l

Últimos Posts

Investigación bajo restriccionesSilvio Rendon
Machu Picchu inelástico (II)Silvio Rendon
El periodismo peruano contra los blogsSilvio Rendon
Dejémonos de shocksSilvio Rendon
La corrupción se entiende mejor en jergaSilvio Rendon
Sobre "La voluntad encarcelada"Silvio Rendon
Las alianzas y la teoría de juegos (II)Silvio Rendon
El rol del estado en la reducción de la pobreza (I...Silvio Rendon
Las alianzas y la teoría de juegosSilvio Rendon
El juego político está entre los ex-presidentesSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

5 mar. 2007

¿Empleada audaz o lío de blancos? Por Silvio Rendon

Bueno, no me había aclarado antes sobre lo que ocurría en Asia con las trabajadoras domésticas. En este post he puesto mis ideas en orden.

Leo que lo que ocurre en Asia es lo siguiente:
Bañarse con uniforme
Rocío Silva Santisteban
Asia queda al sur de Lima. Pero no es la verdadera, por supuesto. Se trata de una versión de Ibiza pero con connotaciones tropicales y discriminatorias. Los lugareños la pronuncian en inglés (eisha), queda a 97 km. de Lima y es allí donde empiezan las urbanizaciones de playa, con puertas y muros y vigilantes para que nadie los traspase. En Asia no es posible que las empleadas domésticas se confundan con los residentes; por lo tanto, hay algunos condominios cuyas normativas prohíben que hagan uso de la playa durante el día (a partir de las siete de la noche pueden bañarse en el mar) y las obligan a llevar el uniforme de empleada todo el tiempo.
Hace algunas semanas se realizó la siguiente protesta:
OPERATIVO EMPLEADA AUDAZ
...
¿Por qué lo haremos?
Es de conocimiento público que en varios de los exclusivos balnearios de Asia las trabajadoras del hogar y el resto del "personal de servicio" tienen prohibido bañarse en el mar hasta las 7 de la tarde ( cuando ya se ha puesto el sol). Además, pese a que por ley las playas son de todas las peruanas y peruanos, las personas que no son socias de los clubes no pueden ingresar a bañarse. Estas y otras prácticas convierten a los balnearios de Asia en los bastiones de la discriminación étnica, social y cultural imperantes en el Perú.
La Mesa de lucha contra el Racismo declaró:
Operación Empleada Audaz: ¿Enfrentando al racismo?
...
A la luz de lo que, según muchos, viene pasando en el balneario de Asia, la Mesa de Lucha contra el Racismo ha puesto en marcha la operación Empleada Audaz. Como explica Wilfredo Ardito, de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) e integrante de la mesa, “Hemos recibido testimonios de socios de algunos clubes, que prefieren el anonimato, y que dicen haber tenido problemas porque no uniformaron a la empleada y porque, además, les permitían que se bañaran en horas no autorizadas. Fuimos a Asia y vimos el asunto de los uniformes en plena playa. Nos parece evidente”. (El Comercio)

En respuesta a estas denuncias, la mesa convocó a rostros conocidos del mundo de la política, el arte, la farándula, el deporte, además de jóvenes y demás personas que quisieron unirse, a la organización de una marcha pacífica que tuvo lugar el pasado domingo 28 de enero en Asia.
...
Muy bien. Hoy leemos:
Gobierno anuncia cruzada a favor de las empleadas del hogar
El presidente Alan García institucionalizó el 30 de marzo como el Día de la Trabajadora del Hogar. Hay 420 mil empleadas domésticas que no tienen Seguridad Social, CTS, vacaciones ni gratificaciones.

(...)
el presidente Alan García anunció el inicio de una cruzada destinada para acabar con el abuso y la discriminación que sufren muchas de estas.

(...)
Durante este acto la ministra de Trabajo, Susana Pinilla, entregó una cartilla a las empleadas presentes con información sobre la legislación que las rige y que les otorga una jornada laboral de ocho horas diarias, un día de descanso semanal, 15 días de vacaciones al año y 50% de gratificación.

Según estadísticas del Ministerio de Trabajo, actualmente, existen 454,626 trabajadoras del hogar, de las cuales 228,868 laboran en Lima Metropolitana y 225,758 en el interior del país. El 70% tiene entre 14 a 34 años y el 30% restante tiene de 34 años a más. El ingreso promedio de esta empleadas es de S/. 300 mensuales, a pesar de que no deberían ganar menos del sueldo mínimo que es de S/.500.

