l

Últimos Posts

Alan García, el agitadorSilvio Rendon
Letra de Cambio: Número 2Daniel Salas
Los otros "gallinazos"Silvio Rendon
CombitosSilvio Rendon
CombitosSilvio Rendon
Frank Ortiz, Alan García y la CTPSilvio Rendon
Violencia cotidianaMiguel Tejada
CombitosSilvio Rendon
Algunas reflexiones sobre ColombiaMiguel Tejada
CombitosSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

8 jul. 2008

Sindicalistas Por Silvio Rendon

El aviso publicitario del gobierno ha despertado hasta a aquellos a quienes el paro les daba sueño. Poco interesados y alejados socialmente de los sectores proletarios se fijan ahora en lo mediático, cual es un video gubernamental de condena a los sindicalistas (aquí y aquí). Lo que sale en los medios es su materia prima (1).

Montesinos en sus recientes declaraciones aludió a un asunto sobre el cual existen indicios: hubo corrupción en medios sindicales durante el fujimorismo. Lo he comentado en el post Con Fujimori no había huelgas.*

El gobierno de García se ha apresurado en usar estas declaraciones. Dos razones por las cuales esta utilización es contraproducente.

1. La alusión montesinista es parte del discurso "con otros no se quejaban como sí se quejan conmigo". Este fue un discurso usado y desgastado por Toledo. A Toledo no le funcionó en absoluto. Efectivamente, la prensa fue muy severa con Toledo, cuando no lo fue con Fujimori. Igualmente, Toledo tuvo que enfrentar protestas regionales y sindicales que no tuvo Fujimori. García al usar este argumento demuestra desesperación y frustración por no convencer a la población, a pesar de tener a la prensa de su parte. Claro, no se mete con la población en general, sino con los dirigentes sindicales.

2. Habría que recordar que con el sindicalismo no sólo hubo sobornos y compra de dirigentes (cosa sobre la cual hay indicios, pero que tendrían que ser corroborados y cuantificados en importancia), sino también una dura represión. Que los secretarios generales de la principal central sindical y de la federación minera de un país minero sean asesinados por escuadrones de la muerte son fenómenos totalmente irregulares (ver Cantoral: y nunca se supo el criminal quién fue...). Ocurrieron durante el gobierno de García 1 y de Fujimori 1. Toda esta brutalidad tuvo como efecto aterrorizar a los sectores organizados de la clase trabajadora. Descabezada, sin dirigentes, sometida a un permanente acoso por una prensa comprada por el poder ("no representan a nadie-nadie-nadie"), no pudo hacer mucho por defender lo que le quedaba de derechos de cualquier tipo.

En los últimos años, sin embargo, se ha producido un refortalecimiento de los sindicatos: afiliados, pliegos negociados, actividad, presencia. No importa la métrica que se use. La tendencia es al alza (ver El regreso de los sindicatos), incluso con presencia en la internet: Cyber-sindicalismo.

Al señor Huamán se le podrá criticar muchas cosas (2), pero se le debe reconocer a su organización un cierto éxito en haber recuperado la representación y la dignidad de los trabajadores y trabajadoras peruanas. Sería bueno que los políticos presten más atención a los aspectos sociales y regionales en el país. Los reclamos llevan ya mucho tiempo. Desde aquí mis deseos de una jornada de protesta pacífica, sin rehenes, policías secuestrados, violencia, ni cadáveres con la cabeza reposando en charcos de sangre. Una protesta democrática.

____
(1) Como diría Montesinos "no salió en la tele, no existió". Y sin embargo, ese mismo Montesinos sería un gran videasta que llevaría los entretelones de la corrupción a la pantalla chica con él mismo como protagonista principal.

(2) En particular, la idea de un cambio de modelo económico y una posible vuelta a esquemas populistas. El populismo más temprano que tarde perjudica a los trabajadores. Es contraproducente.

* Actualización: Primero en los comentarios a este post y luego en una actualización a este post se evoca la huelga del SUTEP de 1991 y el paro de la CGTP de 1999 como contraejemplo de huelgas durante Fujimori. Inmediatamente el periodista Marco Sifuentes interviene aludiendo - y citando - el post del GCC para decir "es curioso cómo los tan ninguneados comentaristas [???] tienen mejor información o memoria que la intelligentzia de la cholósfera". Vaya. Es simple. Si alguien tiene mejor memoria o información, se actualiza el post y se añade lo que se omitió. En esos casos es mejor siempre fijarse en la omisión propia que en la ajena. Tal vez esta apreciación sirva para señalar lo inexacto de las declaraciones de Montesinos y Del Castillo. Sin embargo, sigue siendo cierto que con Fujimori hubo una gran reducción de la actividad sindical, comparada con la vista en la década anterior como posterior.

Cuántas voces se callaron, país, a machete y a balazos....

Pedro Huillca Tecse, Saúl Cantoral Huamaní, Teófilo Rímac Capcha.




Sindicalistas peruanos muertos por la tortura o por escuadrones de la muerte.
Así se calló a los sindicalistas durante García y Fujimori.

El juego del gobierno de destapar lo ocurrido en esas épocas apunta a que el tiro le salga por la culata...

Imágenes tomadas de aquí, aquí y aquí.

Etiquetas: , , , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home