l

Últimos Posts

CombitosSilvio Rendon
Un mini receso y ClavijeroDaniel Salas
Piratería digital podría beneficiar a la empresas:...Andrea Naranjo
Ese dejo no me gustaDaniel Salas
El sur en junioCarlos Vargas Salgado
CombitosSilvio Rendon
El COSEPAP, García y la manipulación informativaSilvio Rendon
Economía sin restricciones políticasSilvio Rendon
BiopirateríaSilvio Rendon
Combitos por la derechaSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

25 jun. 2008

La deshonestidad intelectual en la blogósfera Por Silvio Rendon

Cuando alguien toma algo de otro autor tiene que citar. No sólo cuando se toman párrafos textuales, sino ideas, conceptos, apreciaciones. De lo contrario se peca de deshonestidad intelectual, cosa particularmente grave en el caso de los científicos sociales.

En un sector de la blogósfera peruana no se aceptan estas prácticas comúnmente aceptadas. Un grupo de bloggers juega a ignorar a otros a la vez que les sigue la pista. Bueno fuera que lo ignorara del todo y que se dedicara a sus propios contenidos. Sin embargo, esto no es así siempre y definitivamente se producen traslapos temáticos. Lógico. Hay temas comunes. Entonces, ven que algún tema de desarrolla en otros blogs y como tienen algo que decir al respecto, ¿qué hacen? "Ignoran" al blog del que están al tanto, hasta que en otros blogs se rebota el tema. Recién entonces tocan el tema citando a esos otros blogs y no al blog donde se inició la discusión.

Si alguien aporta una idea, promueve un debate y quiero referirme a esa idea o debate, me guste o no me guste no me queda otra opción que citar a esa persona. De lo contrario se cae en una grave omisión, en una práctica deshonesta.

No sólo eso, sobre todo si se trata de un debate, el lector, desprovisto de la fuente, tiene la información incompleta y no puede ubicarse en dicho debate. Es, por ejemplo, lo que le criticaba a un material de preguntas y respuestas de dos profesionales que trabajaron en la CVR sobre las cifras dadas por esta institución. No citan a sus críticos (es decir, usan sus palabras, pero no indican la fuente), por lo que el lector no puede ir a la fuente original y decidir por su cuenta y sin condicionamientos si los críticos tienen razón (aquí). Mala práctica y mal ejemplo.

Es la cultura de ignorar. Mejor dicho, de referirse a alguien ignorándolo, pues en realidad no se está ignorando. Se está respondiendo, atacando, etc., en suma, dialogando, sólo que de mala manera.

Lamentablemente, este tipo de práctica ha venido ocurriendo en la blogósfera peruana. En el Gran Combo Club, por ejemplo, se relanzó un debate sobre la piratería a través de los siguientes posts:
Muchos comentarios y un intenso debate, más que en otros espacios.

Muy bien, aquí hay algunas reacciones al respecto, aunque sin la debida referencia:

Eso de discutir si la piratería genera o no riqueza, es algo que ya lo hemos discutido antes. Parte de una falsa premisa (los piratas roban la ganancia de los productores culturales mientras que las corporaciones permiten que los productores culturales ganen), y no analiza el fondo del asunto, los mecanismos sobre los cuales las producciones culturales e intelectuales funcionan. Es más, lo que hoy llamamos piratería no lo era hace 50 años.
¿Quién es el pirata?, El Blog del Morsa

Este punto se hizo en comentarios al GCC, como puede apreciarse aquí:

La analogía con el Monopolio es interesante porque es exactamente lo contrario de lo que quiero explicar. En el juego de Monopolio no se produce absolutamente nada, al contrario del capitalismo en donde sí se producen nuevas ideas y nuevas cosas.
Otro ejemplo es este:

Javier Gárvich, Nila Vigil, Roberto Bustamante y otras firmas distinguidas de la cholósfera han reactivado la discusión alrededor la piratería (y lo que algunos llaman piratería, cuando es simplemente compartir). (...)

Jaime Bedoya en Polvos Azules, El Útero de Marita

Una vez más, la revisión bibliográfica está incompleta, sesgada, es arbitraria, falsa. El debate se reactivó en otro espacio, el GCC. Ahí están los enlaces para que cualquiera pueda verlo.

Lo mismo parece que está ocurriendo con otros temas y puntos (los militares, por ejemplo). No es que los temas, argumentos o puntos sean propiedad privada de nadie. No. Hay y debe haber un amplio debate. Es sólo que si se toma algo de alguien, lo que sea, o se refiere a alguien, hay que citarlo/a. No se tiene por qué hacer publicidad a otro libro en la carátula ni contracarátula (que sería el equivalente a recomendar a otro blog en la lista de blogs de página de inicio de un blog); se trata de citar. No hay alternativa, ni excusa para no hacerlo.

En fin...Un detalle final, curioso, es que si algo dijeron algunos "blogstars" fue que en el GCC éramos partidarios de una "cultura culta" y no una cultura como creación humana (ver aquí). Sin embargo, a la hora de la hora son estos bloggers los que juegan a ignorar sus fuentes, una mala práctica intelectual, a la vez que repiten, resumen y celebran lo que dicen los/as analistas "consagrados/as" que publican en medios convencionales y dicen lo mismo de toda la vida. Como si ese fuera el único pensamiento riguroso, el que va a misa, la "cultura culta". Paradójico.

Actualización: El primer post sobre la piratería estuvo a cargo de Roberto Bustamente el 14 de mayo del 2008. Fue comentado y respondido en Re significando - otra vez- la piratería ¿todos somos delincuentes? de Andrea Naranjo. Posteriormente, se generó un debate a partir de la opinión discordante de Daniel Salas en los posts "¿Para qué no sirve la piratería?" arriba citados.

Etiquetas: , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home