Comentario: Veamos:
  1. Creo que las prácticas racistas merecen toda nuestra condena. Debemos juzgar a una persona por el contenido de su carácter y no por el color de su piel, como nos enseñó Martin Luther King.
  2. Por eso mismo, cuando se señala una práctica racista es mejor que tengamos las cosas bien claras y evitar dar patadas al aire. He comentado con diferentes personas el tema de la protesta por lo que viene ocurriendo en Asia, y he recibido comentarios como: "Silvio, en los hoteles con playa, ni los camareros y las camareras ni el personal de servicio se bañan en las mismas playas con los clientes, en ningún lugar del mundo. Hay restricciones para bañarse en la playa, pero éstas no son consideradas como racismo ni discriminación. Es parte del trabajo que se realiza". Se me añade, "el sector servicios tiene sus reglas, basadas todas en la atención al cliente que es el que está pagando por el servicio". Pues sí, veo el punto.
  3. En el artículo de Rocío Silva Santisteban se menciona precisamente a las playas de Ibiza, posiblemente porque se trata de una publicación dirigida al público español. Pues Ibiza es una zona de servicios, arruinada ecológicamente por el desarrollismo y por el turismo, pero también enriquecida por éstos. Pues en lugares como estos, o Salou o Lloret de Mar o Mijas, la economía de servicios tiene sus reglas y no pasan porque los trabajadores y las trabajadoras de servicios compartan el uso las playas con sus clientes o empleadores. Nadie considera que esas reglas son discriminatorias.
  4. Aquí hay dos temas, uno es que las trabajadoras domésticas suelen ser efectivamente, como la mayoría del Perú, mestizas; mientras que las/os empleadoras/es en Asia, blancas/os. La diferencia racial coincide con la diferencia de clase social. El segundo es que el acceso a las playas es restringido. Desde el sonado caso a comienzos de los ochentas entre el alcalde de Chorrillos, Pablo Gutiérrez, y el Club Regatas por la privatización de facto de la playa, se han dado diversas privatizaciones de facto y diversos abusos (cobros excesivos por estacionar en la playa, negocios de comida que llenan la playa de tumbonas y sombrillas y les tienes que pagar, o que te hostigan para venderte su producto - Sí, pues. En las playas a las que voy este tipo de situaciones son las que me afectan...).

    Sobre el primer punto, cuidado. Si estamos ante una regla o una práctica estándar en el sector servicios, no tiene sentido hablar de discriminación racial. En los restaurantes los mozos, que también van uniformados sin que esto se interprete como una humillacion, no comparten mesa con los clientes, y si lo hacen, se tienen que quitar el uniforme. Esto es así sin importar la raza del mozo (de la moza) o la raza del cliente o del empleador. Tal vez a alguien le parezca discriminador que los mozos no coman en las mesas destinadas a los clientes. Bueno eso se da en algunos restaurantes donde los/as mozos/as no usan uniforme y comen en las mesas destinadas para los clientes. Sí, pero esos restaurantes no suelen distinguirse por su calidad o su especial atención. Añadamos que los mozos en el Perú son en su mayoría mestizos y las normas de los restaurantes, siguiendo la lógica aplicada con las empleadas domésticas de Asia, podrían ser confundidas con discriminación racial.

    Sobre el segundo punto, es un tema legal. Hay países donde las playas son bienes públicos; hay países donde pueden ser privados. En el Perú no hay playas privadas. Sin embargo, sí hay privatizaciones de facto. Por aquí va la cosa y es tal vez lo que más irrita a la gente. Pero esto tampoco es un tema de racismo o discriminación. Es un tema de privatización de facto. Sería discriminación si excluyeran a una persona del disfrute de la playa por el color de su piel, por su género, por su orientación sexual, etc.
  5. El tema revienta por la denuncia de algunos de los mismos socios de los clubes, de gente de estrato A que reside o tiene casa en Asia, y que ha tenido problemas "porque no uniformaron a la empleada" y porque "le permitían que se bañaran en horas no autorizadas". Estos "socios de algunos clubes" han preferido el anonimato para su denuncia. (Es curioso que un "operativo" que incluye la palabra "audaz" haya sido iniciado por empleadores que prefieren mantenerse en el anominato).

