l

Últimos Posts

Las encuestas de evaluación a docentes motivan a q...Patricia Vera
Feliz HalloweenDaniel Salas
Respuesta a Aldo MariáteguiSilvio Rendon
Sobre las lenguas e identidades étnicas en extinci...Miguel Tejada
Alianza fuera del armarioSilvio Rendon
Nuestra política de comentarios. Respuesta a André...Silvio Rendon
El fujimorismo en Torre TagleSilvio Rendon
La importancia de la memoria (carta abierta a Silv...Daniel Salas
Sobre el aborto y patrones conductuales riesgososMiguel Tejada
PUCP: la reacción del sindicatoSilvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

31 oct. 2007

La importancia de la memoria (respuesta a Daniel Salas) Por Silvio Rendon

Este post será largo, por que lo haré en varias entregas. Básicamente, esta primera parte se dirige a Daniel en respuesta a La importancia de la memoria (carta abierta a Silvio Rendón); el resto va más para todos/as y tiene que ver con mi post inicial, Correo recién se da cuenta.

Hagamos memoria:

1. Efectivamente, hubo un destrozo de pancartas del CF de Letras a manos de alguien llamado Dante. El asunto fue tan grave que fue visto a nivel de la FEPUC en una junta de presidentes de Centros Federados que decidió desfederar al agresor. Mi periodo en el CF de Letras ya había pasado, pero fui a la reunión donde esto ocurrió. Fue una reunión abierta, en el J101. En representación del CF de Letras asistió Martín Monsalve. Fue una situación curiosa, pues el desfederado nunca tuvo derecho a la defensa. Haber sido desfederado incluía la pérdida del derecho de hablar en la asambleas, por lo que no se le dejó decir nada. En retrospectiva, creo que esto estuvo muy mal. Una persona siempre debe tener derecho a defenderse. Definitivamente, había muchas actitudes autoritarias en mucha gente.

2. No estuve presente en el momento del destrozo de la pancartas (entiendo que ahí estuvo Martín Tanaka, quien a partir de entonces realizaría una fabulosa imitación de cómo hablaba ese Dante), pero sí recuerdo que trascendió que el sector de Patria Roja (PR) había chocado con el CF de Letras.Y no sólo con Mónica, sino con toda la mesa directiva. Pero se la agarraron con Mónica, secretaria de cultura, a quien descalificaron por inútil e inservible para cualquier trabajo político. Sin embargo, este choque venía desde antes. En la huelga de 1984 se formó un comité de huelga, donde estaban loss representantes estudiantiles. Pues bien, la gente de PR quería, sin que nadie los hubiera elegido, formar parte de este comité. Recuerdo que chocaron con el secretario de cultura de nuestra mesa, Nicanor Dominguez, a quien también atacaron verbalmente. Su argumento era que tenían derecho a estar allí “por su trayectoria”. Finalmente, y curiosamente, sí llegaron a formar parte de este comité, junto con el APRA, que también presionaba por entrar. Nunca intervinieron en los debates estudiantiles, ni en las elecciones, pero en las huelgas y marchas hostigaban a los representantes estudiantiles, desbordándolos y traian a los dirigentes de la FEP, donde ellos tenían influencia. Hasta ahora, y hablando de la “memoria” leo que un ilustre cuentista de este sector acusa a los representantes estudiantiles de esa época de dormir en los centros federados durante la huelga (claro, él dormía en su casa), o de manifestarnos sólo hasta la Plaza de la Bandera (pues ellos querían ir siempre a la Plaza de Armas, sino ya era claudicación). Su política era desbordar a los representantes y acarrearlos a manifestaciones. Una vez más. No creo que hay a que estigmatizarlos a ellos tampoco por cosas de hace tanto tiempo. Muchos han cambiado y son gente que está contribuyendo al país. Se merecen un voto de confianza. Les corresponderá a ellos evaluar su conducta pasada a la luz del presente.

