l

Últimos Posts

Mediocridad de la Educacion en el Peru IIISaki Bigio
¿Confirma Putis las extrapolaciones de la CVR?Silvio Rendon
CombitosSilvio Rendon
Izquierdas racistasSilvio Rendon
CombitosSilvio Rendon
La deshonestidad intelectual en la blogósferaSilvio Rendon
CombitosSilvio Rendon
Un mini receso y ClavijeroDaniel Salas
Piratería digital podría beneficiar a la empresas:...Andrea Naranjo
Ese dejo no me gustaDaniel Salas

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

29 jun. 2008

La CIA, García y la contrainsurgencia en el Perú Por Silvio Rendon

Recomiendo la lectura de la tesis de Máster de Russell W. Switzer, Jr. de mayo de 2007 en la Louisiana State University:
SENDERO LUMINOSO AND PERUVIAN COUNTERINSURGENCY
Switzer es un militar americano que completó sus estudios superiores a la vez que servía como militar en el ejército americano en Iraq. Estuvo también en diversas otras misiones militares.

En esta tesis resaltaré un par de aspectos interesantes como las maniobras de García en asuntos de derechos humanos, el rol de la CIA en la derrota de Sendero Luminoso y su vínculo con Montesinos. En un próximo post trataré de un aspecto que también discute el autor como un posible recrudecimiento de la actividad subversiva en el país.

Esta tesis usa ampliamente fuentes oficiales del gobierno de los Estados Unidos como la CIA y el Departamento de Estado.

Las maniobras de García

En las páginas 48 y 49 se señala cómo García al inicio de su gobierno en una reunión del Consejo Nacional de Defensa destituyó a los generales Jarama y Mori, que no fueron defendidos por otros altos militares presentes en esa reunión. Los pasó al retiro sin beneficios, por violaciones de derechos humanos y por ineficiencia en la lucha antiterrorista. Los militares temían una purga por violaciones a los derechos humanos.

Hacia el público aparecía como que García estaba confrontándose al liderazgo militar, algo sin precedentes entre los presidentes. En realidad, él había llegado previamente a un entendimiento con los militares que no se ocuparía de casos antiguos, que pero que trataría con severidad los nuevos abusos. También permitió que todo el personal militar fuera juzgado por tribunales militares, para evitar cortes civiles y largas condenas a prisión. Esto le dio a Garcia un impulso muy visible al comienzo de su mandato, a la vez que le traía un importante apoyo del liderazgo militar.
El resultado de este acuerdo fue una reducción de las muertes civiles de 1721 en 1984 a 500 en 1985. Luego se incrementó la acción terrorista de Sendero Luminoso con el asesinato de un alto oficial de la marina, teniendo como punto culminante el amotinamiento en las cárceles de Lima en junio de 1986.

Garcia una vez más maniobró políticamente expresando sus preocupaciones públicamente, a la vez que hacía acuerdos privados. El 28 de junio el alto ejecutivo fustigó públicamente a las fuerzas policiales y militares por abusos en derechos humanos. Sin embargo, después se reunió en privado con los líderes militares supremos por varias horas, y pareció calmar la situación. Gonzales Posadas renunció por el incidente, temeroso por amenazas terroristas contra su familia. El presidente después anunció en una conferencia de prensa que los militares actuaron apropiadamante durante los ataques y que el incidente había tenido un aspecto positivo porque un gran número de terroristas había sido eliminado (p. 51).

Después de este evento, García y los militares reforzaron los proyectos de desarrollo, la concesión de créditos, la formación de rondas campesinas, la comunicación con los campesinos. Esta estrategia funcionó y produjo un descenso de la violencia, hasta que Sendero Luminoso contratacó en mayo de 1987 con la toma de Santa Lucía en el Alto Huallaga. En junio (sic) de 1987 García anunció la estatización de la banca y al año había hiperinflación, lo que cortó los esfuerzos de desarrollo y exacerbó la expansión de Sendero Luminoso.

En junio de 1988 Osmán Morote fue detenido. Se esperaba que esta captura anime la lucha contrainsurgente, sin embargo, Morote fue liberado de todo cargo un mes después, ante una gran indignación pública. Los jueces habrían sido intimidados por los terroristas. García prometió al país que Morote no saldría libre y que se le presentarían nuevas acusaciones. También anunció nuevas leyes antiterroristas. Sólo días después "un grupo de vigilantes autodenominado Comando Democrático Rodrigo Franco mató al abogado de Morote" (p. 56). (Este grupo de "vigilantes" estaba dirigido nada menos que por García (ver El COSEPAP, García y la manipulación informativa) con apoyo de Corea del Norte. Es sintomático que mataran a Febres, el abogado de Morote, un par de días después de la promesa de García.)

