l

Últimos Posts

Los dos PerúSilvio Rendon
Breve comentario sobre el retorno de FujimoriSaki Bigio
FujiretornoSilvio Rendon
Pseudo-liberales por el aumento del salario mínimo...Silvio Rendon
Después de 15 años, el primer paso hacia la justic...Nila
Telefónica y yoSusana Frisancho
Inmigrantes y nacionalesCarlos Mejia A.
Interesante Tema de Tesis ISaki Bigio
La libertad de expresión en Estados UnidosDaniel Salas
El plantón en la PUCPSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

23 set. 2007

Mentiras y verdades en la extradicción de Fuimori Por Silvio Rendon

Leo a Augusto Álvarez en Perú 21:
La decisión valiosa de la justicia chilena desbarata varias mentiras difundidas durante los últimos años. Una es que los expedientes de extradición estaban mal hechos. Estos han permitido, sin embargo, que la Corte Suprema de Chile concluya -por unanimidad- sobre la participación de Fujimori en las matanzas de La Cantuta y Barrios Altos, y sobre otros delitos de corrupción de marca mayor.

Otra mentira es que su viaje sorpresivo a Santiago de Chile era una nueva expresión de la supuesta genialidad estratégica de Fujimori. Pero el fallo anunciado ayer constató que salir de Tokio fue una metida de pata colosal que después quiso subsanar con una postulación ridícula al senado japonés. Sin Montesinos al lado, Fujimori no da pie con bola. De supuesto estratega, acabó convertido en un travesti de la nacionalidad que avergüenza al país.
El desafío de la justicia peruana
Comentario: Veamos:

  1. Mentira es cuando sabe algo y concientemente lo distorsiona y dice otra cosa. Aquí estamos hablando de evidencias que nos refuerzan tal o cual hipótesis. Hay que tener cuidado.
  2. En tal sentido, la primera no es una mentira. Que finalmente lo hayan extaditado no es una victoria del gobierno de García y definitivamente no demuestra que García sí quería traerlo. Para nada. Los expedientes de extradicción estaban incompletos y el gobierno deliberadamente omitió casos importantes, tan es así que los procuradores lo manifestaron públicamente (evidentemente estuvieron sometidos a las presiones del gobierno de García) y los voceros del gobierno intentaron hacerlos callar. En tal sentido, un gran perdedor en esta decisión judicial chilena es el gobierno de García que obstaculizó el proceso de extradicción. Prominentes figuras apristas como Del Castillo y Valle Riestra adelantaron opinión. Ahora que García no venga a llevarse el jamón por aquello que intentó boicotear, por favor.
  3. Sobre lo segundo, una vez más se trata de una hipótesis, no de una mentira. En mi opinión Fujimori es peruano y no tenía nada que hacer en Tokio. Instrumentalizó su origen japonés y logró que el gobierno japonés lo protegiera, pero su futuro político sólo estaba en el Perú. A diferencia de Montesinos, Fujimori sí tiene un grupo de apoyo con intereses creados que ve en él a un líder capaz de devolverles el poder que perdieron. El objetivo de Fujimori es relanzar a su movimiento político en el Perú, pues evalúa que hay un sector del pueblo peruano que apoyaría tal proyecto. Y lo hay. No nos equivoquemos. En este contexto, la estrategia de Fujimori no es descabellada. Si alguien nos hubiera dicho en 1999 que García sería presidente en 2006 seguramente que alguien nos habría dado una larga y justificada explicación sobre por qué García nunca podría volver a ser presidente. Sin embargo, ahí está y paradójicamente muchos de los que lo combatieron duramente (y dudaron de su estabilidad emocional y mental) hoy lo apoyan. Por lo tanto, considero prematuro declarar a Fujimori como un mal contendiente político. Démonos cuenta. No ha sido fácil, nada fácil, traerlo al Perú.
Hasta ahí.

Actualización: Leo en la República una entrevista a Salomón Lerner:
–¿Fujimori será juzgado aquí gracias a que el gobierno aprista no intervino en el proceso?

–Eso dicen las autoridades apristas como una maniobra para justificar el silencio que mantuvieron aunque el Estado era agraviado y solicitaba la extradición. Yo les diría: Ustedes se callaron. No es gracias a ustedes que se logró la extradición, sino por la gravedad de los hechos. Lo que hay aquí es justicia químicamente pura. En el Apra primó un criterio pragmático para asegurar en el Congreso el apoyo sistemático de los fujimoristas.
Definitivamente, no es por las autoridades apristas que Fujimori ha vuelto al Perú....

Y sobre tu "reencuentro con el Perú", Lerner advierte que Fujimori miente al decir que desea reencontrarse con el Perú.

Etiquetas: , , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home