3. Recuerdo que fue una época de conflicto entre gremios estudiantiles, en especial entre el CF de Letras y la mesa de la FEPUC. En este conflicto, recuerdo la participación activa de Martín Monsalve, Mónica Feria , Rodolfo Noriega y Rafael Vega-Centeno. No así, la tuya, Daniel. Yo no sé los detalles de tu gestión (y de verdad que no creo que éstos sean tan relevantes ahora), pero no te recuerdo liderando al CF de Letras. Difícilmente, se podría explicar esta imagen por la conspiración de nadie. Era normal que el/la secretario/a de cultura. Mónica Feria en tu mesa y Nicanor Dominguez en la mía, tuviera más visibilidad que el presidente. Era la persona encargada de los actos culturales, que eran los que daban más visibilidad al CF. Pero ya te digo, no te vi muy visible. Puede ser que Vds. tuvieran más descentralización de tareas entre Vds. No lo sé. Esta fue la época de la llamada “guerra de las galaxias”. Subieron las pensiones y la FEPUC llamó a una manifestación de universidades privadas, pero el CF de Letras se opuso y les cayó la presión de PR. Fue una época en que había mucho conflictos. He señalado temas de conflicto con Dino Torres, que presidía la FEPUC. Pues si se trata de abrir acusaciones sobre el pasado, no habría cuándo terminar. Prefiero dejarlo en que esta memoria no es muy informativa sobre temas actuales de implicaciones criminales como una denuncia por pertenecer a un grupo terrorista. Vds. no estaban en nada parecido y vuestros conflictos no fueron tampoco tan graves como para dar un salto hacia temas tan delicados, como los que vendrían años después.

4. Creo que como balance no está demás señalar algunas cosas negativas. En cualquier momento podemos recordar las cosas positivas que hubo, que fueron muchas. En esa ápoca todos tuvimos comportamientos algo autoritarios. Por ejemplo, en tu mesa directiva se destituyó a otro miembro de la mesa. En la nuestra también. Claro, lo llevamos a asamblea de delegados, pero es muy fuerte hacer algo así. Por lo que me compete, lo digo como una autocrítica. Además, porque hubo quienes nos lo criticaron y hoy considero que tuvieron razón y quisiera que lo sepan. En ese momento nos irritó mucho que este miembro de la mesa no se dedicara al trabajo de representante estudiantil, como sí lo estábamos haciendo nosotros. Para eso había sido elegido. No consideramos justo que no se dedicara. Pero bueno, creo que este juego de acusaciones mutuas en el que habéis caído, ignora lo más importante y por lo uno debería comenzar: criticarse a sí mismo antes que a la otra persona.

5. Sin embargo, todos estos hechos, "recuperar la memoria", han devenido en algo más simple: crear el perfil de Mónica Feria como una mentirosa megalómana. Si esto es de lo que se trata, creo que no se está haciendo justicia a los hechos. Mucha gente era vehemente en esa época. No vengamos ahora a criminalizar la vehemencia o la pasión en dedicarse a la representación estudiantil. La seguidilla de acusaciones que se hacen es completamente normal, pues hay discrepancias. Dos personas de equipos de fútbol diferentes ven cosas diferentes: una ve penal y la otra no lo ve. El tema se va de las manos cuando se cae en el profiling, lo cual trae consecuencias penales. Y en relación a esto, contaré lo siguiente.

6. En 1983 hubo dos grandes desastres naturales en el Perú: las sequías en el sur y las inundaciones en el norte. El fenómeno del Niño nos golpeó muy fuerte esa vez. Yo recién había entrado a la PUCP. En educación se constituyó un Comité de Apoyo a los Damnificados. Fue entonces que conocí a Maritza Garrido Lecca, de educación, con quien formamos parte de este comité. Hicimos colectas, empacamos ayuda (víveres, remedios) que fue canalizada a través de la iglesia católica y un grupo de estudiantes de ingeniería y letras fuimos a la zona, Santo Domingo en el Alto Piura, llevando ayuda y haciendo trabajos de ingeniería y algunas encuestas. Recuerdo una reunión, sin la memoria no me hace jugadas, en agosto de 1983 en la que nos pusimos a hablar de las elecciones municipales que se venían, aquellas que ganó Alfonso Barrantes. Entonces Maritza anunció que votaría por Grados Bertorini, que simpatizaba con el gobierno de Belaúnde y con Acción Popular. Claramente, ella veía a las izquierdas como algo lejano. Era lo contrario a la vehemencia; muy dulce y refinada. Algunas semanas después me encontraría con un miembro de esta comisión, una estudiante de educación. Me diría que ya no había comisión, que el tema había pasado y que la gente estaba ocupada en otras cosas. Una estaba haciendo esto, la otra, lo otro y Maritza prefiere dedicarse al ballet. Me lo dijo con un sonrisita en la que creí entender “mira las frivolidades a las que se dedican”. Estábamos ante una chica de buena familia, de buen colegio, de excelente futuro....
Uno puede pensar "qué equivocada imagen que teníamos de esta persona" como si lo que viniera después siempre hubiera estado allí oculto, sin que lo viéramos. Yo más bien creo que esta persona cambió, que lo que uno vio antes difícilmente puede ser informativo sobre lo que esta persona sería y haría nueve años después. Se aplica a Martiza Garrido Lecca y se aplica a todas/os.

(continuará)

Etiquetas: , , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home