobierno nacionalista, nosotros vamos a gobernar sobre la base de instituciones, de gente capaz, sin discriminaciones de género, porque también ahora dentro de la guerra sucia quieren tildarme de homofóbico y yo no lo soy. ¡Semejante barbaridad en pleno siglo XXI! Lo que digan mis padres es de ellos, ellos no postulan a nada, no son parte del partido, no son parte del proyecto, y en un gobierno nacionalista no van a ser parte del gobierno.
¡Ufff! Qué alivio. Todo está aclarado. Ya podemos estar tranquilos.
.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

24 mar. 2006

Flores o García Por Silvio Rendon

Una vez establecido que Humala clasifica, queda por ver quién le sigue. Es muy importante tanto para Flores como para García llegar a la última encuesta con imagen de ganador/a. Habrá una semana sin encuestas en la que los electores decidirán su voto. Es un importante la imagen de alternativa a Humala.

Y claro, ante el desmarcaje de Humala como puntero indiscutible, ya en todas las encuestas, no queda sino emprender una guerra de percepciones, mezclada con invitaciones al apoyo en la segunda vuelta. Hay nerviosismo.

Veamos sino:
Se trata de acabar la campaña bien. Es un todos contra todos, donde algunos ya han tirado la toalla presidencial y están pensando en la segunda vuelta y básicamente en sus curules. Algo sí es claro. Si, como se está avizorando, pasan a la segunda vuelta Humala con Flores. ¿Qué rol tiene García? Leo este artículo: Alan, la historia y la democracia de Victor Andrés Ponce en La Primera:
Es decir, Alan tiene la oportunidad de convertirse en un patriarca de la nación si es que él asume el hecho de que el Perú se debate entre democracia y autoritarismo.
¿García como "patriarca" rechazando a Humala? Es muy curioso. No sé la influencia que tenga este periodista, pero a mí me suena a que el partido aprista no tiene la capacidad de endose que tenía hace medio siglo, cuando bastaba que su periódico partidario publique algún símbolo para que su militancia vote por tal o cual candidato. Ya es mucha gloria que tengan el caudal electoral que tienen como para venir a endosar un voto a favor o en contra de alguien en una segunda vuelta electoral. Posiblemente, el temor de Ponce sea que García se alinee con Humala (¿como el socialista Zapatero se alinea con Chávez?). En fin, acabemos primero esta primera etapa electoral. Todavía hay mucha incertidumbre con esta etapa como para complicar el panorama con lo que vendrá después con aquellos que todavía no tiran la toalla.

Actualizacion: Bueno, ya se pone el parche antes de que salga el chupo:
Por un pacto democrático
[Juan Carlos Tafur, La Primera]
Sea cual sea el resultado de la primera vuelta –en lo concerniente a si es Unidad Nacional o el APRA el que siga en carrera (aunque todo permite pronosticar que será Lourdes Flores la que defina con Humala)–, se impone desde ya la necesidad de conversar.

No creemos que se trate de una fórmula surgida de la necesidad de derrotar al líder nacionalista, ya que poco va a importar la decisión de las cúpulas partidarias a la hora de orientar el voto en la segunda vuelta.

Si es Lourdes Flores quien pasa, que García “ordene” votar a favor de ella o se pronuncie al respecto, no va a movilizar su caudal de votos automáticamente en ese sentido.

Lo mismo si el que pasa es García. Ninguna indicación, por más explícita que sea, de Lourdes Flores hará que su bolsón electoral se mueva digitadamente hacia la estrella aprista.

Lo que es urgente ponderar es la necesaria conversación entre el APRA y Unidad Nacional para establecer puntos de contacto a partir del 28 de julio. Si uno de ellos es gobierno, sin duda, pero también, inclusive, si al final el triunfo se lo lleva Humala.

Es más, podríamos decir que con mayor razón, en ese escenario, será vital para la democracia que los dos eventuales pilares de la oposición se unan para evitar que se ciña sobre el Perú el riesgo de un proyecto autoritario.

Es la hora de los pactos. Es la hora de recuperar lo que ellos significan para la gobernabilidad democrática. Un pacto es un toma y daca político, no es una repartija de cargos y membresías protocolares.

