l

Últimos Posts

Otra vez los guarismos de la CVRSilvio Rendon
La AMIASilvio Rendon
TarataSilvio Rendon
Un país que lee????Susana Frisancho
La ola de protestasSilvio Rendon
Machu Picchu maravillosoSilvio Rendon
Fujimori no extraditadoSilvio Rendon
El blog de Nila VigilDaniel Salas
Oye, Alberto:Hey, BulldogDaniel Salas
¿Acceso a la cultura o discriminación?Susana Frisancho

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

23 jul. 2007

La ola de protestas II Por Silvio Rendon

Viene circulando una idea, expresada de diversas formas:
No hay por qué rascarse la cabeza Federico Salazar
...
El gobierno definitivamente no ha hecho bien su trabajo. Ha desperdiciado una oportunidad histórica. La población, sencillamente, da su veredicto.

Ver pasar los recursos o percatarse de que se les utiliza mal es peor que no tenerlos. Causa indignación. No hay, pues, en realidad por qué sorprenderse de este contraste. No hay por qué rascarse la cabeza.
Y más general lo pone Julio Cotler:
Cotler: ‘‘A mayor crecimiento, habrá mayor conflicto social’’

Tú sabes bien que a mayor crecimiento económico mayor conflicto por falta de instituciones. Alrededor del crecimiento creo que saldrán a flote nuevos tipos de conflictos sociales. Frente a esto el Estado tiene que crear y afirmar instituciones que sean capaces de canalizar esos conflictos y negociarlos.
Comentario: Para evitar caer en generalizaciones es pertinente recordar una frase frecuentemente usada hace algunos años por Fernando Rospigliosi (cito de memoria):
Puede que sí, puede que no, pero no necesariamente es así.
Justamente hoy leo de él en Perú 21:
Pobreza y desigualdad Fernando Rospigliosi
El crecimiento económico no lleva espontáneamente a la reducción de la pobreza ni de las desigualdades. Eso no solo se ha demostrado en los últimos años.
No es que a más crecimiento, más protesta. No cuadra. La protesta tiene fuentes diversas (ver La ola de protestas). No hay una sola protesta vinculada a un tema de crecimiento. Ni siquiera las protestas tienen como exigencia un mayor gasto fiscal (ver ¿Sólo el gasto público salvará a García?). Protestan por la evaluación de profesores, el retiro de las exoneraciones tributarias a la selva, temas minero-regionales, la destitución de un presidente regional. El paro de Ancash de hace unos meses fue por un tema de cierre de caño a un presidente regional (ver Después del paro ancashino). Estas protestas tampoco son tan fuertes como en ocasiones son presentadas. Es una ola: tuvo su momento de subida y ahora cae. No estamos ante un gobierno a la defensiva. Para nada (al respecto ver este comentario de Carlos Mejía).

No ayuda a mucho establecer reglas lineales ad hoc. El mayor crecimiento con protesta, y sin protesta, ocurrió también con Fujimori, Paniagua y Toledo. Si el gobierno quiere evitar las protestas, sólo tiene que tener más cuidado:
  • Incorporar la función de reacción de los agentes perjudicados cuando se tome alguna medida. A diferencia de con Fujimori, los perjuidicados tienen capacidad de protesta. Como señalé en Defendiendo las exoneraciones: "Las protestas ante algunas medidas llegan con retardo, pero llegan". Una medida aparentemente beneficiosa puede acabar teniendo beneficios negativos si se incorpora al análisis costo-beneficio las pérdidas políticas, incluída la marcha atrás del gobierno. Las protestas se hubieran podido evitar si no se eliminaban las exoneraciones tributarias a la selva, y se negociaba en mesa con el SUTEP. En el caso de las exoneraciones existe la versión que García dejó hacer a Carranza, sabiendo que vendrían las protestas. Una forma de socavarlo....
  • No provocar. Si se acepta que los agentes antes débiles hoy sí tienen cierta capacidad de movilización, al menos la suficiente para dar una imagen de zozobra en el país, ¿por qué se provoca? Aquí hay otra acción retardada: los llamados a destruir el SUTEP desde cierta prensa y ciertos políticos subidos al carro del gobierno han tenido un efecto contraproducente. ¿Recuerdan cuando Hildebrandt llamaba a eliminar la gratuidad de la enseñanza universitaria? (ver estos posts: Gratuidad de la enseñanza y Gratuidad de la enseñanza II). El gobierno puede repetir todo lo que quiera que en ningún momento se ha pensado privatizar la educación y alguien podría desvincular la señal de Hildebrandt, y de la prensa que le dio bienvenida, de lo que pasa ahora. Sin embargo, la gente hace sus conexiones. Entonces manifesté:
    (..)Se crea así el temor a que finalmente sí se afecte a los más pobres.

    Un tema como la gratuidad de la enseñanza contribuyó a dar alas a Sendero Luminoso en junio de 1969 . Al gobierno militar se le ocurre quitarle la gratuidad de la enseñanza a los alumnos secundarios que salieran jalados. Resultado: huelgas estudiantiles. Toma de Huanta por los sinchis y decenas de muertos. El gobierno militar da marcha atrás y reestablece la gratuidad de la enseñanza. De este hecho viene la canción "Flor de Retama" de Ricardo Dolorier.. No es para jugar con el asunto.
    El enardecimiento de los sindicatos de maestros viene de señales dadas por allegados al gobierno que tiraron la piedra y ahora esconden la mano. Son los primeros en denunciar las piedras de las protestas, que en parte caen como vuelto de la primera piedra lanzada por ellos...
  • Intervenir más activamente en la solución de los temas minero-ambientales. Aquí se trata de externalidades muy evidentes. Lo que se ha visto es que el gobierno ha estado más preocupado en cobrarles "impuestos informales" llamados "contribuciones voluntarias" a los mineros por las "sobreganancias" que interceder para encontrar compensaciones aceptables por la contaminación a las comunidades aledañas a las minas (ver : - Los once acuerdos Combayo-Yanacocha - Ignorando la externalidad - ¿Es rentable la minería? - Falta de lógica económica).
Estas protestas han sido instructivas, y afortunadamente para el gobierno, le llegan justo cuando cumple un año de gestión y puede anunciar cambios ministeriales y de timón. Tienen todavía mucho margen de maniobra. Por otra parte, se acentúa lo anunciado en División de las aguas, sólo que los pepecistas insinúan su pase a la oposición. Tendríamos una alianza apro-fujimorista y una alianza nacional-accio-pepecista. Ser oposición al gobierno recupera rentabilidad. Se ve un García en caída de popularidad y los aliados comienzan a eyectarse de la nave... Falta que juegue García y que en el mensaje presidencial anuncie cambios y oxigenaciones... Hasta ahí.

Actualización: En una conversación escucho sugerir que las protestas se realizaron muy oportunamente, sirviendo como cortina de humo que tapó la negativa de extradicción de Fujimori evacuada por el juez chileno, que acabó minimizada.... Interesante hipótesis...

Etiquetas: , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home