    No es una denuncia que venga de las supuestas afectadas (cosa que no está mal en sí), sino de quienes tienen prácticas más, digamos, permisivas en su trato a sus empleadas domésticas (no uniforme, bañarse por la mañana o por la tarde) y que sienten presión social o prohibiciones de parte de sus vecinos de condominio. En su origen no son denuncias que cuestionen ninguna situación opresiva. Es un tema de identidad de los condominios de Asia. Siguiendo con la comparación con el restaurante, ¿qué tipo de restaurante quieren ser: uno donde los mozos lleven uniforme y no coman con los clientes o uno donde a los mozos se les permita vestir como quieran y ser comensales de los clientes y empleadores? Visto así, la verdad es que no veo por qué el conflicto entre "rígidos" y "permisivos" tenga que ser un tema público que tenga que movilizar a toda la ciudadanía. Me suena a un lío de blancos.
    No veo a Asia como "el bastión de la discriminación" en el Perú como se ha afirmado en la convocatoria. Es como si hace cuarenta años alguien dijera que el bastión de la discriminación está el el Club Nacional o en la casa de "Un Mundo para Julius". No, señor. Estaba en la llamada "Mancha india" donde vivía la gente más pobre del Perú. Hoy en día, ¿donde está? Pues en el mismo lugar, sólo que ahora se llama "la Sierra Exportadora". Si los residentes de Asia quieren tener una playa tipo Ibiza o Miami, o Beverly Hills o los Hamptons o si quieren una playa de "cebiche en bolsa y sopa en botellón" (con su tallarín rojo, más), la verdad es que "francamente, me importa un bledo".
  6. Creo que lo importante en este tema es el respeto a la persona que realiza un trabajo digno, la continuidad en su educación, sus posibilidades de transición ocupacional a trabajos mejor remunerados. Aquí las posibilidades de mejoras remunerativas para este segmento laboral vienen dadas por la oferta de trabajo en relación a la demanda. Sin embargo, si algo parece haber ocurrido en las últimas décadas es que la sobreoferta de trabajo se va agotando: se van del país a recibir mejores remuneraciones en el extranjero, por ejemplo, a Chile. Una vez más, la emigración como fuente de mejora salarial para los que se quedan en el país.
  7. Finalmente, leo las declaraciones de la señora ministra de trabajo. Es un paso positivo que este tipo de trabajo se formalice y se cumplan con diversas normas laborales. Hace algunos días leíamos
    Chile y Perú firman convenio que dará seguridad social a empleadas domésticas
    Pues este tipo de medidas contribuye a homologar el trabajo doméstico en términos de seguridad social con otros trabajos. Es importante que se avance en esta homologación: jornada de trabajo, jubilación, vacaciones. Es un sector como cualquier otro y deberían de gozar de los mismos derechos que tienen otros/as trabajadores/as. Sin embargo, la anunciada "cruzada a favor de las empleadas del hogar" ignora algunas cosas. Efectivamente, muchas de estas trabajadores ganan menos que el salario mínimo:
    (...) en prácticamente todos los países el ingreso mínimo de ellas es menor que el del resto de los trabajadores. ¿Por qué? El argumento es que las trabajadoras domésticas reciben parte de su ingreso en alimentación o en vivienda.
    Entrevista de la BBC María Elena Valenzuela, especialista en Género y Empleo de la OIT para los Países del Cono Sur.
    Veo, por otras declaraciones de la ministra (ver este post) que es "gatillo fácil" para aumentar salarios, como una forma de aumentar el poder de compra y la demanda por bienes de las microempresas y los productores agrarios. Tranquilidad. Si lo que se baraja es un aumento de salarios en este sector por intervención gubernamental, pues habría un sector que contrata estos servicios que sí podría pagar (muy seguramente los que tienen casa en Asia, sean "rígidos" o "permisivos") y estas trabajadoras mejorarían en su bienestar. Sin embargo, las clases medias o bajas que también contratan trabajadoras del hogar no podrían pagar fácilmente unos mayores salarios. Tendrían que pasar a contratarlas por horas, o no contratarlas. Este segmento de las empleadas domésticas no estaría precisamente más feliz y lo más probable es que le digan a la Sra. Ministra: "no nos defiendas, comadre".
Hasta ahí.







Las empleadas domésticas van de uniforme y no se bañan con sus empleadoras.

Los mozos también van de uniforme y tampoco son comensales con los clientes de un restaurant. ¿En el futuro tendremos el "operativo mozo audaz"?

Etiquetas: , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home