(...)

Cada encuesta que se publica, da lugar a un análisis y a una consecuente recomendación de política. A ver quién lo dijo primero. Ahora son los pactos.

Es prematuro. Habrá tiempo para eso. Todavía están compitiendo y sacándose los ojos...

Actualización 2: Leemos a Fernando Rospigliosi:
Mentiras y desvaríos de campaña
Las encuestas no remolcan a los electores como borregos. Se han hecho estudios, y nunca se ha podido demostrar que tengan el mágico efecto que le atribuyen.

Esta semana el Partido Aprista dio una vuelta de tuerca adicional a su más reciente operación política, para persuadir a los electores de dos cosas: 1) Que Alan García es el único que puede derrotar a Ollanta Humala en una segunda vuelta y 2) Que Alan García ha seguido su indetenible ascenso iniciado semanas atrás, y que ya está segundo en las encuestas.

NI POR ESAS. El miércoles pasado, Jorge del Castillo trató de reforzar ambas ideas con una mentira monumental: que la encuesta de la UNI, en ese momento desconocida, daba a García como segundo empatado con Lourdes Flores.(..)

A diferencia del 2001, es García quien quedaría fuera. Esta vez no habría podido con Flores.
.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

20 mar. 2006

El tercer piso del andamiaje Por Silvio Rendon

Es un artículo conjunto con Giovanna Aguilar, Profesora Asociada de la Universidad Católica de Lima, publicado en Argumentos, Coyuntura Electoral, Boletín del Instituto de Estudios Peruanos.

El tercer piso del andamiaje

Por: Giovanna Aguilar* y Sílvio Rendon**

En este artículo sostenemos que entre los candidatos subyace un gran consenso de facto en temas de política económica. Para ganar al electorado, los candidatos necesitan dar señales de una redistribución activa en su probable gobierno, pero si ponen demasiado énfasis en la redistribución, podría verse como un regreso a modelos populistas de la segunda mitad de los ochentas. Sólo cuando se formen los equipos de gobierno post-electorales es que sabremos lo que verdaderamente se hará en materia económica. Basados en la experiencia de los países latinoamericanos, auguramos muy pocos cambios en la política económica del nuevo gobierno.


Entre dos márgenes

Entramos en la recta final de una campaña electoral más centrada en bailes, denuncias y ataques personales que en los programas de gobierno y el rumbo a tomar por nuestra economía en los próximos cinco años. Entre los economistas parece existir consenso en dos puntos: 1) la economía peruana va bien y está creciendo y 2) este crecimiento no llega al segmento de las familias más pobres del país. Es lo que se ha dado en llamar “un crecimiento sin chorreo”. No obstante, los candidatos no están abordando el tema del modelo económico con propuestas técnicamente serias, precisas y articuladas. Se han limitado a generalidades y planteamientos precipitados [1].

Detrás de esta epidemia de frivolidad subyace, obviamente con matices, un gran consenso de facto sobre la política económica a seguir. La impopularidad de Toledo, en contraste con la popularidad de Fujimori en el 2000, no estimula a ningún candidato a decir explícitamente que quiere continuar con “lo bueno” o construir “el tercer piso del andamiaje” dejado por Toledo y Fujimori (en forma similar en que Toledo dijo que construiría el “segundo piso” del andamiaje creado por Fujimori). Aunque con énfasis en aspectos diferentes, todos se han pronunciado por mantener lo esencial del modelo económico actual. Es decir, mantener la estabilidad macroeconómica con un prudente manejo del déficit fiscal y mantener la inserción del Perú en el mundo globalizado, pero con una gran incidencia en aliviar la pobreza, mejorar la educación y las oportunidades de ingreso en el país. Este discurso es el que el electorado quiere escuchar.

Por un lado, buena parte del electorado no quiere escuchar nada que se parezca a un regreso a las políticas de la segunda mitad de los ochentas. El trauma populista, si bien no afecta tan fuertemente a las generaciones más jóvenes, no acaba de cicatrizar en el electorado peruano. Los candidatos más cercanos a estas opciones como Alan García y Ollanta Humala hacen lo posible por desmarcarse de esta asociación perjudicial para sus campañas presidenciales.