García y la ayuda militar de los EEUU

Ante el crecimiento de Sendero Luminoso en accionar terrorista y en capacidad de extraer recursos del narcotráfico y en medio de una gran crisis económica, García accedió a firmar un acuerdo con los Estados Unidos de cooperación contra el narcotráfico. El país se le iba de las manos. Este acuerdo trajo un flujo de dólares americanos y permitió que equipos de fuerzas especiales móviles del ejército de los EEUU vinieran al país a apoyar a los militares en capacitación para la contrainsurgencia (p. 57). Esto lo hacía García al mismo tiempo que izaba la bandera panameña en Palacio de Gobierno en protesta por la intervención americana en ese país en diciembre de 1989. Los americanos consideraron este acuerdo como un gran triunfo en la guerra contra las drogas. Un gobernante de retórica antiimperialista, antiamericana, que apoyaba a la Nicaragua sandinista como a la insurgencia en El Salvador, con contactos estrechos con Corea del Norte, les abría finalmente las puertas del país en forma oficial.

Ya en el gobierno de Fujimori la actividad americana contrainsurgente, en particular la cooperación entre la CIA y la DINCOTE, comenzó a dar resultados en la lucha contrainsurgente. Benedicto Jiménez fue parte de ese grupo y reconoce la participación americana a través de los agentes "Supermán" y "Caracortada" (ver aquí y aquí). La captura de la primera casa de Guzmán, la del video de Zorba, animó a que la CIA incremente su apoyo al grupo con equipos de video. Así, el famoso GEIN fue el resultado del apoyo de la CIA, que aportó la concepción estratégica y los recursos (p. 60). Es más, la CIA impulsó un programa de capacitación en DINCOTE. Los detectives de la DINCOTE eran buenos en acumular información, pero no tenían la tecnología ni las cualificaciones para explotar esta información en forma útil. La CIA los capacitó para analizar, hacer referencias y clasificar los documentos. Los tutores de la CIA junto con un experto de Scotland Yard le enseñaron a los peruanos mejores técnicas de vigilancia (sic, p. 61). La CIA les dio teleobjetivos, cámaras de telefotos, aparatos de escucha, largavistas de noche, vehículos y dinero para gastos operativos. El grupo de Jiménez se expandió hasta tener 82 personas. Esto lo cuenta basándose en el reporte de Charles Lanes del Washington Post del 7 de diciembre de 2000: 'Superman' Meets Shining Path: Story of a CIA Success.

A comienzos de 1991 Bernard Aronson, Secretario de Estado para América Latina, expresó su alarma por Sendero Luminoso, supuestamente una gran fuerza militar en el Perú, comparándolo con el Khmer Rojo de Camboya. Él fue uno de los principales propulsores de una mayor asistencia de la CIA al Perú. Coincidentemente, por esa época, en mayo de 1991, Montesinos estuvo por los cuarteles generales de la CIA en Langley.

Cuando Fujimori da el auto-golpe los Estados Unidos cortan toda ayuda militar y económica. Sin embargo, la ayuda por lo bajo (covert aid) continuó, incluyendo recursos de la CIA para el GEIN, que seguía buscando a los líderes de Sendero Luminoso.

Cuando capturan a Guzmán, hasta el momento a los líderes de Sendero Luminoso se los mataba en la captura o durante los interrogatorios. Montesinos puso a Vidal como parte del grupo con la intención de matar a Guzmán cuando sea capturado (algo así como los "gallinazos" en la casa del embajador de Japón). Sin embargo, Vidal desobedeció a Montesinos y expuso a Guzmán ante la prensa, lo que enfureció a Montesinos (p. 67).

Epílogo

Una vez capturado Guzmán, Montesinos disolvió el GEIN, promovió a Vidal a jefe de la policía y envío a Jiménez a Panamá de agregado policial. Esto produjo un debate dentro de la CIA sobre si relacionarse o no con Montesinos. Finalmente, sin embargo, concluyeron que Sendero había sido derrotado y que la agencia debería concentrarse en la guerra a las drogas, para lo cual Montesinos era útil (p. 69).

La captura de Guzmán fue también un éxito de la CIA, en particular del agente secreto apodado "Supermán". La razón por la cual no reclamó más creditos por ello fue por la vinculación que tuvo con Montesinos, inmerso en casos de corrupción y violaciones a los derechos humanos.