Por otro lado, un gran sector del electorado no está involucrado en el crecimiento económico que sí experimentan otros sectores del país. Este gran sector entiende que desde el gobierno se tiene que hacer mucho más para aliviar la situación de pobreza persistente que vive. Este margen afecta especialmente a la candidata Lourdes Flores, quien es vista como representante de políticas de mercado, privatizaciones, apertura externa. Definitivamente, la afirmación de estas políticas, sin ninguna señal explícita de atender los problemas de pobreza del país, no basta para ganarse al electorado. De ahí que Flores haga lo posible por desmarcarse de las políticas de mercado sin mecanismos de compensación [2].

Una difícil elección

Con estos dos márgenes tan estrechos (a la Escila y Caribdis) y ante promesas tan parecidas el votante no lo tiene nada claro, por lo que no debería sorprender que la indecisión sea la que encabece las encuestas. Efectivamente, analicemos fríamente qué opciones y, con ellas, qué riesgos se nos ofrece.

Una primera opción y riesgo a enfrentar es seguir como estamos, con crecimiento concentrado. Es obvio que una propuesta de este tipo no gana las elecciones, pues sería “más de lo mismo”, por lo que los discursos tratan de resaltar las diferencias con el modelo económico seguido por Toledo. No obstante, el/la candidato/a ganador/a podría renegar de sus promesas de redistribución una vez ganada la elección.

La segunda opción sería intentar redistribuir el crecimiento, cosa que también tiene sus riesgos. El ganador o ganadora podría, a su vez, renegar de sus promesas de prudencia fiscal, estabilidad macroeconómica e inserción internacional, con lo que se terminaría por desinflar las llantas al crecimiento. Se tendría redistribución por un par de años, con un crecimiento amortiguado y una vulnerabilidad posterior, como se vivió en época de Alan García y ministros como Saberbein o Vázquez Bazán. En ese caso no tendríamos ni crecimiento ni redistribución: ni soga ni cabra.

Los electores, por supuesto, intuyen estos riesgos y ven reforzada su desconfianza en los políticos. Saben que están jugando a una ruleta donde la verdadera intención del candidato sólo se devela cuando gana.

Los equipos post-electorales

Acabadas las elecciones los votantes perderán su poder, estrechos márgenes electorales desaparecerán y, con mayor libertad, el/la candidato/a ganador/a definirá el rumbo a seguir por el país. Una señal inmediata para el público acerca de cuál será ese rumbo, será el equipo de gobierno post electoral que se nombre.

En efecto, aquí no tenemos “gabinetes en la sombra” ni nada que se le parezca. Al contrario de lo que ocurre en otros países, y de lo que la lógica indica y el público debería exigir, los equipos de gobierno se forman después de las elecciones. Así, lo que importa no es lo que digan los candidatos antes de las elecciones, sino a quiénes pongan en sus gabinetes después de éstas. Fue lo que ocurrió cuando Fujimori anunció su primer gabinete, de ancha base pero desplazando a su equipo económico de campaña, dando una clara señal de repudio a su promesa electoral de “no shock”. Por supuesto, no sólo es el caso del Perú; ocurrió también en el Brasil cuando Lula anunció su primer gabinete y tranquilizó a los mercados internacionales. En general, en los países latinoamericanos donde se ha producido un viraje hacia la izquierda ha predominado la continuidad con las políticas económicas de gobiernos anteriores. No se ha visto ningún gran intento redistributivo que apareje las vibrantes promesas electorales de los candidatos ganadores.

En el caso peruano, aunque los candidatos no lo digan explícitamente, dados los reducidos márgenes, las opciones de política y los riesgos que hemos señalado, lo más probable es que no veamos sino la construcción del “tercer piso” del andamiaje de Toledo y Fujimori. Es decir, muy pocos cambios en la situación económica de quienes así lo esperan.
_____________
* IEP, PUCP
** Instituto Tecnológico Autónomo de México - ITAM
[1] Ejemplos de esto son la declaración de Flores que el chorreo ha sido un fracaso sin ofrecer alternativa alguna o el ofrecimiento hecho por García de otorgar crédito a las MYPES a través del Banco de la Nación.
[2] Ha incluso planteado “un seguro obligatorio gratuito para la población más pobre financiado mediante la eliminación de gastos superfluos”.

Etiquetas:

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

15 mar. 2006

Asimilando la idea Por Silvio Rendon

Seguimos asimilando la idea de Humala como hecho político. Leemos en El Comercio:

De Toledo a Humala


Por Alfredo Torres Guzmán, analista

(...)¿Cómo se explica que un mismo elector vote el 2001 por un economista liberal y en el 2006 por un militar nacionalista? No es ciertamente por la similitud de su programa de gobierno. Se trata nuevamente de cambio e identidad. Humala hoy, como Toledo ayer, representa mejor para la población excluida la esperanza de un cambio y despierta en ella una mayor identidad socio emocional.

(...)La transformación de un elector toledista en un votante humalista se sustenta en el desencanto. Los pobres que votaron por Toledo se sintieron muy pronto defraudados con la imagen de frivolidad y dispendio desplegados por la pareja presidencial.(...)

La escasa prioridad otorgada por Toledo a los programas sociales ha traído como consecuencia el desprestigio del modelo económico de mercado y el reclamo por un mayor papel del Estado. Su débil compromiso en la lucha contra la corrupción ha generado una demanda por un estilo más autoritario. Humala ha desarrollado un discurso que encaja mejor con el estado de ánimo actual desilusionado de la población que votó por Toledo. Lourdes y Alan han adaptado su lenguaje a la demanda popular, pero ambos tienen ya forjada una imagen difícil de cambiar. Tendrán que ser muy persuasivos para derribar los prejuicios que limitan su crecimiento. Quien logre llegar al corazón de los desencantados ex toledistas será el próximo presidente de la República.

Let's face it. It's Humala. Nos lo dice nada menos que el responsable de las encuestas de APOYO. (Actualización: Más aún, Humala podría ganar en primera vuelta).

Por el lado económico, la señal es muy clara: ¡vendan! Lo leemos en La Primera:
Equipo económico de Ollanta Humala es lo que más preocupa a los inversionistas extranjeros.
Merrill Lynch recomienda vender Perú
Gonzalo García genera más temor que el propio Ollanta.

El banco de inversión Merrill Lynch & Co. recomendó ayer a sus clientes reducir sus posiciones en deuda peruana, tras la subida de la opción nacionalista de Ollanta Humala en la última encuesta para las elecciones presidenciales del próximo abril.

La firma neoyorquina bajó su recomendación sobre los bonos peruanos desde “sobreexposición” a “exposición de mercado” y pasar esas posiciones al mercado de bonos colombiano. Ello significa en buen romance: “vayan vendiendo Perú por si acaso y súbanse a Colombia”.(...)

Mucho más que en las medidas políticas que se rumora podría tomar, como estatizar las empresas mineras o construir un complejo habitacional de interés social en medio del club El Golf, como temen algunos.

Quienes conocen a Félix Jiménez y a Gonzalo García dicen que no tienen ni la capacidad ni la experiencia para manejar algo tan complejo como son la economía o las finanzas públicas de un país, y eso asusta. De ahí la recomendación de reducir la exposición a los bonos de Perú de Merrill Lynch”, indicó nuestra fuente.

La noticia la podemos leer también en Bloomberg, aunque sin comentarios referentes al equipo de Humala:

Merrill Recommends Selling Peru, Buying Colombia Debt

March 14 (Bloomberg) -- Merrill Lynch & Co. recommended investors cut their holdings of Peruvian bonds after the rise of nationalist candidate Ollanta Humala in polls for the April presidential election.

New York-based Merrill, the world's largest securities firm, lowered the recommendation on Peruvian bonds to market weight from overweight, which it had last set on Jan. 23, said Felipe Illanes, fixed-income strategist, in a report released yesterday. Merrill also recommended a higher allocation of Colombian bonds in its emerging-market debt portfolio.

(...) ``The sentiment in markets right now is one of more optimism about Colombia and one of more caution about Peru,'' said Roberto Sanchez-Dahl, who manages $650 million in emerging- market assets for Federated Investment Management in Pittsburgh. ``Investors are becoming increasingly worried about Peru.''