En realidad Montesinos estafó a la CIA, como lo cuenta Kevin G. Hall en The Miami Herald del 3 de agosto de 2001: La CIA le pagó millones a Montesinos. Un millón de dólares por año de 1990 a 2000.

¿Y por qué la CIA le tuvo tanta confianza a Montesinos?

Es que era un viejo amigo de la CIA. Montesinos estuvo en tratativas con la CIA por lo menos desde 1974. Lo invitaron a Washington en 1976, lo cual en esa época implicaba un gran compromiso con los intereses americanos. Allá se reuniría con diversos expertos americanos incluyendo a Abraham Lowenthal, quien dice no acordarse haberse reunido con Montesinos. Nadie de los que salen en las listas de documentos desclasificados se acuerda haberse reunido con Montesinos.

Montesinos fue encarcelado en 1976, a su regreso de EEUU, acusado de vender secretos militares peruanos a la CIA. Sin embargo, el embajador americano Robert W. Dean intercedió por él*. Montesinos también pidió la intervención de Luigi Einaudi del Departamento de Estado, quien no accedió a responder preguntas el periodista del Miami Herald. Hubo militares peruanos que fueron fusilados por traición a la patria, pero a Montesinos no le pasó nada.

¿Y por qué la CIA se interesó tanto en Montesinos?

Según cuenta el periodista del Miami Herald, era la época de la guerra fría. El Perú tenía el único gobierno de izquierdas en un continente de gobiernos de derechas. Montesinos tenía información de un posible ataque de los generales peruanos contra Chile, gobernado por Augusto Pinochet, un aliado de los EEUU. El "Doc" no tuvo ningún problema en filtrar esta información a los americanos, que por supuesto se la pasarían inmediatamente a los gobernantes militares del país vecino.

Comentarios: Un par:
  1. Se trata de una historia contada "desde fuera", en base a fuentes oficiales americanas y materiales exclusivamente en inglés. Tienes su valor, pues es la percepción e información de estas fuentes sobre los temas peruanos. Son, aparentemente, observadores primero, y luego a partir de fines de 1989 son interventores activos en los acontecimientos peruanos.
  2. Queda muy claro cómo García maniobraba y decía unas cosas en público y otras cosas en privado. En realidad, esta política era la misma que seguía Belaúnde y luego Fujimori. La diferencia es que Fujimori sí tenía un plan de lucha contrainsurgente, mientras que ni Belaúnde y García lo tenían. El primero desconfiaba de las fuerzas armadas que le habían dado un golpe década y media antes, y el segundo estaba atrapado entre el populismo para afuera y la aprobación a los militares en privado (a lo que se podría añadir la mega-corrupción, que hemos de pretender que no existió, y las malas políticas económicas).
  3. La historia tiene su punto de quiebre en lo peor del gobierno de García, con Sendero Luminoso multiplicándose por el país y con una severa crisis económica. Entonces García pide ayuda a los americanos que vienen con todo y marcan la gran diferencia (Poniéndose malpensado, uno puede imaginarse que la idea de recibir un flujo de dólares desde EEUU fue música para los oídos de García). No son las supuestas políticas visionarias de Mantilla (a quien apenas menciona el autor) las que impulsan el GEIN. Es la ayuda externa que viene con tecnología, recursos y capital humano la que impulsa a esta unidad operativa. Según los técnicos americanos, antes había "mucha brutalidad, pero poca utilidad" en la acción contra insurgente.
  4. El apoyo americano no fue sólo militar o policial, sino también al más alto nivel del Departamento de Estado. EEUU no "dejaría caer" al Perú, un país que desde 1968, con Velasco, estaba del "lado equivocado" en la guerra fría. Ni Belaúnde ni García inicialmente habían revertido esta situación. Belaúnde había tenido algunos detalles simbólicos de cambio, pero no revirtió ninguna de las bases sentadas por el gobierno militar.
  5. En tal sentido, el cambio de política de García es un hecho histórico, pues marca el cambio de alianzas internacionales del Perú. Expresivamente, 1989 es el año de la caída del muro de Berlín.
  6. Este apoyo americano venía aparejado de un refortalecimiento de Montesinos, "su hombre en el Perú" (aquí o "su hombre en Lima" aquí), en quien confiaban y quien los ayudaría en la guerra a las drogas (Según cuenta Mario Vargas Llosa, el mismo embajador americano le confirmó el apoyo americano a Fujimori, filtrado a la opinión pública a través de un diario aprista).
  7. Con el golpe de Fujimori, EEUU suspende toda colaboración a nivel oficial, pero por lo bajo la colaboración continúa. No hay una gran oposición diplomática de parte de los EEUU al golpe de Fujimori. Lo dejan pasar. Posiblemente, y esto es una especulación, hasta lo hayan animado. Como exponía en La agenda de la próxima dictadura, el golpe no fue ni por la economía ni por una necesidad de combatir mejor a la insurgencia: fue para pasar reformas como la previsional, la laboral, las privatizaciones y otras. Estas reformas se hicieron bajo una dictadura. Difícilmente se hubieran podido pasar con un congreso en funcionamiento, cualquiera que este hubiera sido.
  8. Las fuentes a las que el autor tuvo acceso se centran en el grupo que apoya al GEIN. Habla del grupo Colina como un grupo personal de Montesinos, aparte. Sin embargo, habla muy poco de la adscripción de Montesinos a la CIA, que es una organización compartimentada, con varios grupos funcionando e interactuando sin conocerse ni saberlo. Falta la historia de la CIA en relación a Montesinos.
  9. Es interesante cómo algunos académicos como el prestigioso Abraham Lowenthal se reunieron con Montesinos en 1976, en la visita de este último a la CIA, pero ahora "no se acuerdan".
  10. Montesinos hizo su carrera en base a su relación con la CIA, filtrando información militar peruana confidencial que acabó en manos de nuestro vecino del sur. Si pudo escaparse de ser sancionado durante el gobierno de Morales fue porque hubo más gente involucrada en protegerlo.
  11. Pero claro, Montesinos era el agente, la "principal" era la CIA. Como suele ocurrir en los modelos "principal-agent", hay información imperfecta y los agentes se guían por su propio interés. Montesinos lo hizo en toda la regla, estafando a la CIA en al menos 10 millones de dólares de los contribuyentes americanos. También le sacó dinero a los narcotraficantes a los que se suponía tenía que combatir (Ver "El espía imperfecto" de Sally Bowen y Jane Holligan). Posiblemente ese dinero fue a los sobornos de los vladivideos (ver Y por cinco lucas me compro un diputado, un juez, un fiscal y Con Fujimori no había huelgas).
  12. No fue el único caso en que un agente le sale rana a la principal: Noriega en Panamá, Contreras en Chile, Montesinos en el Perú y muchos otros. Ya se plantean modificar el esquema de delegación de facultades (ver aquí y aquí).
  13. Posiblemente el fracaso en simplemente dar dinero a un agente local sea lo que explique la presencia militar americana directa en el Perú en la actualidad. Dada la experiencia con Montesinos no confían en las contrapartes locales para la guerra contra las drogas. Después de casi veinte años de relación estrecha con el Perú, sienten que pueden y deben hacerlo. Un poco como el refrán que dice "si quieres algo bien hecho, tienes que hacerlo tú mismo".
Hasta ahí por ahora.