(...)``While we still see better odds of a Flores win, the poll result was unexpected and could prompt greater market uncertainty regarding Peru's outlook,'' Illanes said in the report.

Algunos comentarios:

  1. Es normal que ante una noticia como la subida de Humala Merril Lynch reaccione recomendando cautela, más aún si en Colombia se confirma a Uribe. Lo curioso es que se diga que la noticia de Humala era "inesperada". No han estado siguiendo bien los acontecimientos en el Perú. Para ellos la fuente que va a misa es APOYO y nada más.
  2. Si le damos credibilidad a la fuente de La Primera, que parece ser una fuente local, el tema no es el miedo a la redistribución, sino la desconfianza en la capacidad técnica del equipo económico de Humala. No es tampoco un tema de incertidumbre y que temen a lo desconocido. Es todo lo contrario. Los conocen, por eso les temen.
  3. Aquí hay algo curioso y es un tema aparte. Si algo ha ocurrido es que durante el gobierno de Toledo estos tan temidos economistas han trabajado codo a codo con alguien como PPK. Más aún, otros países latinoamericanos tienen a sus propios Humalas en el gobierno y el mundo no se cae por eso. Sus bonos mantienen su valor de mercado y los inversionistas no llaman a salir de esos países en masa.
  4. Es, por lo tanto, prematuro hablar de estampidas de inversionistas de Perú a Colombia. Yo lo que haría es mirar cómo bajan los bonos peruanos y comprar. Félix Jiménez, quien por lo visto tiene muchos anticuerpos en alguna prensa, estuvo metido en la emisión de bonos con PPK. No es para nada un enemigo de los bonos soberanos. Por el contrario ha propuesto la creación de "bonos soberanos indexados a la capacidad de pago" (ver aquí).
  5. Veamos una experiencia que puede resultar aleccionadora: el caso de México, donde resido. Aquí hace ya mucho tiempo que pasó el pánico por López Obrador. Puntero indiscubtible en intención de voto, ha sobrepasado la valla de un intento de descalificación para ser candidato (el desafuero). Pues el equipo de López Obrador (o AMLO como le llaman aquí) ha mantenido comunicación directa con los inversionistas (ver por ejemplo aquí), es decir sin pasar para nada por los escépticos locales que siguen con su escepticismo. López Obrador, quien comparte diversos rasgos políticos on Humala, es también un emisor de bonos.
  6. Como manifesté en este post, tomará pues algo de tiempo asimilar la idea de Humala en la vida política nacional. Lo que tenemos que esperar es que esta idea sea aceptada en primer lugar por el mismo Humala. Hasta el momento lo hemos visto en Venezuela, Bolivia y Argentina. Está bien. Es su gente. Falta verlo o al menos dando señales de diálogo con los inversionistas en EEUU y Europa. Así son las reglas. AMLO las dio en México, Lula las dio en Brasil (hace poco lo vimos con la reina). Sospecho que así será y muy pronto... Se abren las apuestas. ¿con quién será la primera foto? Apuesto por la foto de Humala con Rodríguez Zapatero.

Habrá pues mucho pan que rebanar.....

Etiquetas:

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

13 mar. 2006

El empate técnico trasciende Por Silvio Rendon










Portadas de los periódicos de hoy.

Gran noticia basada en la encuesta de APOYO.







El "empate técnico" no es nuevo. Viene de hace dos semanas cuando se publicó lo siguiente:

Gauss Data International National Poll, February 11-16: Technical Tie for first place between Flores and Humala

tomado de
Lourdes está en 23.3% y Ollanta en 21.4%, en tanto Alan García ocupa el tercer lugar con 16.8%.

La Primera, 24 de febrero del 2006

Sólo dos puntos separan a Humala de Flores Nano

De acuerdo a una encuesta de intención de voto a nivel nacional que incluye no sólo la zona urbana sino también la rural, realizada por la encuestadora Gauss Data International por encargo de la Universidad Alas Peruanas, Lourdes Flores Nano y Ollanta Humala se encuentran en un empate técnico.