____________

* En La CIA le pagó millones a Montesinos el ex-embajador Dean declaró que a sus 81 años no se acuerda de Montesinos (ningún funcionario en los EEUU se acuerda de Montesinos), pero sí cuenta un anécdota sobre Velasco.

``Un día mi jefe de la CIA me llamó y me dijo, 'Sr. Embajador, le tengo malas noticias. Velasco quiere que todo lo que haga el embajador americano fracase'. Si recibes un mensaje así, sientes un gran frío en la espalda". Dean recuerda sus esfuerzos por promover la democracia. ``No le gustaba que ese tipo de brisa refrescara su su congelado sistema''.


Velasco estaba pues muy al tanto de lo que hacía la embajada americana en el Perú. Los tenía bien monitoreados y se oponía a cualquier acción del embajador, quien tenía un jefe de la CIA que lo apretaba. Velasco se la ponía difícil y era un gran dolor de cabeza para el embajador como que hasta ahora lo recuerda. Por supuesto que Velasco, SOA 1945, también estaba bien monitoreado por los americanos...

Nota: Todas las traducciones son mías (SR).

Algunos links:
- Actividades de la CIA en el Perú
- La CVR pide a EEUU documentación sobre Fujimori (pero no dice si también pidió sobre García y Belaúnde).
- Archivos sobre Montesinos desclasificados por EEUU
- Bibliografía sobre inteligencia: Perú.
- Algunos egresados peruanos de la "Escuela de las Américas" (SOA), entre ellos Montesinos, SOA 1965.
- Enlaces sobre Montesinos.




Vladimiro Montesinos fue un parrioquiano de la CIA. "Nuestro hombre en Lima". Formado en la "Escuela de las Américas", en Langley al menos en 1976 y 1991. Soltó a los EEUU información militar peruana que acabó en Chile.

Lobby de la CIA. Imagen tomada de aquí.

Etiquetas: , , , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home