El estudio fue dirigido por el economista Félix Murillo, ex jefe del Instituto Nacional de Informática y actual director de la encuestadora Gauss Data International.

Flores Nano se mantiene arriba de las preferencias con un porcentaje de 23.3%, seguida muy de cerca por Humala Tasso, quien obtiene 21.4%.

Esta noticia no dio lugar a grandes titulares. ¿Por qué? Ha tenido que decirlo APOYO para que el tema trascienda. ¿Por qué la diferencia?

Curiosamente es Juan Carlos Tafur quien da la noticia de Gauss Internacional y quien comenta la diferencia de Flores y Humala: "En términos reales, la diferencia entre Lourdes Flores y Ollanta Humala es de apenas 7 décimas". Las nuevas encuestas de APOYO (22.94%, Flores; 22.2%, Humala) no son muy diferentes a las del 24 de febrero, hace dos semanas, de GAUSS (23.3% Flores; 21.4% Humala), cuando APOYO daba 33% a Flores y 26% a Humala (sin contar indecisos).

La gran noticia del 24 de febrero debió ser el empate técnico en el primer puesto, pero no fue así. Curioso ¿Por qué la diferencia entre GAUSS y APOYO? ¿Por qué los medios no le dieron la publicidad suficiente a GAUSS? La noticia fue más bien las subida de García que iba hacia un empate con Humala en el segundo puesto. Una subida que se confirma como ilusoria.

La tendencia al empate técnico entre Humala y Flores venía pues de antes y tiene poco que ver con García. Flores ha tenido dos semanas críticas en que los medios se han esforzado por presentarla como puntera indiscutible. Casi diría que hicieron la vista gorda sobre la encuesta de Félix Murillo que contó con muy poca publicidad y cuya tendencia es ratificada hoy por APOYO. ¿Por qué?

En esta ventana de dos semanas se intentó explicar la supuesta subida de Garcia por los bailes, ante lo cual García comentó que subía por la alegría con que llevaba a cabo su campaña. Bajo la idea de la subida de García es que se ha venido diciendo es que la campaña de ataques del APRA ha bajado a Flores y acabado por beneficiar a Humala. Para nada.

La subida de los bailes tuvo algunos detalles, como la invitación de Flores a bailar juntos, el rechazo de García a los gestos de Flores, la reacción negativa de Flores, con ataques directos a García, y el "no te piques, no te piques. El que se pica pierde" de García y finalmente un ataque frontal a Flores. El tema no es que García y el APRA hayan venido atacando a Flores, sino simplemente que García rechazó echarle una mano a Flores en su rápido descenso. La caída de Flores no es culpa del APRA, sino de la propia propuesta y estrategia de Flores y su grupo. Tan es así que ya trasciende que hay divisiones en Unidad Nacional.

Esta campaña me está recordando mucho a la campaña de 1990, entre una candidata claramente identificada con las derechas tradicionales y un candidato sorpresa, opuesto a los rigores de las restricciones económicas, de oscuras procedencias, con denuncias supuestamente electorales que resultan ser ciertas. A esto se suma un partido aprista con poca opción, pero con poder dirimente. El outsider es un fenómeno de la vida política peruana que se viene repitiendo, una y otra vez. La sorpresa se está institucionalizando y tocará aceptar la idea de un Ollanta Humala en la vida política nacional, como antes tocó aceptar la idea de un Belmont, un Fujimori, o un Toledo.

Post Data: Hace mes y medio, hace ya mucho tiempo, escribía sobre las posibilidades de Paniagua. Bueno, pues han resultado ser posibilidades no aprovechadas. Decía en ese post
"Todavía estamos ante cuatro candidatos y dos meses es mucho tiempo. Se viene ahora la campaña sucia y un evidente desorden y pugnas en la confección de listas. En mi opinión, el escenario tiene mucho que a ofrecer a algún candidato de centro: todavía tiene espacio político, aprobación, no tiene muchos anticuerpos, la gente votaría por él, se le reconoce honestidad, a la vez que capacidad y preocupación en resolver los problemas de la gente. Es cuestión de hacer las cosas mejor que los/as otros/as."
Paniagua no lo ha hecho mejor. De ahí que no haya logrado alzar el vuelo. Tiene su cuota electoral, pero no está en la liga de los cercanos al poder.

Actualización: El tema trae cola. Se pone en duda la credibilidad de las encuestas:

Abugattas: encuestadoras están realizando un proceso de rectificación

(RPP Noticias) El vocero del Partido Nacionalista, Daniel Abugattas, sostuvo que el “empate técnico” en la encuesta de Apoyo, entre los candidatos presidenciales de Unidad Nacional, Lourdes Flores, y de Unión por el Perú, Ollanta Humala, se debe a que las encuestadoras están realizando un proceso de rectificación para no perder su credibilidad.

“Las encuestadoras, para no perder credibilidad, están haciendo los correctivos y están yendo a la verdad de a pocos”, insistió.

Afirmó además que dentro de sus cálculos, incorporando a la votación rural, Unión por el Perú debe estar encima del 40% de la intención de voto para candidato presidencial.
Alfredo y Carlín le ponen algo de humor a la cosa:


Sin embargo, la cosa va en serio. La bolsa se lo ha tomado en serio:
Cae la bolsa y sube el dólar por elecciones

Mercado bursátil fue el más afectado y tuvo la mayor pérdida desde diciembre del 2005

El mercado financiero peruano fue presa del nerviosismo ayer cuando, a la luz de las últimas encuestas, se empezó a especular sobre cuál será el resultado de las elecciones presidenciales de abril y sobre cuál será la reacción de los inversionistas. Si antes del viernes se consideraba que la ganadora sería la candidata de Unidad Nacional, Lourdes Flores, ahora ya no es tan claro que ello sucederá.
a pesar de algunos llamados a la calma:
Exportadores descartan preocupación por ascenso de Humala.
Los políticos se lo han tomado en serio: Por un lado:
UPP no descarta apoyo del Apra en segunda vuelta
...y por otro:
Caída de Flores Nano motiva tensiones en UN
...a pesar de denuncias como esta: Acusan a Ollanta Humala de apoyar el narcotráfico

Más pan por rebanar.
.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

2 mar. 2006

Promesas costosas Por Silvio Rendon

En el comentario diario del IPE del 27 de febrero se menciona que el "Plan Económico de Humala costaría al menos 6% del PBI" . El ejercicio es interesante. Se suma lo que costaría cada medida y se la expresa en un porcentaje del PIB. Se podría hacer este ejercicio para todos los candidatos y ver quién hace las promesas más costosas.

Sin embargo, para cuantificar correctamente estas promesas, se tendría que hacer no sólo un análisis de costo, sino de costo-beneficio. ¿Cuál es el beneficio esperado de tales medidas?
Fijémonos en los dos rubros más caros del programa de Humala:
- Elevar la tasa de inversión pública a niveles internacionalmente comparables costaría 4,958 millones de soles y 1.79% del PIB

- Inyectar S/.5,000 millones al año para la reactivación del agro de los menos favorecidos representa 1.8% del PIB
Esperaríamos que ambas inversiones den algún tipo de beneficio económico. Pues esto se tendría que cuantificar también y ver cuál es el beneficio neto de costos de las propuestas de los candidatos.

Obviamente, estamos en plena campaña electoral y los criterios aplicados a algunos candidatos son muy diferentes a los aplicados a otros/as candidatos/as. Vemos en el comentario diario del IPE del 1 de marzo, "Anuncian nuevas fuentes de recursos para mypes; faltan reformas estructurales en el sector", un enfoque muy diferente.
Lourdes Flores ofreció US$2,000 millones para impulsar el desarrollo de las pequeñas y micro empresas, monto que sería canalizado en el sistema financiero a través de la Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide).
Esta noticia aparecida en Gestión parece ser saludada por el comentarista. Bueno, esta inversión representaría casi un 2% del PIB. Flores también ha propuesto "un seguro obligatorio gratuito para la población más pobre financiado mediante la eliminación de gastos superfluos". Tendríamos que presupuestar el costo de esta medida y expresarlo como porcentaje del PIB.
Obviamente, tendríamos que comparar el costo con el beneficio de esta inversión....

Etiquetas: ,